21 de Septiembre de 2019

Comité de Acreedores no Asegurados impugna $1,000 millones de deuda pública

Por el 28 de Mayo de 2019

(3D Animation Production Company/Pixabay)

El Comité de Acreedores No Asegurados (UCC, por sus siglas en inglés) impugnó ante el Tribunal federal para el Distrito de San Juan cerca de $1,000 millones en bonos de obligaciones generales que se emitieron en 2011, por alegadamente violar los límites constitucionales de la deuda.

En su objeción presentada el 21 de mayo en el caso sobre la quiebra de Puerto Rico, el UCC indicó que la aseguradora Ambac, que tiene asegurados miles de millones en deuda de Puerto Rico, también apoyan la impugnación.

Anteriormente, la UCC ya se había unido a la impugnación presentada por la junta de control fiscal sobre $6,000 millones en bonos de obligaciones generales emitidos entre el 2012 y 2014.

El más reciente cuestionamiento legal sobre emisiones de bonos del Estado Libre Asociado tiene su raíz en la emisión realizada el 17 de marzo de 2011, cuando el gobierno levantó $442 millones en Bonos de Reembolsos para Mejoras Públicas, (Bonos de Obligación General) para pagar los anticipos hechos al ELA bajo una línea de crédito del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y para pagar ciertos intereses de esos mismos instrumentos.

El 12 de julio de 2011, el ELA también emitió $304 millones en Bonos de Reembolso de Mejoras Pública de 2011 (Bonos de Obligación General). En ese mismo día, también se emitieron $52 millones del monto en Bonos de Reembolsos para Mejoras Públicas (Bonos de Obligación General) y otros $245.9 millones. Los bonos se emitieron entre otras razones para financiar los pagos de terminación bajo ciertas tasas de interés de acuerdos de permuta (“swap agreements”, en inglés).

Los pleitos se basan en el hecho de que la insuficiencia de fondos del gobierno de Puerto Rico era conocida desde hace años, tanto por el gobierno como por las casas acreditadoras. Desde el 2006 ya se habla de un déficit estructural en los presupuestos del ELA, es decir, los ingresos recurrentes no eran suficientes para cubrir los gastos recurrentes.

“En lugar de balancear el presupuesto aumentando los impuestos y/o reduciendo los gastos, el ELA tomó prestado dinero del BGF y de bonistas para financiar sus gastos operacionales anuales y el servicio de la deuda”, sostiene el UCC en su impugnación.

Del dinero de los bonos emitidos en 2011, aproximadamente $412.5 millones de los ingresos netos se utilizaron para refinanciar líneas de crédito con el BGF que se usaron para financiar gastos deficitarios mediante el pago de intereses sobre los bonos de obligaciones generales. Además, se usaron unos $260 millones en ingresos netos para reembolsar otros bonos y pagar deuda.

Según la UCC, las emisiones se hicieron en violación al límite de 15% de los ingresos netos del gobierno que establece la Constitución de Puerto Rico para la deuda pública.

Los ingresos promedio del ELA para los años fiscales del 2009 y 2010 fueron de $7,300 millones. “Con la emisión de algunos de los bonos de obligaciones generales, el servicio de la deuda fue de $1,109 millones en 2012, lo que representa más del 15% o el 15.2% para ser precisos del promedio de los ingresos del ELA para los dos años fiscales anteriores”, explicó la UCC en su demanda.

image_print

You must be logged in to post a comment Login