23 de Noviembre de 2020

Acevedo Vilá pide al senador Grassley promover la inversión farmacéutica en Puerto Rico

Por el 17 de Marzo de 2020

(Juan J. Rodríguez/CB)
El exgobernador y candidato a comisionado residente por el Partido Popular Democrático, Aníbal Acevedo Vilá. (Juan J. Rodríguez/CB)

En una carta al presidente de la Comisión de Finanzas del Senado de Estados Unidos, Chuck Grassley, el exgobernador y candidato a comisionado residente por el Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal Acevedo Vilá solicitó que se adopte un nuevo incentivo federal para promover la inversión en Puerto Rico, medida que ayudaría a atender la crisis económica y de seguridad nacional generada por el coronavirus (COVID-19).

La propuesta surge luego de que en los pasados días surgiera en medios estadounidenses una discusión sobre dependencia en Estados Unidos de medicamentos y dispositivos médicos producidos fuera del país, especialmente en China, lo que representaría una amenaza de seguridad en situaciones como la que se enfrenta con el COVID-19.

“Como exgobernador y comisionado residente, y basado en mi experiencia y conversaciones con los sectores locales, estoy seguro de que una solución será aprobar una disminución para las empresas que operan en Puerto Rico bajo el Global Intangible Low Tax Income (GILTI), que se incluyó en la American Jobs Creation Act (AJCA)”, dijo Acevedo Vilá al explicar que para cualificar, las compañías tendrían que asegurar que tienen un comercio o negocio activo en Puerto Rico, y que los ingresos que se beneficiarían del alivio contributivo se limitarán a los ingresos de origen en la isla.

“La justificación de esta propuesta es simple. No hay una jurisdicción de manufactura bajo la bandera de Estados Unidos mejor preparada para aumentar la producción de dispositivos médicos y farmacéuticos que Puerto Rico. No hay jurisdicción que necesite este tipo de oportunidad en Estados Unidos más que Puerto Rico”, expresó en su carta el exmandatario.

“Al encenderse el poderoso motor de la manufactura en Puerto Rico, podemos resolver dos problemas críticos a la vez: podemos proporcionar una fuente segura y confiable de medicamentos y dispositivos médicos críticos bajo la bandera de Estados Unidos; y resolver en gran parte la crisis socioeconómica del país”, agrega la carta.

Acevedo Vilá le dijo al senador que “traer a Puerto Rico líneas de productos desde jurisdicciones en el extranjero pondrá pan en nuestras mesas, pondrá ingresos y crecimiento en nuestro presupuesto y en nuestra economía, y traerá seguridad a los Estados Unidos”.

“No es demasiado tarde para compensar la producción perdida en los últimos 15 años”, acotó el exgobernador, cuya carta surge en respuesta a declaraciones recientes por parte del senador Grassley en las cuales expresó que no hay razones para excluir a Puerto Rico de cualquier legislación de apoyo contributivo que se apruebe para mitigar el impacto que está teniendo la crisis de salud pública por el coronavirus en muchas empresas.

El republicano de Iowa también señaló que “hay un sentimiento real” de que Estados Unidos depende “demasiado de China y debería haber más manufactura en Estados Unidos” no solo en el área farmacéutica, sino en “cualquier cosa que tengas en la cadena de suministros”.

El exgobernador hace incapié en  su carta que la eliminación gradual en diez años de la Sección 936 del Código federal de Rentas Internas terminó en 2006, lo cual dio pie a que comenzara ese mismo año una recesión económica en Puerto Rico y “desde entonces, la economía de la isla ha sufrido una contracción drástica” en el renglón de manufactura, una disminución de empleos similar a la que hubo durante la Gran Depresión y una ola masiva de emigración, en gran medida porque la sección 936 no fue reemplazada por ninguna medida de apoyo para el desarrollo económico y producción de capital, como dijo el Congreso que iba a ocurrir.

“La fuerza laboral de 1.2 millones en Puerto Rico ha perdido más de 100,000 empleos en la manufactura. Es difícil encontrar una economía del tamaño de la de Puerto Rico perdiendo en una década más de 100,000 empleos bien remunerados. Impulsado por la manufacturera, el Producto Nacional Bruto (PNB) de Puerto Rico disminuyó un 15% durante la recesión”, dijo Acevedo en su carta a Grassley.

“No hay ninguna otra jurisdicción de Estados Unidos que haya experimentado una contracción tan prolongada y profunda”, afirmó Acevedo Vilá al sostener que la eliminación de la sección 936 precipitó la crisis fiscal, la quiebra del gobierno y la creación de la ley PROMESA con su junta de supervisión fiscal.

En la misiva, Acevedo Vilá le señala al senador federal que el informe bipartidista del task force congresional creado por la ley PROMESA y presentado en el 2016, señalaba la necesidad de darle a las empresas en Puerto Rico un trato contributivo más competitivo. Sin embargo, en la legislación federal aprobada un año después, el Congreso hizo lo contrario.

“Hoy, el mundo está lidiando con una pandemia diferente a cualquier otra desde que lidiamos con un brote de influenza mortal hace más de un siglo. Puerto Rico, como Iowa, está en gran riesgo. Sé que superaremos esta crisis de salud, pero aún no sabemos cuáles serán los costos en vidas. Como usted y los medios de comunicación han señalado recientemente, la pandemia también ha planteado la necesidad de que Estados Unidos regenere la producción de productos farmacéuticos y dispositivos médicos críticos para nuestra seguridad nacional bajo la bandera de Estados Unidos. Las líneas de suministro críticas se han perdido en jurisdicciones que están fuera del alcance de la Agencia Federal de Aduana, la supervisión de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas inglés), las leyes ambientales y laborales. Puerto Rico se encuentra dentro de la zona de aduanas de Estados Unidos y opera bajo las leyes laborales y ambientales de la FDA y de Estados Unidos. Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses. Tenemos plantas inactivas y una fuerza laboral bien entrenada y talentosa esperando para llenar este vacío. Una solución muy eficiente y rentable para solucionar ese problema de seguridad nacional sería proporcionar un diferencial competitivo para Puerto Rico frente a las jurisdicciones extranjeras de manufactura”, le dijo Acevedo Vilá a Grassley.

image_print

You must be logged in to post a comment Login