19 de Noviembre de 2019

Consejos para manejar la ansiedad en tiempos de crisis

Por el 3 de Octubre de 2017

El estrés, la preocupación y el temor son reacciones frecuentes después de pasar por la experiencia de un desastre y tener que enfrentarse a una emergencia como la que se vive en Puerto Rico.

De una forma u otra, todos enfrentamos diferentes pérdidas. Unos pierden a algún familiar, otros el hogar, la mascota, empleo, algunos pierden todo de una sola vez, etc.

A pesar de la adversidad, o debido a ella, inicialmente debe asumirse que cualquier respuesta emocional es normal ante una situación anormalmente abrumadora. A medida que pasa el tiempo, la mayoría de las personas tiende a recuperarse sin necesidad de terapia.

De una forma u otra, todos enfrentamos diferentes pérdidas. Unos pierden a algún familiar, otros el hogar, la mascota, empleo, algunos pierden todo de una sola vez, etc. (iStock)

Sin embargo, es importante identificar y reconocer cuándo es necesario pedir ayuda. Los días se vuelven largos y las noches interminables. La preocupación y la falta de sueño pueden afectar nuestra conducta y decisiones sin que apenas nos demos cuenta.

Por eso los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) han identificado las señales del estrés relacionado con un desastre a las que debes prestar atención:

  • Cambios en los hábitos alimentarios y/o de sueño (comer o dormir demasiado o muy poco)
  • Aislarse de las personas y cosas
  • Tener poca energía o estar sin energía
  • Sentirse insensible o como que nada importa
  • Tener achaques y dolores sin explicación
  • Sentirse impotente o desesperado
  • Fumar, beber o usar drogas más de lo que debería
  • Sentirse inusualmente olvidadizo o confuso; nervioso, enojado o alterado, o preocupado y con miedo
  • Estar irritable; gritar o pelear con familiares y amigos
  • Tener pensamientos y recuerdos que no puede sacarse de la cabeza
  • Pensar en lesionar o matar a alguien o a uno mismo
  • Incapacidad para realizar las tareas diarias como atender a los hijos o ir al trabajo o la escuela

Entre las recomendaciones de la Administración de Servicios para el Abuso de Sustancias y la Salud Mental de Estados Unidos (SAMHSA, en inglés) para enfrentar la situación y relajarse, sobretodo si el individuo está en un refugio, incluyen:

  • Hacer actividades que sabes que te ayudan a relajarte como respirar profundo, estirarte, meditar o rezar, lavarte la cara y las manos o entretenerte con un pasatiempo que te agrade.
  • Tomar un descanso entre actividades estresantes y hacer algo que te entretenga después de realizar alguna tarea difícil.
  • Realizar actividades que disfrutas, como leer, escuchar música o hablar con un familiar.
  • Conversar sobre la experiencia y sentimientos con tus seres queridos y amigos tan a menudo como sea posible, si eso te ayuda.
  • Mantener la esperanza y pensar positivamente; considera escribir un diario donde anotes aquello por lo que te sientes agradecido o lo que está saliendo bien.
  • Buscar en la memoria situaciones pasadas en las que pensaste que todo iba mal y encontraste cómo salir adelante.

Para aquellos que han pasado por una catástrofe, los días, las semanas, los meses siguientes serán parte de un proceso cuyo propósito debe ser retomar las riendas de su vida y aprender a vivir con la experiencia sufrida (Fernández, 2013).

Si sientes que necesitas ayuda psicológica, no dudes en buscarla, bien sea con tu profesional de la salud mental, con tu guía espiritual o en uno de los clínicas ambulatorias establecidas por la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) a raíz de la emergencia causada por el huracán María.

image_print

You must be logged in to post a comment Login