14 de Agosto de 2022

Alertan sobre productos ilegales de cannabis medicinal

Por el 30 de Agosto de 2019

El presidente de la Asociación de Miembros de la Industria de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, José Aleczer Rivera. (Suministrada)
El presidente de la Asociación de Miembros de la Industria de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, José Aleczer Rivera. (Suministrada)

La Asociación de los Miembros de la Industria de Cannabis Medicinal de Puerto Rico (MICaM), a través de su presidente, José Aleczer Rivera, indicó preocupación por el incremento en el mercado ilegal de aceites, presuntamente confeccionados a base de cannabis medicinal en la isla.

Según explicó el también abogado, el uso indiscriminado de estos productos no certificados podría causar serias consecuencias en la salud de los pacientes que buscan tratar sus condiciones con este método alternativo.

“En los Estados Unidos y Puerto Rico, con el incremento de los establecimientos autorizados de cannabis medicinal, ha surgido una modalidad auspiciada por un grupo de personas inescrupulosas que crean productos caseros de extracciones a base de cannabis y se los venden a los pacientes en la calle como si fuera un producto médico legítimo”, explicó Rivera.

“Esto incluye algunos productos del famoso CBD que se consiguen fuera de un dispensario y sin recomendación médica. Como consecuencia, el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, ha reportado sobre 193 casos de pacientes con potenciales daños severos en los pulmones como resultado de la utilización de cartuchos de aceite a base de cannabis que no cumplen con los controles de calidad que establecen los estados para salvaguardar la salud de los pacientes”, añadió.

Rivera explicó además que muchos de estos aceites que se consiguen en la calle o en establecimientos no autorizados, son copias de marcas reconocidas en Estados Unidos y los venden como productos legítimos. 

Según dijo, los precios pueden variar entre los $25 y $75 por medio gramo de aceite. Estos aceites, al no pasar por las pruebas de laboratorio locales que exigen las agencias concernidas, representan un potencial peligro para la salud de quienes los consuman.

Algunos de los síntomas que manifiestan los pacientes son, dolor y dificultad respiratoria, pérdida de peso repentina, dolor de cabeza constante que no se alivia y tos, entre otros.

“La única forma de garantizar que el producto que el paciente está utilizando es seguro para su salud, es comprándolo en cualquiera de los sobre 90 dispensarios autorizados en la isla. Cada uno de los productos que se venden en un dispensario de cannabis medicinal autorizado han sido probados en laboratorios locales para determinar la presencia de hongos, metales pesados, bacterias, solventes y  herbicidas entre otras cosas; lo barato les puede costar hasta la vida, sin hablar de la libertad”, añadió.

No obstante, Rivera se mostró esperanzado en que, a base de los conocimientos obtenidos por parte de los pacientes de cannabis medicinal en Puerto Rico, poco a poco esta población ya conoce la diferencia de productos no certificados e ilegales y productos verdaderamente medicinales, que, según dijo, el crecimiento en la cantidad de pacientes que se han certificado así lo demuestra. 

Al presente se han registrado sobre 100,000 pacientes en el programa de cannabis medicinal que comenzó en el 2016.

“El testimonio de los pacientes y el continuo y marcado crecimiento de la Industria son el mejor ejemplo de que esta medicinal natural realmente funciona”, concluyó el licenciado Rivera.

image_print

You must be logged in to post a comment Login