Alcaldes firman acuerdo para comenzar la reconstrucción permanente de viviendas

El alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla junto al gobernador Ricardo Rosselló y la comisionada residente Jenniffer González durante la firma del acuerdo.

Por Agustín Criollo y Yanira Hernández Cabiya

Unos 48 alcaldes firmaron un acuerdo con el Departamento de la Vivienda para comenzar el programa permanente de reconstrucción, reparación y relocalización de hogares subvencionado con fondos federales del programa CDBG-DR aprobados en febrero del 2018, como parte de las ayudas otorgadas tras del paso de los huracanes Irma y María.

En una actividad realizada en el antiguo Casino de Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló, el secretario del Departamento de Vivienda (DV), Fernando Gil y el director de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia, Omar Marrero, hicieron el anuncio que implica el desembolso de $1,500 millones, cifra que dijeron es histórica por ser la más grande asignación de fondos del programa de subsidio para desarrollo comunitario (CDBG, por sus siglas en inglés) jamás desembolsado a una jurisdicción.

“Es el primer proyecto grande de la primera partida de $1.5 billones. De esos, $775 millones irán dirigidos a este programa de relocalización, reparación o reconstrucción de hogares. En este cualifican ciudadanos que han tenido daños, tienen ingresos pocos o moderados y van a querer algún mecanismo para mejorar su propiedad”, explicó el gobernador.

Los beneficiados del programa podrán recibir hasta $60,000 la reparación de una vivienda; o hasta $150,000 para su reconstrucción o relocalización.

“Vamos a trabajar esto con los alcaldes para que sean los que informen e inspeccionen”, dijo el mandatario.

Rosselló fue enfático al indicar que estos recursos deber dirigirse prioritariamente a los ciudadanos que aún poseen toldos azules en sus hogares, adultos mayores y personas que sufren discapacidades, pero explicó que una vez estos sectores sean atendidos, todo ciudadano puede solicitar.

“Si usted fue rechazado por FEMA, no le inhibe solicitar estos fondos. Incluso, si usted cualificó y FEMA lo ayudó, usted también puede solicitar”, afirmó el gobernador a la vez que anunció que dentro del programa se atenderán personas que no poseen títulos de propiedad.  

Precisamente, los fondos CDBG-DR son para atender las necesidades de aquellos damnificados que no pudieron ser atendidas por FEMA o aunque recibieron ayuda, esta no fue suficiente para una mejora permanente. Para las ayudas de reparaciones de emergencia, el gobierno federal otorgó otros $1.5 millones que fueron distribuidos mediante el programa que se llamó “Tu hogar renace”.

El secretario de la Vivienda, detalló que el dinero que se desembolse para las reparaciones o reconstrucción no se otorgará a las familias necesitadas, sino que se les asignará una compañía para que esta realice las labores necesarias y el gobierno les pagará directamente según el contrato que se firme.

El funcionario dijo que unas 30 compañías solicitaron ser parte del programa pero aun se encuentran en el proceso de selección. Añadió que la selección y otorgación de contratos se otorgará dando prioridad a aquellas empresas que tengan la fianza de $25 millones que exige el gobierno federal. Las empresas que puedan disponer de fianzas menores a las $25 millones, será consideradas para proyectos menores.

Se estima que mediante este programa se atiendan 15 mil residencias afectadas por el huracán. Tras los huracanes Irma y María unas 345,333 familias solicitaron ayuda a FEMA

Durante la actividad, la comisionada residente, Jenniffer González se mostró complacida con el desembolso de fondos.

“Hoy es uno de esos días que muchos esperábamos ver. Una cosa es lograr el proceso de aprobación de los fondos, que fue una montaña rusa, literalmente, y otra es ver que lleguen a las personas. Estos fondos van dirigidos a la recuperación y reconstrucción, para oportunidades de desarrollo económico, para la construcción y reconstrucción de estructuras como carreteras y puentes y ya vemos estas construcciones en coordinación con agencias federales. Puerto Rico se levanta”, dijo González.

En septiembre de 2018, Ben Carson, secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, por sus siglas en inglés) firmó un acuerdo con el gobierno de Puerto Rico para el uso de los $1,500 millones con la condición de que se preparara el plan para su uso.

Según habían estipulado las autoridades federales, la repartición de los fondos estaba condicionada a que el gobierno presentara un plan para el uso de estos y uno por cada municipio que desee cualificar.