29 de Marzo de 2020

Cámara aprueba nueva ley de menores

Por el 20 de Junio de 2017

La Cámara de Representantes aprobó ayer un proyecto que crea una nueva ley para atender las faltas en las que incurren los menores de edad, las penalidades a las que se exponen y las nuevas condiciones para detenerlos en instituciones juveniles.

Con votación de 33 representantes a favor y 16 en contra, la Cámara aprobó la medida que crearía la “Ley de Justicia Juvenil de Puerto Rico” con la que se busca derogar la legislación existente que data desde el 1986.

“Esta ley lo que busca es reestablecer una nueva ley que sea clara y diáfana con linderos claros. En esta ley decimos que el procurador es el que establecerá si, por la gravedad de la falta, debe ser o no considerado como adulto dependiendo de la clasificación de la falta… Corresponde a la Rama Ejecutiva llevar a cabo el procesamiento de los menores cuando cometen una falta y debe cumplir con el debido proceso de ley velando por el mejor interés del menor y el mejor interés de la sociedad”, indicó Carlos “Johnny” Méndez, presidente de la Cámara y autor de la medida.

Méndez declaró que la medida establece un marco legal para que el Estado “en el mejor interés del menor” pueda procesarlo por sus faltas.

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez defendió ayer el proyecto de su autoría que busca crear la nueva “Ley de Justicia Juvenil de Puerto Rico”. (Limarys Suárez/CB)

“Esta ley es necesaria para que podamos tener una sociedad más organizada y para que dentro del marco de ley podamos sentir paz en nuestros propios hogares”, sostuvo el presidente cameral.

Según la exposición del motivos del Proyecto de la Cámara 1036, permite que antes de una determinación de vista de causa probable el procurador pueda solicitar al tribunal que el menor sea referido a un programa de tratamiento y rehabilitación bajo libertad condicional.

Menor es toda persona que no ha cumplido la edad de 18 años, define el proyecto.

“Si durante el término de libertad condicional, el menor cumple con todas las condiciones impuestas, se podrá archivar la querella incoada en su contra. Esta libertad condicional estará disponible únicamente cuando se trate de una falta clase I o de un primer ofensor de una falta clase II”, explica el proyecto.

Con la aprobación de la medida, según se establece, la Asamblea Legislativa toma en consideración la proliferación de los delitos cada vez más violentos en los que “los menores son a menudo los principales autores”.

Lea también: Cámara deja para el jueves aprobación del presupuesto

“El proyecto de ley en su informe nos habla de la importancia de transformar la ley de menores pero es para transformarla hacia una ley penal y punitiva”, argumentó por su parte Denis Márquez, portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en la Cámara.

Márquez mencionó estadísticas de los menores que están en las instituciones juveniles, los cuales alrededor del 40% viven solos con sus madres, el 8% no ha pasado del 6to grado, el 35% tiene alguna incapacidad, el 63% vive de los subsidios del Gobierno, el 36% ha sufrido violencia doméstica en su hogar, el 65% ha padecido o padece de algún problema de salud mental, el 42% ha sido objeto de maltrato en la comunidad y el 87% consumen alcohol.

“Ese es el cuadro social de los menores que han sido ingresados en las llamadas instituciones juveniles. Lo único que nos lleva a concluir esas estadísticas es que ha habido una traición de la sociedad a los menores. Claro que hay que reformular la Ley de Menores, pero no puede ser como señala la exposición de motivos de que hay que tratarlos con mayor severidad”, expresó el portavoz cameral del PIP.

Márquez agregó que cuando la tendencia mundial es mejorar la educación “esta legislación lo que hace es aumentar las penas. Van directo al fracaso”.

Según la medida, en el Artículo 15 el Tribunal de Menores puede renunciar a la jurisdicción si el procurador lo solicita para un menor que sea mayor de 14 años y menor de 18 años y se le impute la comisión de cualquier falta clase II o III.

Lea también: Gobierno le responde a la junta y le dice que se equivoca

Con relación a la detención de un menor, el proyecto de ley precisa que solo se podrá realizar mediante una orden judicial, no sin antes celebrarse una vista adjudicativa.

Entre las excepciones para detener a un menor sin celebrarse una vista adjudicativa está cuando esa detención es necesaria para la seguridad del menor o porque este represente un riesgo para la comunidad, si el menor se niega o está mentalmente o físicamente incapacitado de dar su nombre, el de sus padres o encargado y la dirección del lugar donde reside y si no existen personas responsables dispuestas a custodiar al menor y garantizar su comparecencia a los procedimientos.

Los representantes del Partido Popular Democrático (PPD) Manuel Natal, Luis Vega Ramos y Javier Aponte Dalmau asumieron turnos durante el debate para condenar y rechazar el proyecto que crearía la nueva “Ley de Justicia Juvenil de Puerto Rico”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login