24 de Abril de 2019

Atracones que son un problema

Contenido creado para
Por el 27 de Febrero de 2017

Todo el mundo consume alimentos en exceso de vez en cuando, especialmente en eventos familiares o al salir a comer. Pero cuando los atracones son recurrentes y los acompañan fuertes sentimientos de culpa, vergüenza o coraje, se puede tratar de algo mucho más serio.

En la edición más reciente del Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM-5, por sus siglas en inglés), el trastorno por atracones, o binge-eating disorder, fue formalmente señalado como un trastorno de alimentación. Actualmente, es el más común y afecta a un 3.5% de mujeres, 2% de hombres y hasta 1.6% de adolescentes en Estados Unidos, según la Asociación Nacional de Trastornos Alimentarios.

(iStock)

El binge disorder causa serios problemas de salud por lo que es crítico buscar ayuda de un profesional. (iStock)

“El trastorno por atracón se caracteriza por el consumo desmedido de grandes cantidades de comida en poco tiempo”, describe la nutricionista clínica Jennifer M. Santana.

Bajo el DSM-5 cualifica como trastorno si los atracones ocurren por lo menos una vez en semana (a menudo ocurren con mayor frecuencia) durante tres meses.

El criterio de diagnóstico es el siguiente:

1- Atracones recurrentes y persistentes

2- Presentar tres o más de los siguientes síntomas durante un atracón:

  • Comer mucho más rápido de lo normal
  • Comer hasta sentirse incómodo.
  • Comer grandes cantidades de comida sin tener hambre.
  • Comer solo, por vergüenza a la cantidad comida consumida.
  • Sentirse asqueado con uno mismo, deprimido o muy culpable luego de comer en exceso.

3- Angustia por causa de los atracones.

4- Ausencia de comportamiento compensatorio como vomitar o tomar laxantes, como en el caso de la bulimia.

Para superar este trastorno lo importante es buscar ayuda con un profesional de salud mental que se especialice en trastornos de alimentación. El tratamiento usualmente conlleva un trabajo en equipo entre terapeuta, psiquiatra y nutricionista para trabajar los problemas emocionales y sociales causantes, a la vez que desarrollan destrezas para controlar la compulsividad y manejar las emociones que pueden disparar un atracón.

Las causas

Hay muchos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar un trastorno por atracones. El Mayo Clinic identifica los siguientes:

Historial familiar: Tienes mayor posibilidad de desarrollar un trastorno de alimentación si un padre o hermano lo ha padecido, ya que puede haber un factor genético.

Problemas sicológicos: Muchas personas con trastorno por atracones padecen de ansiedad y/o depresión. Algunos detonantes para los atracones pueden ser el estrés, tener una auto-imagen corporal negativa o el aburrimiento.

Dietas: Hacer dieta o restringir las calorías durante el día pueden causar que la persona coma el exceso, particularmente si tienen baja autoestima o síntomas de depresión.

El atracón de comida puede ocasionar serios problemas físicos, emocionales y sociales. Las personas que lo padecen experimentan más problemas de salud, estrés, insomnio y pensamientos suicidas que las que no. Aunque la depresión, la ansiedad y el abuso de sustancias son efectos secundarios comunes, el más importante es el aumento de peso. Con el tiempo, comer compulsivamente suele conducir a la obesidad. Esta, a su vez, da paso a numerosas complicaciones médicas”, advierte la nutricionista.

"High calorie food a surrounding weighing scales, also available as a vertical image file number 14176377.You may also like these:"

(iStock)

Recomendaciones para superar el atracón

La nutricionista ofrece estas recomendaciones para disminuir y manejar los atracones. Sin embargo, sigue siendo importante buscar ayuda con un profesional para tratar la condición.

Maneja el estrés– Identifica formas de manejar el estrés y otras emociones abrumadoras, sin usar los alimentos. Estas pueden incluir el ejercicio, la meditación, el uso de estrategias de relajación sensorial y la práctica de ejercicios sencillos de respiración.

Haz tres comidas al día además de las meriendas saludables– Desayunar despierta el metabolismo en la mañana. Sigue el desayuno con un almuerzo y cena balanceados y realiza meriendas saludables entre comidas.

Evita la tentación– Elimina la tentación vaciando la nevera y la alacena de comida chatarra, postres y alimentos poco saludables.

Deja de hacer dieta– Un régimen muy estricto puede desatar el impulso de comer en exceso. En lugar de hacer dieta, aliméntate con moderación, encuentra los productos nutritivos que te gusten y come solo hasta que te sientas satisfecho.

Ejercítate– No solo ayuda a perder peso de forma saludable, sino que también mejora los síntomas de la depresión y el estado general de salud, reduciendo el estrés.

Escucha tu cuerpo– Aprende a distinguir entre hambre física y hambre emocional. Si comiste hace poco y no escuchas ruido en el estómago, probablemente no estés realmente hambriento.

Mantén un diario de alimentos– Anota lo que comes, cuándo, cuánto y cómo te sientes cuando te alimentas. Podrás ver patrones emergentes que revelan la conexión entre el estado anímico y el trastorno por atracón.

Busca apoyo– Tienes mayor probabilidad de sucumbir ante el trastorno por atracón si no cuentas con una red de respaldo sólida. Hablar ayuda, incluso si no es con un profesional. Apóyate en la familia y amigos, únete a un grupo de apoyo, y si es posible consulta a una nutricionista/dietista licenciada.

image_print

You must be logged in to post a comment Login