17 de Julio de 2019

Acto de equilibrio poner a crecer la economía

Por el 24 de Marzo de 2017

Un acto de equilibrio. Eso es lo que necesitaría Puerto Rico para lograr algún grado de crecimiento económico en los próximos años, mientras se implementan fuertes medidas de austeridad bajo el plan recién certificado por la junta de control fiscal.

De un lado de la balanza estará el sector privado, el cual el gobierno dio la encomienda de crear los cientos de miles de empleos que se pronostican, invertir significativamente en la economía local y eliminar finalmente, en un periodo de cinco años, el signo de negativo que impera en las proyecciones de crecimiento económico de Puerto Rico.

“Todo está enmarcado en el rol del gobierno como facilitador; la empresa privada es la que tiene que crear los empleos y liderar la recuperación económica”, puntualizó el ingeniero Manuel Laboy, secretario de Desarrollo Económico y Comercio, en entrevista con CB en Español.

Del otro lado, la administración de Ricardo Rosselló apuesta a la liberalización de las leyes y políticas públicas que aplican al sector privado, de modo que se haga más fácil hacer negocios en la isla. También a poner en manos del sector privado la promoción de la isla como destino de inversión y turismo. ¿Hacia dónde se quiere dirigir a Puerto Rico económicamente? Innovación, tecnología y exportación, sostuvo el titular del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

142A8710

El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy. (Juan J. Rodríguez/CB)

Laboy detalló varias de las aspiraciones de la administración: mejorar el salario mínimo; diversificar la economía; aumentar la productividad y competitividad de Puerto Rico; hacer crecer al negocio local; promocionar más a la isla y sus activos; ser más efectivos en los incentivos que se otorgan; y renovar la infraestructura y servicios a través de alianzas público privadas (APP).

De lograr estas metas, dependerá que la caída del producto nacional bruto se detenga en negativo 2.8% para el 2018; y de ahí en adelante comience una tendencia de crecimiento hasta llegar a terreno positivo en el 2022, según los planes de la administración Rosselló y la junta.

Sobre el aumento al salario mínimo en Puerto Rico, Laboy reconoció que “nadie puede vivir con salario mínimo”, pero en el contexto actual, admitió que se evalúa el “impacto de esa aspiración” sobre la economía y el sector privado. Mientras, explicó que en Puerto Rico el 30% de los empleos son de salario mínimo, en comparación a los Estados Unidos que ronda un 5%.

“Tenemos un reto, que es parte de la estrategia de desarrollo económico, de cómo mover a la población para que tengan empleos que paguen más […] Eso se logra con educación, es importante la reforma educativa y la Universidad de Puerto Rico (UPR)”, enfatizó Laboy sobre la institución que tendrá que realizar unos $450 millones en ajustes presupuestarios en o antes del verano del 2021.

“Debemos mover nuestra economía hacia empleos mejor remunerados. En lo que esto sucede, el gobernador tiene esta aspiración, y estamos alineados con su política pública. Pero estamos en el proceso de hacer esa evaluación del impacto, porque lo tiene”, sostuvo el titular del DDEC.

Enmiendas rápidas a las leyes 20, 22 y 73

“La visión de la pasada administración era que los incentivos de las Leyes 20 y 22 eran la estrategia de desarrollo económico. Todo giraba alrededor de esto. Pusieron todos los huevos en esa canasta”, dijo el funcionario sobre las leyes que proveen incentivos a la exportación de servicios y la relocalización a Puerto Rico de inversionistas.

Laboy adelantó que antes de poder presentar un nuevo Código de Incentivos, se estará aprobando un paquete de enmiendas a las Leyes 20, 22 y 73. El código debe presentarse para finales de este año. Los cambios irán dirigidos a incentivar la creación de empleos y el crecimiento de empresas en innovación, tecnología y exportación.

En el caso de la Ley 20, se eliminaría el requisito de la creación de empleos. “Queremos que hayan ingenieros, abogados, contables, profesionales de la salud, médicos […] que todo tipo de persona tenga una oportunidad de exportar, sin importar que sea una sola persona”, explicó Laboy. La eliminación de este requisito no estaría disponible para aquellos que se benefician de decretos bajo ambas leyes. También quedaría atrá el requisito de informes anuales para los Ley 20, según el proyecto del Senado 368.

Sobre la Ley 73, recordó el proyecto de la Cámara 684, presentado por la administración el 27 de enero, y el cual dijo que debe aprobarse “bastante rápido” y sin mayores cambios. Sin embargo, al cierre de esta edición la medida, que busca habilitar el acceso al crédito de investigación y desarrollo (R&D) a aquellas pequeñas y medianas empresas (pymes) que reciban fondos federales, no ha sido movida en ninguno de los dos cuerpos legislativos.

“La enmienda propone que si utilizas fondos federales, sí te aplique también ese crédito. Eso será tremendo para las locales y para traer ‘startups’ desde Estados Unidos y otros lugares a Puerto Rico”, sostuvo el funcionario.

También indicó que reservarán parte del Fondo de Desarrollo Económico para el uso exclusivo de pymes de innovación y tecnología. “Las pymes están en desventaja. El fondo no es ilimitado. Los grandes llaman más la atención […] Queremos reservar un por ciento del ese dinero para ellas (las pymes), pero queremos a cambio [que hagan] actividades de innovación, tecnología y exportar”, puntualizó Laboy.

Apuesta a las APP

Para el titular del DDEC, las concesiones de activos o servicios al sector privado son fundamentales para atraer la inversión de capital “necesaria”, particularmente para proyectos de infraestructura.

Después de todo, el plan fiscal proyecta al menos $5,000 millones en inversión privada, junto a la creación de 100,000 empleos como resultado, durante los próximos 10 años. Llama la atención que los proyectos de energía son los que se estima constituyan casi la mitad de la inversión esperada.

¿Existe el interés y el capital disponible para lograr estos niveles de inversión? “La contestación es que sí. Llevamos trabajando este tema por más de un año, en algunos casos hasta 2 años, antes de las elecciones”, aseguró Laboy, quien añadió que “no es construir por construir”.

“Es construcción inteligente y planificada en las áreas de infraestructura que Puerto Rico necesita mejorar. Proyectos de energía, agua, desperdicios sólidos, fibra óptica, carreteras, puertos marítimos, etcétera”, sentenció el funcionario.

Explicó que se transfiere un servicio o activo de un sector no productivo a uno que sí lo es, mientras que se inyecta dinero a la economía de parte del sector privado y en algunos casos el gobierno federal. Esto ayudará también a la industria de la construcción y a mantener ingenieros y otros profesionales residiendo y trabajando en Puerto Rico.

image_print

You must be logged in to post a comment Login