18 de Junio de 2019

AEE llega a acuerdo con el 51% de sus acreedores

Por el 3 de Mayo de 2019

La Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico , la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), lograron un acuerdo para la reestructuración de la deuda de la corporación pública que implicará un aumento en la factura de los clientes de 4.5 centavos por kilovatio hora.

El anuncio fue hecho por Christian Sobrino, director de Afaaf y José Ortiz, director ejecutivo de la AEE en una mesa redonda con periodistas.

De acuerdo a Sobrino el acuerdo se firmó con los tenedores de bonos con garantía asegurada “Assured Guaranty”, que posee el 11% de todos los bonos de la AEE y con el grupo de bonistas Ad Hoc dueños del 51% de los bonos no garantizados y el 40% de todos los bonos de la corporación.

Fuera del acuerdo quedaron Syncora y National Public Finance, dos monoliner que buscan poner a la AEE bajo la supervisión de un síndico. Tampoco firmaron los prestamistas de líneas de crédito para la compra de combustible.

“Se espera que el resto de los tenedores de bonos se unan al acuerdo”, dijo Sobrino y señaló que cuando el Banco de Gubernamental de Fomento logró su acuerdo, solo tenía el 40% de los acreedores y dos semanas más tarde, tenía el 60%.

En virtud del acuerdo, los tenedores de bonos intercambiarán sus bonos de ingresos de energía existentes por dos tipos de titulización. Los bonos de la Serie A tendrán alrededor del 67.5% del valor de los bonos existentes, mientras que los bonos de la Serie B serán los bonos de crecimiento que estarán vinculados a la recuperación económica de Puerto Rico y al reembolso de los bonos de la Serie A.

“Es posible que los bonos de la Serie B no reciban ningún reembolso si la demanda de electricidad es inferior a la proyectada en el plan fiscal, pero podrían pagarse en su totalidad si la (demanda de) electricidad es mayor de lo proyectado”, añadió Sobrino.

“La transformación total de nuestro sistema energético es uno de los pilares de la política pública de nuestra Administración. Ya hemos comenzado la privatización de la AEE mediante el proceso de alianzas público privadas. Logramos la aprobación bipartita de un nuevo marco regulatorio y el fortalecimiento del Negociado de Energía. Ahora con este acuerdo damos un monumental paso al proveer para la reestructuración de las deudas y obligaciones de la AEE y salir finalmente de la quiebra,” dijo el gobernador Rosselló, en un comunicado de prensa.

“Como hemos expresado en el pasado, la reestructuración de las deuda de la AEE es crítica para completar nuestra visión de un sector energético centrado en el cliente que promueva la inversión y el desarrollo económico en la Isla”, añadió el primer mandatario.

Los términos del acuerdo también establecen que el reembolso de los bonos estará respaldado por un cargo fijo de transición de 4.5 centavos por kilovatio/hora que no variará con la fluctuación de las ventas de la AEE.

“Con la ejecución de este acuerdo, Puerto Rico envía un mensaje poderoso a los mercados de que nuestra Isla está tomando los pasos necesarios para reestructurar nuestra deuda pública. Además, le demostramos a Washington y a las posibles contrapartes del proceso de privatización de que tenemos una ruta para que la AEE salga de la quiebra y dejemos atrás el lastre económico de la quiebra,” indicó Sobrino, quien también es representante del gobernador ante la Junta de Supervisión.

AAFAF estima que, durante los próximos diez años, el Acuerdo reducirá el servicio de la deuda en aproximadamente $3 mil millones y más de 40% con relación a los términos del acuerdo de reestructuración negociado por la pasada administración en el 2016.

Esta reducción en el costo de servicio de la deuda representa un alivio de aproximadamente $100 anuales, durante los próximos diez años, en la cantidad que el cliente promedio tendría que pagar en su factura para cubrir el costo de la deuda de AEE.

