13 de Noviembre de 2018

Conferencia destaca conceptos epidemiológicos para responder a desafíos en Puerto Rico

Por el 16 de Agosto de 2018
image_pdfimage_print

Enfatizar en los conceptos epidemiológicos para responder oportunamente a los desafíos que podría enfrentar Puerto Rico en el futuro, fue un tema crítico en la primera Conferencia Hispana de Salud Pública (CHISPA), que concluyó recientemente en un hotel de Dorado.

“Cuando se analice la discrepancia en datos fiables de muertes por un desastre natural, es imperativo hacer un estudio epidemiológico de factores de riesgo asociados a las primeras muertes para poder distribuir los recursos adecuados de mitigación”, dijo el director del Programa Científico de CHISPA, Dr. Johnny Rullán.

Durante el encuentro de los profesionales de la salud, que contó con más de 60 conferenciantes y moderadores magistrales procedentes de Puerto Rico, Brasil, España y los EE UU, incluyendo la participación de más de 320 médicos y salubristas de toda la isla, se planteó la necesidad de atemperar los sistemas de informática para compartir de manera “más segura, oportuna y menos disruptiva para el profesional de la salud”, los datos que ayudan a entender la epidemiología de las enfermedades y condiciones en la población, teniendo así una buena base para dictar política pública y atender las necesidades de salud.

El haber identificado que la epidemia de opiáceos, por ejemplo, había llegado a Puerto Rico y el aumento súbito de muertes por sobredosis de Fentanyl (2015-4 muertes), (2016-8 muertes), (2017-60 muertes), (2018-40) muertes en los primeros 6 meses) es preocupante y necesita acciones concretas para controlarlo, puntualizó Rullán sobre la presentación que hiciera el doctor Víctor Toraño.

Médicos y salubristas compartieron durante dos días completos de forma innovadora, datos y experiencias que, según indican el 90% de los encuestados, han de alterar sus prácticas para beneficio de la población que sirven.

“Las discusiones se dieron de forma orgánica, donde el compartir de información e ideas entre los profesionales de la salud fue uno positivo, siempre con respeto y teniendo como norte el bienestar de la población. Había sed de hablar la verdad, ser transparentes y compartir la data con nuestros planteamientos basados en evidencia científica”, sostuvo Rullán, refiriéndose a la presentación que hiciera la ex Cirujana General de Puerto Rico, Dra. Antonia Novello Coello.

En una de las sesiones, se discutió La Epidemia Silenciosa que arropa al país con mala nutrición que se traduce en sobrepeso, obesidad y un sinnúmero de enfermedades crónicas.

“Se presentaron datos sobre las realidades de la rehabilitación cardiovascular que bien afectan no sólo a los mayores, sino más recientemente a la población pediátrica, población que siendo el futuro de nuestra isla, tendrá que enfrentar serios problemas de salud cardiovascular vinculados a la obesidad y el asma, entre otras enfermedades crónicas”, subrayó Rullán en sintonía con la conferencia que dictó el cardiólogo Luis Molinary.

Otro tema de interés en CHISPA fueron los datos recientes de la ya baja y preocupante tasa de nacimientos en la isla, ya sea por Zika o por el éxodo de gente joven en edad reproductiva, lo que dio pie a la discusión de que si cada vez somos menos, y las nuevas generaciones están igual o más enfermas que los más viejos, “entonces qué tenemos que hacer para asegurarle a nuestros niños un futuro prometedor”.

“Se habló mucho de la resiliencia, la innovación, el voluntarismo y la riqueza del poder comunitario, herramientas que han sido fundamentales en la recuperación post María; ahora queda por ver cómo adaptamos estas lecciones aprendidas y las ponemos a trabajar para afrontar el tsunami de problemas de salud que se avecina. Los talentos locales de la comunidad, unidos a brigadas salubristas con conexión de agencias con vastos recursos, es un modelo a seguir que funcionó en las áreas de más difícil acceso”, dijo Rullán, refiriéndose a la presentación que hiciera el doctor Francisco Murphy Rivera.

CHISPA fue el foro que brindó la oportunidad a una comunidad médico-salubrista a compartir preocupaciones sobre un futuro incierto donde la obesidad, la mala nutrición, la enfermedad cardiovascular, el asma, las enfermedades por mosquitos y la baja tasa de nacimientos atentan contra el bienestar de nuestra población. Esperemos que CHISPA sea el quinqué que ilumine el camino para hacer el mejor uso de los recursos que tenemos para atender las imperantes necesidades de salud de nuestro pueblo y un espacio para compartir entre pares, concluyó Rullán.

You must be logged in to post a comment Login