1 de Junio de 2020

Construyamos un mejor Puerto Rico

Por el 6 de Mayo de 2017

Marcos y Lydia se levantaron hoy como todas las mañanas. Tomaron café, prepararon a los niños para ir a clases pero aun cuando parece una mañana cualquiera, no lo es. Ambos saben, sin siquiera discutirlo, que de ahora en adelante las cosas no serán igual.

Marcos, tiene una compañía de tecnología que le suple servicios a varias agencias de gobierno y está consciente de que en los próximos meses, sus ya mermados ingresos sufrirán un nuevo golpe, cuando el gobierno implante las medidas de recorte de gastos aprobadas ya en el plan fiscal.

Así, como Marcos y Lydia, cientos de familias, comerciantes y profesionales tendrán que repensar sus vidas, pues la forma en cómo funcionaba el país, ya no será más. Marcos, nombre ficticio pues no desea que sus comentarios puedan afectar las pocas posibilidades que tiene de mantener alguna oportunidad de negocio con el gobierno, admite que lo que ahora pase, será un eslabón más en la cadena de eventos que viene viviendo el país por los pasados años.

“Los recortes que vienen ya están hechos de facto porque el gobierno lleva dos años retrasando los pagos. Nuestras empresas están financiando el gobierno”, expresó el comerciante. No obstante, afirmó que la falta de información concreta sobre la magnitud de los ajustes en los gastos del gobierno crea mucha incertidumbre que afecta enormemente el clima de negocios en el país.

Junta de control fiscal radica quiebra para Cofina

Informes económicos sobre Puerto Rico destacan que gran parte del problema de la economía puertorriqueña radica en la gran dependencia del gobierno que tiene el sector privado. Por eso, en la medida en que el gasto público se reduce y con él su impacto a las empresas locales, negocios que antes sostenían su crecimiento sobre los servicios que ofrecían al Estado ahora tienen que buscar nuevas formas de mantenerse vigentes esta economía.

“Aquí habrá un realineamiento de prioridades en los gastos de las agencias por los recortes en el presupuesto y la reestructuración de las agencias. Todo el mundo sabe que esto se va a poner peor, la pregunta es cuánto peor y cuán rápido”, comentó el economista Antonio Fernós Sagebien en entrevista con CB en Español.

Enfatizó que el país debe cambiar sus paradigmas para repensar su forma de hacer negocios y de operar. “Hay que innovar. Es como cuando uno está haciendo una planificación financiera, hay que comenzar por pensar qué es lo que necesito y qué es lo que quiero, y establecer prioridades. El mundo como lo conocíamos se acabó”, sentenció.

Fernós Sagebien sostuvo, sin embargo, que Puerto Rico está comenzando a ver la naturaleza y dimensión de una realidad que aunque se anticipaba, nunca se atendió.

De igual forma se expresó el profesor Ángel Rosa, al sostener que el país tiene que prepararse para una realidad muy distinta a la que vivió hasta ahora. “El sector privado tendrá que asumir el impulso del crecimiento económico porque es muy difícil que venga capital extranjero. Vamos a tener que apoyarnos todos para salir adelante”, destacó.

“El Puerto Rico que conocíamos no existe ni existirá más por los próximos 40 años. Hay que refundar el país y esa misión requerirá una planificación seria del sector privado. El sector privado va a tener que asumir el liderato sin depender del gobierno. Los hombres y mujeres de empresa van a tener que arriesgarse más y hacerse cargo del proyecto de país con su propio capital”, afirmó.

La crisis fiscal que atraviesa el gobierno se agudizó para el año 2006 tras el cierre gubernamental y luego de años de haberse identificado la necesidad de establecer nuevas formas de crecimiento económico que no dependieran solamente de incentivos federales.

Economía de nicho

Marcos por su parte, ha comenzando a buscar alternativas identificando nichos en los que su empresa puede ser competitiva y exportar servicios.

“Ante la crisis siempre hay oportunidades, ya el gobierno no es fuente de ingresos para nadie. La alternativa es tratar de buscar que los comercios puedan registrarse para hacer negocios con el gobierno federal”, recomendó Nelson Ramírez, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD).

Ramírez señaló que su organización lleva meses orientando a sus miembros sobre las posibilidades de exportar servicios con el gobierno federal y de obtener financiamiento a través de los programas de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés).

Expertos anticipan problemas para ejecutar medida para cobrar IVU por internet

Se estima que en Puerto Rico operan cerca de 44,631 negocios que pueden recibir ayuda de SBA a través de los  seis bancos y siete cooperativas de ahorro y crédito que participan del programa. En el año fiscal 2016, SBA otorgó más de $93.7 millones en 685 préstamos a pequeños negocios en el distrito de Puerto Rico.

Ramírez destacó que los negocios deben además buscar nuevos nichos, como pueden ser la exportación de servicios, negocios relacionados al área de turismo, la agricultura, o la reparación y venta de propiedades reposeídas. Además planteó el potencial que representa para la economía el desarrollo de la agricultura del cáñamo, planta relacionada al cannabis que Estados Unidos exporta para crear plásticos, biodiesel, fármacos y textiles.

“Si el gobierno agiliza el que podamos sembrar el cáñamo en la Isla se abriría una gran oportunidad de desarrollo económico porque Estados Unidos importa $600 millones al año de esa planta”, explicó.

Proyecto de país

Para el padre Pedro Ortiz, portavoz del movimiento Todos Somos Pueblo, la experiencia vivida esta semana tras las manifestaciones del 1 de mayo, crean una base sólida, para la construcción de un proyecto de país.

“Indistintamente de las diferencias que tengamos, porque en las actividades fueron evidentes que hay diferencias, esto es una plataforma para un nuevo proyecto de nación. De alguna manera la realidad tan cruda y crítica que vive el país, fue la que nos convocó”, destacó el activista religioso.

Todos Somos Pueblo es una organización que agrupa a sobre 50 agrupaciones comunitarias alrededor de la isla para trabajar propuestas a la crisis social y económica que atraviesa el país. “El país tiene que aceptar la realidad que vivimos, analizarla y entenderla para presentar propuestas sobre la mesa y comenzar a levantar el país”, declaró. Ortiz explicó que el colectivo está organizado en comisiones de trabajo para orientar a las comunidades en las áreas de producción, trabajo cooperativo y agroecología, entre otras.

“Esperanzado” Rosselló con designación jueza que evaluará quiebra de Puerto Rico

Cómo Todos Somos Pueblo, diversos grupos sociales y económicos se han ido organizando para buscar alternativas y mantener al país funcionando durante el periodo de crisis.

“Sabemos que hasta por lo menos el 2022 esto va a ir en picada y no podemos encerrarnos en la cápsula de la denuncia, hay que buscar alternativas, presentarlas y trabajar juntos para construir un mejor país. En esto se nos va la vida”, sentenció Ortiz.

image_print

You must be logged in to post a comment Login