Asociación de Maestros aclara acuerdo de negociación con la junta fiscal

La presidenta de la AMPR, Aida Díaz (centro) y la secretaria general de la Local Sindical de la AMPR, Grichelle Toledo (derecha). (Suministrada)
La presidenta de la AMPR, Aida Díaz (centro) y la secretaria general de la Local Sindical de la AMPR, Grichelle Toledo (derecha). (Suministrada)

La presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz detalló el lunes que la organización lleva un año negociando con la junta de control fiscal, las pensiones de los maestros activos actualmente en el sistema, en un intento por evitar que queden desprotegidos en el proceso de negociación de deuda del gobierno.

“Hay una realidad que nadie debe negar; la deuda gubernamental con el Sistema de Retiro de los Maestros es una deuda que no está asegurada en el proceso de quiebra”, dijo Díaz. “Los maestros no pueden quedarse con los brazos cruzados y ser los últimos en la línea de pago. Por eso, nos sentamos a negociar una propuesta tentativa que no es perfecta, pero que protege nuestro futuro a largo plazo”.

El acuerdo provisional garantizaría que los maestros activos reciban una “pensión garantizada” y el actual fondo de retiro de maestros se convertirá en un fondo fiduciario, en el que los maestros podrán participar.

“En este proceso, la Asociación es firme en que rechazamos cualquier recorte a las pensiones”, dijo Díaz. “Sin embargo, en los procesos de quiebra, las partes tienen que luchar y negociar para obtener lo que pueden. Este acuerdo tentativo es un producto del proceso de batalla”, añadió.

La líder gremial dijo que aunque el acuerdo pendiente “no es el mejor, es lo más que podíamos conseguir”.

En una entrevista telefónica con CB en Español / Caribbean Business, Díaz dijo que “las cifras que se están negociando tendrán que pasar por un proceso de votación en el que todos los profesores que formen parte de la Asociación de Maestros, votarían a favor o en contra del acuerdo.”

“Lo que hicimos fue congelar el plan actual de [jubilación], el plan actual dice que, si tiene 50 años y tiene 30 años de experiencia, recibirá 65 por ciento, si tiene 55 años y trabajó durante 30 años, se retiraría con un 75 por ciento”, afirmó.

“Lo que hicimos fue decir, mira, hay gente que tiene 29 años y medio de servicio puede darnos seis meses más para que puedan alcanzar los 30 años en servicio”, agregó. “Pero esto tomará otros dos años y el plan no es efectivo hasta que se empiece a pagar seguro social a los maestros.”

Por ejemplo, Díaz dijo que algunos educadores tendrán una pensión vitalicia de unos $820, además recibirían beneficios de seguro social y el dinero que tengan ahorrado en sus planes 401k. “Además, si este acuerdo es aprobado [por los maestros], recibirán un bono cuando se firme el acuerdo”, puntualizó.

La cifra exacta de la bonificación fluctuará, dijo Díaz, dependiendo del número de años de servicio.

La líder magisterial dijo que ahora comenzará un proceso de consulta a los maestros en las diferentes regiones de la isla, la propuesta será llevada a votación el 10 de junio.

“No les vamos a decir cómo votar”, explicó. “Esta es una decisión muy personal porque su futuro está en juego. Votarán el 10 de junio.”

Díaz reconoció que el pasado cuatrienio los maestros debieron haber aceptado el acuerdo que les propuso el entonces gobernador Alejandro García Padilla, que les permitía una pensión garantizada de $1,600 al mes, si hubiese incluido cotizar para el beneficio del seguro social.

“Pero él (gobernador) no especificó que si incluía obtener beneficios del seguro social… La Junta de Supervisión y Administración fiscal está negociando esto con la Administración del Seguro Social”, explicó Díaz.

El director de Autoridad de Agencia Fiscal y Asesoría Financiera de Puerto Rico (Aafaf), Christian Sobrino dijo en una declaración escrita, que Díaz “ha indicado que es la postura legal de su organización que ‘la obligación del Gobierno con el retiro de los maestros es una deuda no asegurada dentro del proceso de quiebra’”.

“Desde el 2017, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, la Asamblea Legislativa y Aafaf han argumentado totalmente lo contrario. La postura de la Asociación de Maestros equivale a una entrega total de nuestros pensionados a cambio de nada. Rechazamos vehementemente la postura de la señora Díaz y su organización de que los pensionados no merecen una consideración en el proceso de quiebras más allá de otro acreedor general no garantizado. Esta postura es una peligrosa que amenaza a nuestros pensionados sin consideración de los postulados básicos de nuestra jurisprudencia”.

El gobernador hizo un mensaje televisado hace varias semanas para pedir a los distintos grupos afectados por la quiebra que no negociaran con la junta, si eso conllevaba un recorte a las pensiones de los empleados públicos.

En su mensaje, Rosselló convocó al país a conformar un frente común, pero no especificó la estrategia ni las acciones que tomaría.

El lunes, en su cuenta de Twitter, Rosselló afirmó que “defenderemos a nuestros jubilados y sus pensiones.”

” A las uniones: No es opción ser cómplices de la Junta para justificar un golpe adicional a los pensionados, traicionando a quienes alegan representar. ¡Firme en defensa de las pensiones en Puerto Rico!”, dice la comunicación por redes sociales. El gobernador se encontraba en la ciudad de Nueva York, participando de la Conferencia Internacional de Inversión en la Industria Hotelera de la Universidad de Nueva York (NYU) de 2019.