27 de Septiembre de 2021

Asociación de Industriales y el ICSE reaccionan sobre las interrupciones de energía en Puerto Rico

Por el 3 de Septiembre de 2021

(lebone/Pixabay)
(lebone/Pixabay)

Mientras la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y LUMA no actúen bajo procesos transparentes y adjudicativos para hacer cumplir la Ley 17—Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico bajo el Negociado de Energía (NEPR), Puerto Rico continuará sufriendo el deterioro y colapso del sistema energético en la isla, coincidieron la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) y el Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica (ICSE), ante las deficiencias que tiene el sistema eléctrico de la isla.

La Ley 17 crea los parámetros para un sistema energético resiliente, confiable y robusto, con tarifas justas y razonables para todos los consumidores; hacer posible que el usuario produzca y participe en la generación de energía (ej. instalación de placas solares en las residencias), transformando el sistema eléctrico en uno abierto, mejorando los tiempos de interconexión e incrementando la Cartera de Energía Renovable. La Ley 17 también establece los poderes, facultades y responsabilidades de las entidades responsables de administrar, operar y mantener el Sistema Eléctrico de Puerto Rico. 

“Ante la constante inestabilidad del servicio eléctrico que se ha experimentado desde hace unas semanas, provoca asombro y gran consternación la crisis de apagones extensos y la malísima calidad del servicio de electricidad. La AEE y LUMA niegan su responsabilidad echando la “culpa” del colapso a causas externas a sus ejecutorias profesionales. ¿Cómo es posible que tan reciente como el 30 de junio de 2021 ambos responsables dijeran que estaban listos para la temporada de demanda pico, para ahora alegar que la no aprobación por el Negociado de Energía hace un año mediante un Plan Integral de Recursos Modificado es el problema de incapacidad de generación?”, indicaron ambos ejecutivos.  

“Ahora, le echan la culpa de la situación al Negociado de Energía de Puerto Rico porque supuestamente el Negociado no aprobó unos “peaking units” que solicitó la AEE hace más de un año”, destacó Sánchez. 

Los “peaking units” son plantas generadoras que solamente funcionan cuando hay una demanda de energía más alta de lo normal (pico o peak).

Según entienden la AIPR y ICSE, “parece que están utilizando al Negociado para solicitar inmunidades por mal servicio que no piden a la legislatura, o para hacer solicitudes exageradas de confidencialidad, pero ahora esconden su propia responsabilidad de informar con transparencia sus problemas de generación y coordinación para evitar mayores problemas en el servicio.”

“AEE y LUMA conocen que desde que se aprobó este último Plan Integrado (PIR) en un amplio proceso participativo ante el Negociado que incluyó más de un año de testimonios, los “peaking units” no fueron aprobados porque incumplían con la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico (Ley 17 de 2019). Esta Ley recoge las aspiraciones de disfrutar un sistema eléctrico de vanguardia, interconectado, inteligente, con alta tecnología, basada en recursos distribuidos, con justicia energética, asequible y sostenible. Ley que también protege los derechos de consumidores y prosumidores y dispone los mecanismos participativos para atender toda situación que requiera solución y adjudicación para bajar el costo energético y mejorar el servicio ahora, no dentro de 10 años”, comentó Yandia Pérez, vicepresidenta de la AIPR.

“AEE y LUMA desatendiendo dicha Ley, por más de un año no pidieron reconsideración, no fueron en apelación ante el Tribunal, y no pidieron posteriormente que se enmendara el Plan Integrado”, alegaron.

“El ICSE, la AIPR y nuestros aliados de La Ley 17 reclaman de la AEE y LUMA que cumplan con sus obligaciones públicas, que reconozcan sus graves problemas operacionales y que, si creen que el problema es del PIR, que radiquen las correspondientes mociones en el Negociado. Son los procesos del Negociado donde, en forma transparente, se toman las decisiones sobre el sistema eléctrico de Puerto Rico con la abierta participación de todos los sectores concernidos”, añadieron.

Para el ICSE y los Industriales, “volver a hablar de generación fósil y debatir políticamente sin planes de inversión de la AEE es lo que mantendrá al país detenido con un sistema eléctrico sin renovar. El mandato de la Ley 17 es cumplir con que el 40% de la generación para el 2025 sea eficiente, verde, y que baje costos al consumidor.”

“La transformación del sistema eléctrico para bajar costos y mejorar la confiabilidad del consumidor es posible con fondos federales bien dirigidos a programas de eficiencia energética distribuida, de microrredes, y de un buen manejo y reducción de demanda pico. Eso sí AEE, LUMA y todos colaboramos en hacer cumplir la Ley 17”, expresaron.

“Si colaboramos con el Negociado, la AEE y LUMA, con transparencia y procesos no políticos, que trasciendan los viejos planes de inversión monopolísticos de combustión fósil que quebraron a la AEE y al gobierno, lo lograremos”, puntualizó Yandia Pérez. 

image_print