1 de Abril de 2020

Colegio de CPA exhorta a la junta tener cautela en revisión de planes fiscales

Por el 21 de Noviembre de 2017

El Colegio de Contadores Públicos Autorizados de Puerto Rico le advirtió a la junta de control fiscal que sea cuidadosa a la hora de hacer predicciones económicas para modificar los planes fiscales del Gobierno ya que las mismas tendrán un gran margen de error por la fragilidad de la economía.

Además, el Colegio señaló que se deberá tomar en consideración el impacto de la reforma contributiva federal que al momento afectará a corporaciones foráneas -que representan el 25% del producto interno bruto- y alterará las estrategias de incentivos económicos.

El ente rector espera revisar los planes para finales de este año.

Según el Colegio, es muy difícil predecir los efectos a corto, mediano y largo plazo del daño causado por los huracanes en nuestra ya débil economía en un momento en que todavía estamos sufriendo la falta de servicios de electricidad y telecomunicaciones y otras complicaciones que incluyen, por ejemplo, una cadena de suministro que aún no está funcionando con normalidad.

El Colegio urgió a la junta a unirse al sector privado y al Gobierno para cabildear en Washington a favor de una reforma que sea justa para la isla y que no se trate a esta como una jurisdicción foránea. (Juan J, Rodríguez/CB)

“Advertimos, por ejemplo, que las estimaciones desarrolladas a partir de la experiencia previa con los huracanes Georges y Hugo pueden ser erróneas porque la magnitud de los daños ahora es mucho más significativa, y la economía en aquel entonces estaba en pie más sólido antes de esas tormentas. Hasta que las telecomunicaciones y otras situaciones se normalicen, será difícil determinar cuántas empresas reabrirán o cuántas de las personas que han abandonado la isla regresarán”, dijo el Colegio en su misiva de varias páginas.

El presidente del Colegio, Ramón Ponte, manifestó que la Fundación CPA ha ordenado realizar un estudio para analizar el impacto de las tormentas en la economía y para desarrollar recomendaciones para la recuperación económica y el desarrollo sostenible de la isla. Además de los importantes desafíos e incertidumbres que enfrenta Puerto Rico, está el impacto potencial de las propuestas de reformas tributarias federales actualmente bajo consideración en el Congreso de Estados Unidos y que alteran significativamente las estrategias de incentivos económicos del Gobierno de Puerto Rico.

Además del impuesto de 20% a las corporaciones foráneas, la propuesta contiene una sección que establece que los accionistas estadounidenses de subsidiarias extranjeras estarían sujetos al impuesto federal de 50% los “montos de alto retorno extranjeros”.

Los montos de alto retorno extranjeros significan el exceso del ingreso neto promedio que ganan. La propuesta de reforma contributiva del Senado contiene disposiciones similares.

La reforma propuesta favorece las manufactureras de los Estados Unidos. Puerto Rico, una posesión americana, está siendo ignorado”, dijo Ponte tras enfatizar que las subsidiarias americanas en Puerto Rico estarán en una posición competitiva negativa.

La ley federal Promesa establece que cualquier acto legislativo que promulgue el Gobierno de Puerto Rico debe ir acompañado de una estimación formal preparada por una entidad apropiada del Gobierno con experiencia en presupuestos y finanzas (presumiblemente la Oficina de Gerencia y Presupuesto) del impacto de la ley en los gastos e ingresos del Gobierno.

“Por lo tanto, aunque estemos ante una Ley promovida por el Congreso de los EE. UU., Los efectos de [la reforma contributiva federal] tendrán un efecto insuperable en el plan fiscal previamente presentado por el Gobierno de Puerto Rico y aprobado por la junta. Es muy relevante señalar que el sector manufacturero de Puerto Rico genera el 21% del ingreso total del Gobierno de Puerto Rico a través del impuesto del 4% aplicable sobre el valor de ciertas compras realizadas entre entidades relacionadas y casi un tercio de los ingresos al fondo general cuando se consideran otros impuestos”, dijo Ponte.

El Colegio urgió a la junta a unirse al sector privado y al Gobierno para cabildear en Washington a favor de una reforma que sea justa para la isla y que no se trate a esta como una jurisdicción foránea.

“Además de estas recomendaciones destinadas a proteger a Puerto Rico y ofrecer una ventaja competitiva sobre jurisdicciones extranjeras, la junta debe continuar sus esfuerzos para implementar las recomendaciones del Task Force de Promesa y las disposiciones del Título V de Promesa dirigidas a estimular el desarrollo económico y mejorar nuestra infraestructura”, lee la misiva.

image_print

You must be logged in to post a comment Login