21 de Octubre de 2021

[Columna] La atracción de talento: el principal desafío corporativo en la pospandemia

Por el 27 de Septiembre de 2021

(Suministrada)
(Suministrada)

El pasado junio el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos reveló que los puestos de trabajo sin cubrir en el país aumentaron hasta un récord histórico de 10.07 millones, casi cuatro millones por encima de los 6.11 millones de junio de 2020. Políticos, empresas y economistas han atribuido esta dificultad a las mayores prestaciones por desempleo, incluyendo los cheques semanales de la Compensación Federal por Desempleo Pandémico (PUA).

Varios Estados están comenzando a poner fin al aumento de los beneficios por desempleo, lo que significará una aceleración en el crecimiento del empleo. Sin embargo, los expertos sostienen que las razones de este número de vacantes no está dada sólo por el PUA, sino que existen diversos factores que inciden en la atracción del talento, generando diversos desafíos para quedarse con los mejores candidatos.

Tanto la pospandemia como el recambio generacional, están poniendo de manifiesto un nuevo paradigma en la gestión del Capital Humano por parte de las organizaciones. Ya no basta sólo con montar divertidos espacios de trabajo con salas de juegos y café gratis. Los jóvenes de menos de 35 años valoran principalmente otros factores tales como el tiempo que puedan dedicar también a su vida personal, el respeto por parte de la gerencia, sus perspectivas de crecimiento profesional, y su bienestar general.

En Puerto Rico, la situación no es diferente. Lisandro Martino, Director General de la compañía Fitverz, afirma que “desde hace algunos años se ha identificado un cambio en la cultura del trabajo, en donde los colaboradores buscan una experiencia laboral con menos estrés, más flexibilidad para el trabajo remoto y más balance con su vida personal, dificultando a los patronos en su estrategias de beneficios y reclutamiento”.

En este último tiempo, los patronos se han visto obligados no sólo a aumentar salarios, sino también a ofrecer mejores incentivos y beneficios para superar la escasez de talento, y a la vez, para retener e incrementar el engagement con los colaboradores que ya forman parte de la organización. Pero ¿qué deben tener en cuenta las empresas al momento de impulsar sus políticas de incentivos y beneficios?

Martino afirma que dentro del conjunto de beneficios e incentivos que pueden ofrecer las empresas a sus empleados, “los más valorados son aquellos relacionados al bienestar físico, emocional, financiero y social, puesto que generan un impacto positivo múltiple: brindan un espacio de contención, mejoran las condiciones de salud del colaborador, incrementan la productividad y el engagement, reducen costos de planes médicos y de rotación, mejoran el clima y atraen mejores talentos. Estos resultados se multiplican cuando los beneficios se extienden a los familiares de los colaboradores, alineándose a las tendencias de Work-Life Balance.”

La empresa Fitverz se posicionó en tan solo dos años como la plataforma de Corporate Wellness más importante de Puerto Rico. En pleno contexto de pandemia, apostaron a la tecnología, utilizando una aplicación de bienestar digital que se adapta a los intereses de cada individuo con el objetivo de favorecer la adopción de hábitos saludables, a través de la diversidad y la flexibilidad.

La plataforma permitió que, aproximadamente, el 80% del sector laboral puertorriqueño que trabaja desde su hogar tenga acceso 24/7 a cientos de actividades, contenidos de fitness, nutrición, y meditación de manera remota. Hoy, con la apertura gradual y el avance en el sistema de vacunación, ofrecen también acceso a más de 70 gimnasios y centros wellness, de manera presencial e ilimitada.

Martino sostiene que es clave contar con indicadores que evalúen recurrentemente criterios como el estrés, el grado de sedentarismo, los hábitos de los colaboradores y el porcentaje de participación en actividades físicas y de bienestar, pudiendo dar cuenta de que “en la medida en que los empleados adoptan hábitos saludables, mejoran también los indicadores de las empresas, fundamentalmente aquellos relacionados con el clima laboral y el engagement interno”.

El COVID-19 trajo nuevos escenarios a los cuales las empresas deberán adaptarse para volver a ser competitivas, ubicando a la experiencia de los colaboradores como el activo más importante de toda organización. Aquellas que incorporen un modelo de gerencia centrado en el bienestar de sus equipos, serán las que tengan mejores perspectivas en el corto, mediano y largo plazo.

—Fitverz es un programa corporativo de “Fitness & Wellness” variado, flexible e interactivo de Puerto Rico que conecta a sus usuarios con una amplia red centros y sesiones online de “Fitness & Wellness”, elevando el “engagement” a través de la diversidad, para reducir los costos de salud, atraer a los mejores talentos y mejorar los indicadores de rotación, ausentismo y satisfacción.

—Las opiniones expresadas en esta sección no necesariamente reflejan las de Caribbean Business o CB en Español.

image_print