El nuevo cargo bajo el acuerdo comienza en julio en aproximadamente 1 centavo por kilovatio / hora antes de cerrar la transacción, incrementando a aproximadamente 2.768 centavos kilovatio / hora luego de cerrar la transacción, pero continuará aumentando paulatinamente hasta alcanzar 4.552 centavos por kilovatio / hora durante la vigencia de aproximadamente 40 años de los bonos.

Ortiz indicó que esperan reducir el costo de la energía por 5 centavos kWh para compensar por el cargo y que sea transparente para los clientes. El costo actual de la energía se paga a 22 centavos kWh.

Sin el acuerdo, los puertorriqueños estarían pagando $ 7 mil millones en deuda por los próximos 10 años.

La AEE tiene alrededor de $ 8.3 mil millones en deuda de bonos de capital sobresaliente. Aproximadamente el 2,25% de la deuda principal está garantizada y el resto no está garantizado. A los titulares de bonos no se les ha pagado desde 2017.

La AEE también tiene $ 3 mil millones en obligaciones de pensiones con fondos insuficientes y $ 700 millones en líneas de crédito con prestamistas de combustible. También cuenta con $ 52 millones en “interest rate swaps”.

“Solo nos centramos en los bonos y no tenemos en cuenta que existen numerosas obligaciones y que, para salir de la quiebra, tenemos que lidiar con todas ellas”, admitió Sobrino sobre los otros compromisos económicos de la corporación no contemplados en el RSA.

El proceso para reestructurar la deuda de la AEE comenzó en 2015. En un principio se alcanzó un acuerdo que redujo la deuda en un 15%, pero fue rechazado por la Junta de Supervisión en 2017, lo que llevó a la empresa a declararse en bancarrota ese año. Un segundo acuerdo preliminar de apoyo a la reestructuración se consiguió el verano pasado. “La reestructuración tiene mucha historia”, dijo Sobrino.

En estos momentos la corporación pública está en proceso de privatización. Hay cuatro compañías que compiten por obtener una concesión para operar el sistema de transmisión y distribución. “El acuerdo es un importante paso adelante para sacar a la AEE de la corte de quiebra”, dijo Ortiz.

El acuerdo no contempla que los tenedores de bonos proporcionen fondos para obras de capital como el acuerdo de 2016. Sin embargo, Ortiz dijo que no prevé volver a los mercados durante mucho tiempo. Dijo que espera poder hacer todas las reparaciones de la empresa de servicios públicos a través de fondos federales para desastres.

“Con la ejecución de este acuerdo, Puerto Rico envía un mensaje poderoso a los mercados de que nuestra Isla está tomando los pasos necesarios para reestructurar nuestra deuda pública. Además, le demostramos a Washington y a las posibles contrapartes del proceso de privatización de que tenemos una ruta para que la AEE salga de la quiebra y dejemos atrás el lastre económico de la quiebra,” indicó Sobrino.

“La AEE ha acelerado el paso hacia mayor diversificación de sus fuentes de energía y la implementación de profundas mejoras operacionales. Hemos tomado los pasos necesarios para que el nuevo cargo de transición sea compensado con ahorros significativos de estas mejoras y diversificación. Así viabilizamos la política pública de que los consumidores cuenten con tarifas razonables y económicas. La AEE también está avanzando, con la ayuda de AAFAF y la Autoridad de Alianzas Público-Privadas, importantes esfuerzos de privatización que modernizarán y fortalecerán la red eléctrica de la isla”, dijo Ortiz.

Además explicó que estás mejoras e iniciativas incluyen la conversión de las unidades generatrices de San Juan 5 y 6 a gas natural para finales del verano de 2019, la renegociación del acuerdo con Ecoeléctrica, y el desarrollo de proyectos de energía renovable, entre otros.

Los términos del Acuerdo requieren la aprobación de legislación en la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estarán sujetos a la aprobación del Tribunal Federal en el procedimiento judicial de la AEE bajo el Título III bajo la Ley PROMESA.

image_print

You must be logged in to post a comment Login