Arbitrio sobre mercancía atenta contra la seguridad alimentaria en la Isla

La Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) y la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), coincidieron en que el gravamen que el gobierno le impone a la mercancía almacenada no solo no hace sentido desde el punto de vista comercial, sino que pone en riesgo la seguridad alimentaria del país al no fomentar que las empresas mantengan un inventario saludable en una Isla que depende en más de un 80% de la importación de mercancía.

Así lo aseguraron esta semana Manuel Reyes, director ejecutivo de MIDA, y Rodrigo Masses, presidente de la AIPR, durante una rueda de prensa donde se ofreció un informe sobre el estado de situación de la industria luego del paso del huracán Irma por las costa norte y este de Puerto Rico.

El director ejecutivo de MIDA, Manuel Reyes (centro) expresó: "Puerto Rico quisiera tener más inventario, de manera que no tengamos tanta dependencia en ese flujo en caso de una emergencia." (Agustín Criollo/CB)

El director ejecutivo de MIDA, Manuel Reyes (centro) expresó: “Puerto Rico quisiera tener más inventario, de manera que no tengamos tanta dependencia en ese flujo en caso de una emergencia.” (Agustín Criollo/CB)

Para Reyes, la política contributiva actual disuade al comercio local de tener inventarios en la Isla y eso provoca que Puerto Rico sea dependiente de un sistema de transportación continuo para abastecerse, no solo de alimentos, sino de todo tipo de mercancía.

“Básicamente, en algunas industrias funciona como se dice en inglés, “time to market”, que es que lo que llega en barco el lunes, se baja y es lo que está en góndola al final de la semana y lo que llega a final de semana, se baja y es lo que está a principio de semana y así sucesivamente. Así funcionan algunos productos aquí en la isla”, indicó el director ejecutivo de MIDA.

“Puerto Rico quisiera tener más inventario, de manera que no tengamos tanta dependencia en ese flujo en caso de una emergencia. A nosotros sí nos preocupa que tenemos una concentración en Jacksonville y miren lo que pasó ahora, así que la realidad es que lo que deberíamos es fomentar tener más el inventario aquí a nivel local para evitar ese riesgo”, añadió en referencia al cierre del puerto de la ciudad de Jacksonville en el estado de la Florida, desde donde es fletada la mayor parte de la mercancía que se consume en Puerto Rico.

Aunque Reyes aseguró que actualmente existen suficientes abastos de alimento y otros productos en los comercios locales tras el paso de Irma, sí mostró preocupación por el riesgo que correría la Isla en el caso de que un evento atmosférico deje incomunicada a la población por espacio de varios meses.

Reyes argumentó además que a través de la experiencia vivida tras el paso del huracán Irma por el Caribe, Puerto Rico ha demostrado ser un punto de origen y de trasbordo de mercancía para los damnificados por el huracán en las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses, por ello, aseguró que Puerto Rico debe convertirse en el almacén del este de la región caribeña. El director ejecutivo de MIDA insistió en que el cobro de impuestos por mercancía almacenada es nefasto para la economía del país.

“Es negativo, es una mala política pública por donde quiera que la mires. En términos generales los gobiernos nos han dicho que coinciden con nosotros, que se va a atender pero administración tras administración no se atiende. Ahora viene una reforma contributiva y por eso entendemos que se debe aprovechar esta circunstancia para resaltar la necesidad de que se atienda ese tema”, aseguró.

Industriales se unen a labores de ayuda a damnificados por Irma

Por su parte, Masses explicó que a medida que el costo del producto sea más alto para el empresario, este se ve en la obligación de manejarlo con mucha más cautela.

El presidente de la AIPR aseguró que su organización, en conjunto con otros sectores relacionados, ya han comenzado gestiones con la Asamblea Legislativa para promover una enmienda a la ley.

“Hace ya varios meses nos reunimos con la senadora Zoé Laboy, quien preside la Comisión de Desarrollo Económico del Senado y precisamente le planteamos la necesidad de que se atiendan y se enmienden las leyes para lograr que en efecto, el empresariado se estimula y se atreva a tener inventarios más altos, sobre todo en la época de huracanes y sobre todo en aquellos productos que sabemos que se importan y por tanto, el no tener inventario, pudiese ser un problema en la eventualidad de que el flete terrestre, marítimo o que simplemente el suplidor no pudiera responder”, indicó Masses.

“El gobierno evidentemente necesita un total de ingresos para cumplir con unas proyecciones, y los distribuye a través de distintas medidas impositivas. Lo que presentamos es que, por lo menos en los meses de verano, que son los meses de urgencia debido a los huracanes, existan medidas que de alguna forma alivien el peso que representa para el comercio pagar arbitrios por esta mercancía almacenada. Algún tipo de equivalencia para que se provoque que estos inventarios aumenten por lo menos en estos meses”, sostuvo.

De otra parte, la senadora Laboy indicó que coincidía con la alternativa propuesta por el sector comercial de la Isla de crear un periodo de gracia durante la época de huracanes para levantar el arbitrio sobre mercancía almacenada.

“Estamos trabajando para identificar alternativas para que, al menos en tiempo de huracanes, el régimen de impuestos sobre el inventario sea diferente al del resto del año”, explicó Laboy en comunicación escrita.

“Ya hemos tenido conversaciones con el secretario del Departamento de Hacienda para evaluar el asunto. Sabemos que una de las preocupaciones es el impacto negativo que esto pudiera tener en la ya frágil economía de los municipios”, añadió a la vez que aseguró que continuará trabajando con la AIPR para buscar alternativas factibles a este problema.

Asimismo, Antonio “Tony” Soto, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, dijo estar totalmente de acuerdo con una enmienda a este impuesto.

Industriales y MIDA rechazan venta de activos de la AEE