17 de Enero de 2021

Anticipan severo impacto en la economía

Por el 3 de Diciembre de 2020

Gobernadora anuncia nuevas medidas para evitar contagios del COVID-19. (Suministrada)

La nueva orden ejecutiva anunciada este jueves por la gobernadora Wanda Vázquez Garced profundizará la crisis económica que sufren los comercios locales debido a la pandemia y podría provocar nuevos cierres y perdida de empleos, afirmó Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal.

“Entedemos que estamos pagando justos por pecadores”, dijo Báez al señalar que los comercios al detal han invertido decenas de miles de dólares para establecer protocolos de seguridad para sus clientes y empleados.

“Hemos sido cumplidores”, insistió.

Báez dijo que con la reducción de horas de apertura al establecerse el toque de queda a las 9 de la noche, más el cierre de negocios los domingos, se provocará un efecto embudo que dará al traste con lo que se busca lograr.

De hecho, desde que se anunció posibles restricciones mayores en la orden ejecutiva se ha visto un aumento en el número de personas en los comercios.

Báez indicó que el cierre los domingo significa $150 millones en nómina que no se pagará, afectando así los ingresos de esos trabajadores en plena Navidad. Anticipó que también podrían provocarse cierre de negocios.

Las ventas del comercio al detal en Puerto Rico se ha reducido en un 15% en comparación con el año pasado y se han perdido uno 15 mil empleos en este sector.

Báez indicó que buscarán que la orden se evalúe en dos semanas para aquilatar su efectividad o que el gobernador electo Pedro Pierluisi la revise cuando asuma el gobierno en enero próximo.

La nueva orden que estará vigente desde 7 de diciembre de 2020 hasta el 7 de enero de 2021 dispone que el toque de queda comience a las 9 de la noche en lugar de las 10 y una orden de permanecer en casa y prohibición al expendio y consumo de bebidas alcoholicas los sábados y domingos.

“Los domingos, todo ciudadano deberá permanecer en su lugar de residencia o alojamiento durante las 24 horas del día, salvo para acudir a los comercios y servicios autorizados por la orden”, dijo la gobernadora.

Los comercios autorizados son supermercados, farmacias y ferreterías. Las mega-tiendas que tengan supermercados no podrán vender artículos que no sean comida o productos de farmacia.

“La data recopilada de casos registrados ha demostrado un repunte con más de mil fallecimientos y más de 50,000 contagios. Tenemos que tomar las precauciones y las medidas de protección para evitar contagiarnos, y como gobierno establecemos las restricciones, pero es la responsabilidad ciudadana la que va a lograr evitar la propagación del virus. Estamos en una etapa de riesgo con la época navideña, pero como he dicho anteriormente, estas Navidades serán distintas. Pero mejor es evitar las reuniones presenciales familiares a que ésta sea la última Navidad que puedan disfrutar juntos”, destacó la primera ejecutiva.

La nueva orden prohíbe el consumo, venta o expendio de bebidas alcohólicas desde las 5:00 a.m. del sábado hasta las 5:00 a.m. del lunes. Los comercios autorizados podrán operar hasta las 8:30 p.m. de lunes a sábado. Los domingos sólo permanecerán abiertas gasolineras, farmacias, supermercados, ferreterías, restaurantes sólo mediante “delivery” o “carry-out”. Se permitirá el sistema de entrega o “delivery” para supermercados y restaurantes de lunes a domingo hasta las 11:00 p.m.

Los domingos continuarán ofreciéndose los servicios religiosos, con las mismas restricciones y capacidad de 30%.

Se mantiene el máximo de ocupación en todos los comercios autorizados del 30%. Las áreas comunes permanecerán cerradas, excepto las piscinas de los hoteles, que se permiten a un 30% de capacidad, bajo supervisión de personal del hotel. Los gimnasios de complejos de vivienda podrán permanecer abiertos, siempre y cuando haya personal supervisando.

Se reinstala la prohibición de las visitas a los complejos correccionales y se mantiene la prohibición de visitas en los centros de cuido de envejecientes. Los centros de cuido de niños podrán seguir operando con las mismas restricciones vigentes.

Continúan cerradas las discotecas, barras y cafetines. Los casinos, cines y gimnasios podrán seguir operando como al presente, con capacidad máxima de 30%.

A solicitud de los alcaldes y las alcaldesas, y cónsono con los poderes delegados en la Ley Núm. 107-2020, conocida como “Código Municipal de Puerto Rico”, estos podrán reforzar sus planes de fiscalización en sus jurisdicciones para procurar el cumplimiento con esta orden ejecutiva. Para esto, podrán establecer cualesquiera acuerdos colaborativos con las agencias concernientes a los fines de ajustar dichos planes de vigilancia, conforme al nivel de contagios en sus municipios. Serán responsables de tomar las medidas necesarias para asegurar el fiel cumplimiento con las medidas cautelares establecidas en esta orden, entiéndase distanciamiento físico en los comercios autorizados y el uso obligatorio de mascarilla.

Los gobiernos municipales tendrán la discreción para establecer cualesquiera acuerdos colaborativos con las agencias concernidas para fiscalizar aquellos comercios que hayan solicitado algún cambio en el permiso de uso previo a la vigencia de esta orden ejecutiva.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía a cumplir con estas disposiciones, utilizar la mascarilla todo el tiempo y mantener distancia de otras personas. Evitar las aglomeraciones y las filas. Como hemos dicho antes, de nada vale que establezcamos estas restricciones si las personas no toman las medidas preventivas individuales y a nivel familiar”, agregó la gobernadora.

image_print

You must be logged in to post a comment Login