1

Asoma acuerdo para limitar recorte de pensiones bajo Promesa

La Junta de Supervisión y Administración Fiscal llegó a un “acuerdo en principio” con el Comité Oficial de Retirados del Gobierno del Estado Libre Asociado de PR (COR) sobre una oferta hecha por el grupo de jubilados, que busca minimizar el impacto que el proceso de quiebra bajo el Título III de la Ley Promesa,  podría tener sobre sus pensiones.

“No diría que es un acuerdo final, pero estamos muy, muy cerca”, dijo a Caribbean Business una fuente cercana a las negociaciones entre el COR y la junta.

El
plan fiscal certificado el 9 de mayo por la junta para el Estado Libre Asociado
de Puerto Rico incluye un recorte de hasta el 25% a las pensiones de los
167.000 jubilados de la isla, la mayoría de los cuales hacen menos de $2.000 al
mes, si llegara a implementarse.

Aunque
la reducción promedio del beneficio será del 10%, el plan fiscal establece que aquellos
jubilados con beneficios totales -incluyendo seguro social- por debajo del
nivel de pobreza de $1.000 al mes, no recibirán recorte alguno.

“Esta
fórmula equivale a dar a cada beneficiario una reducción del 25% en los
beneficios mensuales que reciben por encima de $600 o $1.000”, afirma el
plan.

Las
cifras en dólares se ajustarán en los próximos años de acuerdo con los aumentos
en el umbral de pobreza federal. Bajo este enfoque, alrededor del 36% de los jubilados
no recibirían ninguna reducción en sus beneficios y un 22% adicional de
jubilados experimentará una reducción del 5% o menos.

Por lo
tanto, en total, aproximadamente el 80% de los jubilados experimentará una
reducción del beneficio del 10% o menos, y más del 90% de los jubilados
experimentará una reducción del beneficio del 15% o menos.

“Muy
pocos jubilados tendrán más de un 20% de reducción, y ninguno tendrá una
reducción de 25% o más. Para 2019, el efecto de la reforma, solamente para las entidades
cobijadas bajo plan fiscal, sería que el 33% de los jubilados no tendrían
reducción, mientras que el 24% recibirían una reducción de menos de 5%”,
dice el plan fiscal.

Sin
embargo, todo lo que dice el plan fiscal cambiaría con la propuesta de los
retirados, dijo la fuente del COR. El acuerdo provisional propuesto, que se
presenta en una carta enviada por el COR a los jubilados, pide que se proteja al
61% de todos los jubilados actuales, de futuros recortes en sus beneficios de
pensión mensual, lo que representaría un aumento del 25% que dispone el plan
fiscal.

“Esto
significa que más de 102.000 jubilados estarían protegidos de los recortes bajo
nuestra propuesta de acuerdo: más de los 60.000 jubilados que estarían protegidos
bajo el plan de la junta. En el agregado, aproximadamente el 74% de todos los
empleados activos y los jubilados que poseen beneficios acumulados estarían
completamente protegidos “, dice la carta.

El
acuerdo también garantiza que los beneficios del seguro social no se verán
afectados. “Esto significa que no tendrán en cuenta lo que el jubilado recibe
de seguro social para calcular la pensión”, dijo la fuente.

También
garantizaría que las contribuciones mensuales para los beneficios del seguro
médico no se vean afectadas.  Los jubilados que estarían sujetos a recortes
experimentarían reducciones significativamente menores en comparación con el
plan fiscal certificado que pide recortes individuales de hasta el 25%.

Más
importante aún, el acuerdo asegurará que los jubilados estén protegidos contra
cualquier intento futuro de reducir los beneficios acumulados de la pensión.

La fuente no dijo cuándo la Junta aceptó en principio la oferta hecha por COR, sin embargo, señaló que “fue recientemente”.  El 17 de mayo, la Junta emitió una declaración diciendo que no quería recortar las pensiones y elogiar su propia reforma de pensiones como el camino correcto porque reduciría el costo de las pensiones en $10 mil millones en los próximos años.

Vea aquí la carta del COR a los jubilados.