8 de Abril de 2020

Conductor de Uber comparte su aventura

Por el 11 de Julio de 2016

Los conductores de Uber, al igual que miles de clientes que llevan meses esperando por el debut de la compañía en Puerto Rico,  tienen más preguntas que respuestas sobre varios aspectos del servicio.  Sin embargo, esto no detuvo a muchos de sucumbir ante la gran estrategia que la compañía presentó como parte de su inauguración y que se extenderá durante toda la semana: Viajes gratuitos.  Tampoco frenó a José ni a su Toyota Prius de 2013.

Caribbean Business utilizó el servicio de Uber y evaluó al conductor durante el viaje que se extendió alrededor de 20 minutos. Tras confrontar problemas para acceder a una urbanización con control de acceso en Bayamón, José llegó con apenas dos minutos de retraso en su vehículo color plateado.  Se disculpó varias veces, abrió la puerta del pasajero y acomodó nuestras pertenencias en el asiento trasero.

(CB / Rafelli González)

(CB / Rafelli González)

“Este es mi tercer viaje, vengo de Dorado que un muchacho me llamó para que lo llevara a la Interamericana”, indicó José sobre su travesía mañanera que comenzó a las 10:00 a.m. y que tres horas más tarde le había generado alrededor de $120.00.

El interior de su vehículo lucía impecable.  Varias botellas de agua estaban disponibles para sus clientes en el portavasos del asiento posterior.  José vestía un atuendo casual elegante, con camisa y pantalón azul, zapatos y gafas oscuras.  Con celular en una mano para monitorear el sistema GPS y con la otra en el volante, el conductor conversó sobre sus expectativas en este nuevo trabajo a tiempo parcial.

“Hay mucha gente sin empleo que se está dedicando a esto y entiendo que va a ser de gran beneficio para la economía de Puerto Rico y para gente como yo que estamos trabajando pero que necesitamos un dinero extra para sufragar los gastos adicionales que se han dado con  la alza en los precios y los cambios en la economía”, sostuvo José mientras conducía su auto por el expreso 22 hacia San Juan.

“Me enteré de Uber a través de mi hermano que vive en Orlando que ha utilizado el servicio en varias ocasiones y me motivó a hacer un dinero extra.  Yo tengo mi trabajo y esto lo veo como un “part time”.  Como la economía se ha puesto un poquito difícil con el dinero extra yo lo que pienso es cuadrar…  Por el costo de vida más alto a veces el dinero no da como le daba a uno antes, hay más gastos, la comida ha subido, todo ha subido.  Tengo tres hijos universitarios y una nena pequeña y veo a Uber como un “part time” que lo puedo combinar con otras cosas”, señaló el amable chofer.

(CB / Rafelli González)

(CB / Rafelli González)

Sobre la entrada de Uber al mercado local y el hecho de que ello podría afectar los servicios de taxis de la isla, José teorizó que el nuevo servicio no tendrá un impacto negativo sobre los taxistas ya que entiende que la demanda ascenderá a niveles que la compañía no podrá atender al 100%.

“A los taxistas no los va a afectar grandemente porque hay mucha demanda por el servicio y entiendo que la cantidad de taxis que hay ahora mismo probablemente no pueda cumplir con las demandas del mercado.  Uber ha subsistido con otros tipos de taxis y servicios en sobre 400 ciudades.  Estamos en un mundo que se está globalizando y las nuevas tecnologías que da Uber son distintas a cualquier tipo de taxi”, auguró José quien destacó el modelo de negocios de la empresa que espera generar alrededor de 6,000 empleos en el 2016.

Por espacio de un mes, José se ha dedicado a leer información a través del internet sobre estrategias de servicio que ofrece Uber en varios tutoriales en vídeo.

¿Qué tan seguro es Uber?

A preguntas de este medio sobre los mecanismos de seguridad que Uber emplea en su plataforma, José reaccionó confiado en que los incidentes que podrían reportarse deben ser mínimos por varios factores.

“Del crimen nadie está exento y más aun en Puerto Rico donde la criminalidad está tan rampante pero puedo decir que, de acuerdo a como está preparada la plataforma, la posibilidad de que ocurra un incidente lamentable relacionado con el crimen se reduce grandemente porque la persona que va a contratar al conductor  o va a buscar el servicio de Uber en todo momento va a saber quién lo va a buscar”, puntualizó el chofer sobre la aplicación que permite realizar una evaluación bilateral entre el cliente y el empleado mediante el sistema de estrellas.

(CB / Rafelli González)

(CB / Rafelli González)

“Este tipo de negocios se autoevalúa, si a usted no le gusto el viaje que se está ofreciendo o hay algún tipo de problema, situación o incomodidad o si usted entiende que el servicio no fue el mejor, usted evalúa después que termine el viaje.  Tanto el conductor como el pasajero se evalúan mutuamente para determinar una puntuación, un promedio pesado en el que si usted se mantiene se mantienen con una puntuación bajita, tiene que mantenerse entre 4 y 5 (estrellas) para mantenerse como conductor de Uber”.

En cuanto a las dificultades que ha presentado la empresa para incursionar en el mercado local y la resistencia de la Federación de Taxis de Puerto Rico en distintas manifestaciones públicas, el conductor criticó lo que considera como burocracia y la falta de comunicación de la Comisión de Servicio Público, agencia que ha asumido el rol de reglamentar la operación de Uber y de emitir multas, potestad que está siendo cuestiona a nivel judicial.

“(Las multas) tienden a preocupar pero más me preocupa que en Puerto Rico estamos pasando por una situación económica donde se le debe dar la bienvenida a cualquier movimiento para mejorar la economía y esto, a todas luces, es una manera de mejorarla. Yo entiendo que las agencias de gobierno deberían dirigirse al bien común de la ciudadanía y no ponerse a pelear entre ellas en la pelea chiquita de quien tiene la razón.  Aquí en Puerto Rico todos estamos para trabajar juntos para que la isla mejore”, finiquitó José para así culminar el trayecto a bordo de Uber, un servicio que, al parecer, llegó para quedarse.

image_print

You must be logged in to post a comment Login