16 de Septiembre de 2021

Afirman expansión temporera del crédito federal por hijos tiene potencial para reducir la pobreza infantil

Por el 10 de Febrero de 2021

(Thomas Breher/Pixabay)
(Thomas Breher/Pixabay)

El Instituto del Desarrollo de la Juventud (IDJ) se mostró optimista ante la discusión del crédito federal por hijos o “Child Tax Credit” (CTC) presentado ayer en el Congreso, como parte del paquete de alivio por COVID-19, el cual incluye a Puerto Rico.

El crédito federal por hijos o “Child Tax Credit” es una de las políticas públicas que el Instituto del Desarrollo de la Juventud ha estado apoyando desde hace algunos años. Según nuestros estimados, este crédito podría reducir la pobreza infantil en al menos unos 4 por ciento. Además, la naturaleza de estos créditos es que aumentan la participación laboral ya que le ofrecerles un alivio a muchas familias trabajadoras.

La medida presentada ante el Congreso Federal, incluye este crédito para Puerto Rico y además permite que las familias con niños puedan beneficiarse de la expansión del mismo de manera autorizada para el año natural 2021. Este proyecto de ley establece que las familias que trabajen durante el 2021 puedan recibir hasta $3,600 por cada niño menor de seis años y $3 mil por los niños dependientes que tengan entre las edades de 6 y 18 años.

Este crédito, se enfoca en proveer un alivio a las familias que tengan bajos ingresos, ya que los pagos se reducen gradualmente para los individuos que ganan más de $75 mil o parejas que ganan más de $150 mil según reportado en sus planillas, a razón de $50 dólares por cada $1,000 dólares adicionales. Estos límites son bastante generosos para el contexto económico de Puerto Rico, puesto que la mediana de ingresos de las familias con niños en la Isla fluctúa alrededor de $19,097 anualmente.

Conforme destacó la Dra. Anayra Túa López, directora ejecutiva del IDJ, si esta medida se aprueba y es convertida en ley, al gobierno estatal debería enfocarse de forma prioritaria en el desarrollo de campañas educativas y de orientación sobre este beneficio, con el objetivo de motivar a las familias con niños a trabajar para poder acceder a este beneficio. De acuerdo con el Índice de Bienestar de la Niñez y Juventud de Puerto Rico, estudio realizado por el IDJ, se estima que, en Puerto Rico, cerca del 45% de las familias con niños menores de 18 años tienen al menos a un padre o madre sin trabajo. De igual forma, el contexto de la pandemia durante el 2020 empujó a muchas familias hacia el desempleo. Para que estos créditos tengan un mayor impacto en Puerto Rico, se debe enfocar una agenda que cree empleos y remueva barreras como el cuido para que más familias puedan beneficiarse de estos programas.

“Reconocemos que la extensión del CTC a Puerto Rico no es la única medida necesaria para levantar al 50% de los niños en pobreza, aún cuando su vigencia pueda extenderse a 10 años; pero de acuerdo con nuestros estudios, representa un componente importante que incentiva el empleo y tiene un alto potencial de mejorar la calidad de vida de los niños” indicó la Dra. Túa López.

El Instituto del Desarrollo de la Juventud, preparó un plan de 100 días con este enfoque. Este plan detalla acciones que el gobernador, Hon. Pedro Pierluisi puede llevar a cabo para encaminar una estrategia de movilidad económica que permita reducir la pobreza infantil en Puerto Rico. Las crisis por desastres naturales que los puertorriqueños han tenido que enfrentar durante los pasados años hoy se convierten en una oportunidad. Con una estrategia clara, reducir la pobreza infantil en Puerto Rico ya no es solo un discurso académico, es una realidad.

image_print

You must be logged in to post a comment Login