25 de Mayo de 2019

Bonistas del Patio reitera necesidad de acuerdo de reestructuración de la deuda de Cofina

Por el 10 de Enero de 2019

La organización Bonistas del Patio reiteró el miércoles que el acuerdo de reestructuración de la deuda de $17 billones de la Corporación para el Fondo de Interés Apremiante (Cofina) es necesario para detener la erosión de las inversiones locales y evitar litigios prolongados y costosos.

Las estadísticas muestran que la mayoría de los tenedores de bonos puertorriqueños no pueden darse el lujo de esperar el fin del litigio para recuperar el valor de sus bonos porque eso podría llevar años, dijo la organización local de tenedores de bonos.

Solo el año pasado, los tenedores de bonos puertorriqueños vendieron casi $1 billón de sus bonos de Cofina con pérdidas significativamente mayores que las acordadas en el acuerdo de reestructuración a inversionistas externos, lo que redujo las tenencias locales en Cofina de $4.8 billones a $3.8 billones.

“Tenga en cuenta que, desde mayo de 2017, los tenedores de bonos de Cofina no han recibido intereses sobre sus ahorros en este instrumento y están viendo en sus estados de cuenta, los altos descuentos del mercado y mucha volatilidad. A esta tasa, sin un acuerdo consensual, las posibilidades de que un tenedor de bonos recupere una parte razonable de su inversión se verían muy erosionadas”, dijo la organización.

Las declaraciones del grupo se hicieron en una carta a los corredores de inversión de la isla para aclarar los conceptos erróneos sobre el apoyo de la organización para el acuerdo de reestructuración que se evaluará en los tribunales el 16 de enero.

El presidente de Bonistas del Patio, Jorge Irizarry, y el director ejecutivo del grupo, Rafael Rojo, dijeron que se vieron obligados a escribir la carta porque algunos corredores de inversiones se opusieron al acuerdo y lanzaron sospechas sobre el apoyo del grupo al acuerdo de Cofina.

Cofina, que es una de las cinco entidades en quiebra a través de la ley federal Promesa, llegó a un acuerdo el año pasado para reestructurar su deuda de $17 billones, que es doble. El acuerdo divide los ingresos del impuesto a las ventas y uso de 5.5% que pertenece a Cofina de 11.5% del impuesto total a las ventas y uso.

Del 5.5% del impuesto a las ventas y uso que corresponde a Cofina, el 53.65% se mantendrá para los tenedores de bonos de Cofina y el resto será para el gobierno central. En segundo lugar, los tenedores de bonos de Cofina cambiarán sus bonos por otros nuevos, cuyo valor se reducirá en aproximadamente un 32%. Los bonos senior se redujeron en un 7%; es decir, podrán recuperar el 93% del valor nominal de los bonos, mientras que los bonos junior se redujeron en un 46.1%, permitiendo una recuperación de solo el 53.9% del valor de los bonos.

Una de las ideas erróneas es que el acuerdo perjudica a Puerto Rico porque los tenedores de bonos locales no compraron bonos senior sino solo bonos junior. Bonistas del Patio argumentó que, según los datos obtenidos y la información ofrecida por las casas de corretaje al grupo, los puertorriqueños invirtieron aproximadamente el 50% en bonos senior de Cofina y el 50% en bonos junior de Cofina.

Existe la idea errónea de que existe un amplio ingreso por el impuesto a las ventas y uso para pagar a los tenedores de bonos, lo que no explica la diferencia entre los valores de recuperación de los tenedores de bonos junior y senior.

Los bonistas argumentaron que aunque la fuente de reembolso es la misma, los contratos de deuda para los grupos son diferentes.

“El riesgo de los juniors es exponencialmente mayor debido a la realidad legal y contractual de un senior vs. un junior (tenedor de bonos). Los compradores de bonos junior, aunque muchos no lo sabían, están sujetos al hecho de que en un escenario por “defecto”, sus bonos solo se pagan después de que los tenedores de bonos senior recuperaron el 100% de su capital e intereses. Esto se debe a la cláusula de aceleración que favorece a los bonos senior en caso de por defecto”, dijo el grupo.

Si bien los críticos del acuerdo con Cofina han dicho que los tenedores de bonos senior deberían haber dado más a los tenedores de bonos junior durante la negociación, Bonistas del Patio dijo que los tenedores de bonos junior representados en la mediación, principalmente por fondos de cobertura, aceptaron el recorte para evitar el tiempo, los costos y los riesgos asociados con ser en un litigio judicial.

Bonistas del Patio también desestimó las reclamaciones de que el gobierno debería haber discriminado a los tenedores de bonos no puertorriqueños de Cofina, algunos de los cuales compraron sus bonos con un descuento a favor de los tenedores de bonos de Cofina de Puerto Rico.

La organización señaló que la realidad legal es que ni la ley Promesa ni la Ley de Quiebras, que rige el proceso de reestructuración de la deuda, permiten la discriminación entre grupos de tenedores de bonos.

“Por lo tanto, no puede pagar legalmente más a un tenedor de bonos no residente que a un tenedor de bonos bona fide de Puerto Rico”, dijeron.

image_print

You must be logged in to post a comment Login