20 de Mayo de 2019

Cámara busca recortar gastos en compras de bienes y servicios del gobierno

Por el 6 de Abril de 2018

Ante el excesivo gasto del gobierno en la adquisición de bienes y servicios en medio de la crisis fiscal actual, la Cámara aprobó el miércoles una medida para establecer que la rama ejecutiva deberá adquirir los bienes y servicios con los precios más razonables en el mercado.

El Proyecto de la Cámara 1041 dispone que la Administración de Servicios Generales (ASG) deberá utilizar el mecanismo de subasta pública cuando el monto de la compra exceda $100,000 a diferencia de la ley actual, que coloca este monto en $195,000.

“Con este proyecto, busco establecer los mecanismos necesarios para facultar al gobierno a realizar ahorros fiscales. […] Con esta medida, esperamos ahorros de millones de dólares”, destacó el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) y autor de la medida, Joel Franqui Atiles.

Acreedores buscan acceder a documentos utilizados para diseñar plan fiscal del gobierno

La medida, aprobada por unanimidad –y ocho ausentes– en la Cámara, reza en su exposición de motivos que el gobierno destina cerca de $300 millones anuales a la compra de bienes y servicios.

“Alrededor de un 80% del total se atribuye al valor del bien o servicio adquirido; mientras que el restante 20% que en este caso equivale a $60 millones, se atribuye al costo del gobierno en realizar los procesos de compra”, establece la pieza legislativa.

El proyecto propone además que la ASG –encargada de establecer la política pública para la adquisición de bienes y servicios “al menor costo” en las agencias– deberá instituir una “política de precios para los suplidores”.

“La [ASG] determinará si el precio es justo y razonable tomando en consideración la competencia en el mercado, información sobre la razonabilidad del precio según catálogo de precios o precio en el mercado y un análisis de precio a base de la adquisición de productos similares en el pasado”, lee la propuesta.

Gobernador anuncia ampliación de instalaciones de Honeywell en Moca

Según Franqui Atiles, adquirir artículos de bienes y servicios en el gobierno es más costoso que para un consumidor regular, pues mientras este solo compra un artículo, el gobierno compra “miles a precios inflados”.

“Como por ejemplo, un bolígrafo le puede costar a un consumidor un dólar y al gobierno le puede salir a $5.00. Siempre he dicho que existen formas de ahorrar que no sean restándole a los ciudadanos o inventando más impuestos para poder economizar en el gobierno”, explicó.

image_print

You must be logged in to post a comment Login