19 de Diciembre de 2018

Comité de Acreedores no Asegurados busca investigar posibles acciones de evitación

Por el 29 de Noviembre de 2018

El Comité Oficial de Acreedores no Asegurados renovó una solicitud el miércoles para investigar posibles acciones de evitación que podrían ser reclamadas por el gobierno para recuperar activos que luego podrían usarse para pagar a los acreedores.

El comité, representado por el abogado Luc Despins, sostiene que la junta de control fiscal no ha llevado a cabo dicha investigación en momentos en que el tiempo apremia porque el plazo de prescripción de las acciones de evitación para tres de los deudores en quiebra, incluyendo al gobierno, es en mayo de 2019.

¿Qué son las acciones de evitación? Bajo el Código de Quiebras, un fideicomisario o en este caso un acreedor, tiene el poder de regresar activos o dinero al patrimonio en quiebra a través de la evitación de ciertas transferencias que ocurrieron antes de que los deudores radicaran quiebra. Estas transferencias incluyen aquellas hechas de manera fraudulenta o las que se hicieron mientras el deudor estaba insolvente.

“Para garantizar que estos activos potencialmente valiosos de los deudores no se pierdan, y para proteger el derecho de los acreedores conforme a la sección 926 del Código de Quiebras a buscar la designación de un fideicomisario para llevar acciones de evitación cuando el deudor se niegue a hacerlo, se debe permitir que el Comité obtenga, al menos, cierta información básica de los deudores sobre tales reclamos potenciales”, dijo el Comité en documentos judiciales.

Sin embargo, la solicitud del Comité es una limitada. La solicitud pide que los deudores presente una lista de todas las transferencias hechas de $3 millones o más durante los dos años anteriores a la fecha de la solicitud de quiebra.

No es la primera vez que el Comité ha realizado una solicitud para identificar acciones de evitación. En julio de 2017, el Comité solicitó información relacionada con las posibles causas de acción y “posibles irregularidades y faltas de conducta relacionadas con la estructuración, emisión, suscripción y venta de la deuda del ELA que pudo haber impactado el valor del patrimonio del ELA”.

La respuesta que recibió en ese momento fue que dicha investigación sería manejada por Kobre & Kim LLP, un investigador designado por la junta de control fiscal para investigar las causas de la deuda. Sin embargo, el informe final emitido en agosto no proporcionó información sobre ninguna posible reclamación que tuviese el gobierno.

La junta de control fiscal propuso recientemente emplear a otro abogado para realizar dicha investigación pero aún no se ha identificado al mismo. La junta también creó un subcomité cuyo trabajo en la identificación de reclamos permanece en secreto.
“El Comité, que tiene la obligación fiduciaria de revisar la conducta previa de los Deudores, no puede darse el lujo de esperar, con la esperanza de que la junta de control fiscal eventualmente investigue las Acciones de Evitación. El Comité, bajo la dirección de la Corte, ya ha adoptado un enfoque de “esperar y ver” durante más de 18 meses,” dijo el Comité.

image_print