1 de Abril de 2020

[ANÁLISIS] A paso lento el alza en el salario mínimo

Por el 17 de Agosto de 2017

El alza en el salario mínimo de los empleados y contratistas del gobierno a $8.25 por hora debió entrar en vigor en el mes de julio según prometió el gobernador Ricardo Rosselló Nevares en su primer mensaje de Estado y Situación el 28 de febrero.

Sin embargo, es poco lo que se sabe al respecto, pues la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) aún desconoce a cuántas personas benefició o cuál fue el impacto fiscal que tuvo esta medida, que se implementó mediante la Orden Ejecutiva 2017-026.

Aunque la promesa es elevar el salario mínimo en el sector público a $10 por hora, el titular del DTRH afirmó que aún no se han establecido las reglas para el aumento escalonado. (iStock)

“Al momento continúa el análisis por agencia. La OGP trabaja en el proceso de recopilar la información del impacto fiscal de la OE 2017-026 que emitió el gobernador relacionada al alza en el salario mínimo. Una vez se tengan los detalles, se harán públicos”, expresó por escrito el director de la OGP, José Marrero, sin entrar en cifras.

En marzo, Marrero dijo a CB en Español que la OGP identificó “1,526 casos de empleados devengando salarios mensuales por debajo de $1,178, monto que equivale al ingreso mensual de un empleado gubernamental a tiempo completo [base de 37.5 horas semanales] laborando al salario mínimo federal actual [$7.25 por hora]”.

Pero la cifra de cuántos se beneficiaron es difícil de determinar pues el alza también aplica a todos los trabajadores en el sector público que devenguen menos de $8.25, es decir, “si ganabas $7.30, te aplica, si ganabas $8.24, también”, explicó a este medio el secretario del Departamento del Trabajo (DTRH), Carlos Saavedra.

Saavedra indicó que en junio se emitió una carta circular desde OGP solicitándoles a las agencias que informaran la cantidad de empleados que tenían por debajo de $8.25 la hora para realizar la evaluación. En el caso del DTRH, se identificaron a 58 trabajadores por debajo de esa cantidad, dijo Saavedra, quien refirió la pregunta sobre el total de beneficiados a la OGP.

Aunque la promesa es elevar el salario mínimo en el sector público a $10 por hora, el titular del DTRH afirmó que aún no se han establecido las reglas para el aumento escalonado, ya que no será hasta abril del año entrante, 90 días antes de que concluya el año fiscal, que el comité interagencial creado para esos propósitos emitirá su primer informe.

Coalición del Sector Privado pide a junta detener aumentos en patentes y salario mínimo

Contratistas del Gobierno

De otro lado, tampoco se conoce si la Administración de Servicios Generales (ASG) emitió las guías que deben seguir los licitadores del Gobierno para implementar un alza al salario mínimo en los proyectos de construcción en el sector público, asunto que también solicitaba la OE 2017-026. Sobre el particular, Saavedra indicó que le correspondía a la ASG emitir la certificación correspondiente, pero no tenía  información adicional.

Solamente se sabe que el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) sí está incluyendo desde julio una cláusula para esos propósitos en los proyectos de construcción para los que emitirá subastas, dijo a CB en Español el presidente de la Asociación de Contratistas Generales (ACG), Francisco Díaz Massó.

“No ha salido mucha obra donde podamos ver [la aplicación del alza en el salario mínimo], pero al momento lo poco que hemos visto es que ha sido [aplicado de manera] prospectiva, que era nuestra reclamación”, agregó Díaz Massó. Un alza prospectiva implica que el aumento es incluido como parte del costo que paga el Gobierno por los servicios de las empresas que contrata, por lo que para el privado no tiene mayor impacto fiscal.

Tanto la ACG como el presidente de la Asociación de Constructores (ACPR), Ricardo Álvarez, coincidieron en que, aunque es positivo proponer un alza, debe tomarse en cuenta la situación del sector antes de implementarlo, pues crea un efecto dominó en el resto de los salarios que estaban cerca de $8.25 y el sector de la construcción ha sido duramente afectado por la crisis.

“La manera de implementarlo no está clara. Como asociación, hemos estado haciendo un esfuerzo grande para que nos aclaren las dudas. La disponibilidad del equipo del gobernador ha sido excelente, pero la realidad es que ellos mismos están en el proceso de buscarnos esas contestaciones”, dijo Álvarez, quien especuló que el efecto del alza en el sector de la construcción podría sentirse en el primer trimestre de 2018.

Gobernador firmará orden ejecutiva para elevar salario mínimo a $8.25

 

¿Qué pasará con el sector privado?

El alza en el salario mínimo en el sector privado también fue una promesa del primer ejecutivo, razón por la cual firmó la OE 2017-027 para crear un comité multisectorial que analice cómo podría implementarse.

Saavedra, quien también dirige los trabajos de este comité, indicó que en noviembre emitirán el estudio que realiza la Junta de Planificación sobre cómo podría subirse el salario mínimo y qué impactos tendría en la economía.

Se estudian cuatro escenarios: cuántas personas perderían sus empleos o saldrían del margen de la pobreza si se diera el alza; cuál sería el impacto económico de un aumento inmediato o escalonado; cómo sería el impacto si el alza fuera por sectores; y cómo podría aplicarse de acuerdo a un índice particular. En el último caso, podría ser atando el alza al índice de precios del consumidor o el de actividad económica, etcétera.

Aunque debía entregarse en agosto, el gobernador dio 120 días adicionales al comité para que realizara un estudio más amplio. De hecho, mañana, viernes, el comité tendrá una reunión para discutir la realización de vistas públicas sobre el alza en el salario mínimo alrededor de la isla, antes de que se recomiende ponerlo o no en vigor.

Contratistas piden al gobierno enmendar orden ejecutiva para aumentar salario mínimo

image_print

You must be logged in to post a comment Login