6 de Agosto de 2020

Comerciantes piden eliminar control de precios impuesto por DACO

Por el 16 de Octubre de 2017

Los controles impuestos por el Gobierno para proteger a los consumidores en medio de la emergencia causada por el huracán María están comenzando a afectar varios sectores de la cadena de suministros, por lo que miembros de la industria han pedido que se levante el control de precios.

El presidente de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), Manuel Reyes, confirmó que la cadena de abastos está afectada por distintos factores, entre ellos, porque están “compitiendo con otras prioridades” y el control de precios impuesto por el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) a los artículos de primera necesidad impacta los ingresos de los comercios.

“Es difícil generalizar [las pérdidas de los comercios] pues hay algunos costos que puede cubrir el seguro pero hasta eso tiene un límite. Por eso es una preocupación el que se mantenga el control de precios a mediano plazo y lo estamos dialogando con DACO”, expresó Reyes.

El secretario del DACO, Michael Pierluisi Rojo, confirmó la información pero sostuvo que todavía el país se encuentra en medio de la emergencia por lo que no es momento de levantar la orden de control de precios. (Jaime Rivera/CB)

El control de precios para productos de primera necesidad incluye: alimentos enlatados y frescos, medicinas, tormenteras, tornillos, tuercas, clavos, expansiones, paneles de madera, soga, tensores y herramientas, plantas eléctricas de gasolina, diésel o de gas propano, cisternas de agua, equipos, piezas, servicios de modificación, reparación e instalación de cisternas de agua, estufas portátiles, tanques y recipientes de almacenamiento de agua, tanques y recipientes de almacenamiento de combustible, toldos y casetas de campaña, baterías y linternas de todo tipo.

También incluye velas, fósforos, encendedores (lighters), botiquines de primeros auxilios (first aid kits), cargadores de energía, agua, hielo, leche, fórmula de leche para bebés, café, todo tipo de farináceos y de granos, y cualquier otro artículo o servicio que un consumidor pueda razonablemente necesitar para prepararse o recuperarse de una situación de emergencia. Además, se incluyeron los repelentes de mosquitos y placas solares, baterías de respaldo, y la instalación y reparación de los mismos, jabones antibacteriales, mascarillas, pañuelos desechables, papel higiénico, pañales desechables, toallas húmedas para higiene personal (wet wipes), bolsas de basura, analgésicos y algunos medicamentos.

Según Reyes, los costos de operaciones de los negocios que han podido abrir tras el huracán se han disparado principalmente por el gasto que representa energizar los establecimientos con generadores externos que utilizan gasolina, gas o diésel como combustible. A esto se añaden las pérdidas materiales que hayan sufrido los comercios por daños a su infraestructura o por mercancía dañada.

DACO recibe refuerzos para fiscalizar congelación de precios

Aunque luego del azote de María los muelles abrieron parcialmente para recibir mercancías, 26 días después del huracán los problemas de infraestructura, logística y transporte provocan que todavía existan supermercados con góndolas vacías. En esas primeras dos primeras semanas tras el ciclón, el horario de apertura también estuvo limitado hasta las 6:00 de la tarde y estaba prohibido el expendio de bebidas alcohólicas, lo que según los comerciantes, conllevó pérdidas a los negocios.

De igual forma, según información publicada por la agencia de noticias NCM Noticias, empresas importadoras de hidrocarburos también le han estado planteando al Gobierno la necesidad de mayor flexibilidad en el control de márgenes de ganancia en los precios de los combustibles para poder garantizar mejores beneficios económicos a esos comercios. Según el medio, un empresario de esa industria planteó que el Gobierno pretende “socializar” el combustible a costa de la estabilidad de ese sector económico.

El secretario del DACO, Michael Pierluisi Rojo, confirmó la información pero sostuvo que todavía el país se encuentra en medio de la emergencia por lo que no es momento de levantar la orden de control de precios.

“Les adelanté que podíamos evaluar casos específicos pero todavía no es momento para conceder que se permita un aumento general en precios. Entiendo que los costos de operación están aumentando pero el consumidor también está viendo una reducción en salarios. Todavía estamos en una emergencia”, señaló el funcionario.

Pierluisi Rojo dijo que están siendo flexibles en torno al cumplimiento de los reglamentos del DACO pero sobre la congelación de precios, su cumplimiento es prioridad.

DACO emite orden de rotulación de precios en gasolineras

No se recuperan los inventarios

En el caso de los abastos de alimentos, Reyes explicó que los inventarios de los supermercados bajaron desde el huracán Irma y no tuvieron tiempo de recuperarse antes de que sufrieran otro embate cuando dos semanas después azotó María.

“Los consumidores compraron en previsión a Irma y bajaron los abastos. Luego se utilizó parte de los inventarios para ayudar a las islas del Caribe que se afectaron. Y no se habían recuperado, cuando pasó María”, añadió.

Reyes apuntó que a esto se le añade que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) está acaparando los contenedores disponibles en el puerto de Jacksonville, Florida, para el transporte de abastos a Puerto Rico.

Estamos teniendo problemas embarcando porque FEMA está usando los contenedores y los barcos que normalmente se utilizan para traer suministros a la isla, para traer sus provisiones. Estamos compitiendo con esas prioridades”, destacó.

No obstante, descartó que FEMA esté incautando los embarques de suministros que llegan a la isla para distribuirlos entre los damnificados.

Prohibido el “cash only” en los comercios, recuerda el DACO 

Mientras tanto, la portavoz de FEMA en Puerto Rico, Deliris Ocasio, explicó que en los primeros días de la emergencia la agencia federal sí compró suministros a distribuidores locales “pero no tenemos el poder para incautar mercancías”.

“Nuestro interés es que los supermercados y los comercios regresen a la normalidad y no afectar la cadena de suministros”, insistió Ocasio.

image_print

You must be logged in to post a comment Login