26 de Febrero de 2021

Comerciantes truenan contra eliminación de estudios de impacto económico en reforma de permisos

Por el 6 de Marzo de 2017

Un frente unido de representantes de pequeñas y medianas empresas (PyMes) catalogó como un escollo para el desarrollo económico de Puerto Rico la negativa de la Cámara de Representantes en mantener los estudios de impacto económico en la propuesta reforma de permisos, proyecto bajo la consideración tanto de ese cuerpo como en el Senado.

El grupo, compuesto por la presidenta de la Asociación de Farmacias de la Comunidad, Idalia Bonilla, el presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Nelson J. Ramírez, el presidente de Farmacias Aliadas, Luis Serrano y la presidenta de Empresarios por Puerto Rico, Enid Monge, emplazó a los representantes a analizar bien la importancia de estos estudios, eliminados en 2009 por la administración del exgobernador Luis Fortuño y reestablecidos durante la administración del exgobernador Alejandro García Padilla.

(Suministrada)

(Suministrada)

Según se explicó, los estudios de impacto económico son utilizados para evitar el acaparamiento o concentración del mercado en un área en particular, sin impedir la entrada de nuevos comercios a Puerto Rico. Ello garantiza la planificación mientras asegura la estabilidad económica de los comercios ya existentes, tomando en cuenta otros aspectos de la planificación.

“Los estudios de impacto económico garantizan una competencia justa al crear un balance empresarial en la isla. La derogación de los estudios de impacto económico iría en detrimento de la pequeña y mediana empresa local. Entiendo que esto es un frente común justo y necesario y vamos a estar dando el frente para que esto no se convierta en una de muchas prácticas que hemos estado viendo y que anticipamos que vienen muchas más, que se han convertido en refritos en otras jurisdicciones y que ahora quieren aplicarse en este país cuando los que movemos este país son los PyMes”, sostuvo Luis Serrano, director ejecutivo de Farmacias Aliadas.

Tanto el Proyecto de la Cámara número 752 (PC752) y el Proyecto del Senado número 310 (PS310), proponen la derogación del artículo que requiere estudios de impacto económico regional para todo desarrollo de establecimientos comerciales de venta al detal y al por mayor de 65,000 pies cuadrados o más de área de venta y almacén, y a los establecimientos dedicados a las ventas al detal de mercancía mixta de 15,000 pies cuadrados o más de área de venta y almacén.

El grupo alegó que la eliminación de este estudio beneficiará únicamente a las megatiendas, “cuyo modelo de negocio tiene el efecto evidente de sustituir las empresas locales ya establecidas”.

Según indicaron, los estudios de impacto económico constituyen uno de los pocos mecanismos disponibles para evitar el continuo desplazamiento de las empresas locales existentes, en su mayoría, PyMes como las farmacias de la comunidad.

El grupo señaló que son diversos los estudios que han calculado que por cada empleo que crea una megatienda, se pierden 1.4 y 1.5 empleos en las empresas locales desplazadas.

“La eliminación del Artículo 2.16 de la Ley 62-2014, suprime del estatuto el Estudio de Impacto Económico Regional, que es la única herramienta que permite una planificación justa y organizada. De otro lado, es de vital importancia que el profesional autorizado pueda emitir permisos en municipios autónomos, cosa que no ocurre en la actualidad”, sostuvo por su parte el presidente del CUD.

“Estamos conscientes de que el proceso de permisos debe tener una transformación. Uno de los mayores retos es la poca uniformidad en los procesos y requerimientos, así como la burocracia asociada al mismo. Sin embargo, la eliminación del Estudio de Impacto en nada ayuda o corrige las deficiencias y retos del proceso de permisos actual. El desarrollo económico que buscamos es aquel que traiga riquezas al país, como lo es el sector de la manufactura y tecnología” dijo por su parte la presidenta de Empresarios por Puerto Rico.

Las organizaciones aclararon que reconocen los cambios positivos que el PC752 y el PS310 proponen establecer, como lo es la uniformidad en el proceso de permisos, el sistema electrónico único, la creación de salas especializadas en el Tribunal de Apelaciones mediante un método aleatorio de selección de jueces, el permiso único y el permiso automático.

No obstante, el grupo señaló que los estudios de impacto han sido adoptados en distintos estados de Estados Unidos. En Maine, por ejemplo, se requieren estudios de impacto económico para el desarrollo de establecimientos comerciales de 75,000 o más pies cuadrados y en Vermont se requieren estudios de impacto fiscal. Otros ciudades en estados como Connecticut, California, Missouri, entre otros, limitan, mediante ordenanzas, los tamaños o pies cuadrados permitidos para los establecimientos comerciales a desarrollarse en ciertas áreas tomando en cuenta que la economía local sólo puede absorber un porciento limitado de negocios de gran escala de venta al por menor sin causar el cierre de negocios existentes.

image_print

You must be logged in to post a comment Login