15 de Septiembre de 2019

Construyen sala de emergencias y clínica de salud con cuidados de avanzada en Culebra

Por el 23 de Mayo de 2019

La isla de Culebra celebró el miércoles la culminación de los trabajos de construcción de su nuevo Centro de Cuidado de Salud que incluye Sala de Emergencia y el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) que ahora son administrados por el Sistema de Salud Menonita.

Culebra, una isla con aproximadamente 1,800 residentes, recibe más de 8,000 turistas en fines de semana ajetreados y no cuenta con un hospital. Con lo que sí cuenta ahora es con una Sala de Emergencia y CDT para proveer los cuidados necesarios de emergencia y servicios de salud primarios. El CDT también ofrece clínicas especiales durante el año.

El Lcdo. Pedro Meléndez, Principal Oficial Ejecutivo del Sistema de Salud Menonita, destacó que “adquirir la administración de estas facilidades es una responsabilidad que nos tomamos muy en serio. Nuestro compromiso es que los culebrenses tengan acceso a servicios de salud que cumplan con los más altos estándares de calidad, como los que ofrecemos a través de todo el Sistema de Salud Menonita. Ahora la población de Culebra no tiene que salir de la isla para recibir sus servicios de salud primaria o de emergencia. Al igual que la Fundación para un Mejor Puerto Rico y el alcalde de Culebra, tenemos el interés común de lograr una población más saludable a través de servicios optimizados, por eso aceptamos ser parte de la transformación de salud en la isla municipio de Culebra”.

La Sala de Emergencia y CDT no habían tenido una remodelación desde los años 80. Tampoco era seguro operar en esas instalaciones durante un huracán o tormenta tropical.  Cada vez que la isla municipio recibía una advertencia de ciclón la sala de emergencia tenía que ser reubicada en el refugio municipal, que ahora se encuentra en la escuela pública.

Desafortunadamente, durante el huracán María, el generador eléctrico de la escuela falló y la habilidad para proveer los servicios de emergencia se vieron severamente comprometidos.

(Suministrada)

“Esta es la primera vez que los residentes de Culebra y los visitantes contarán con un lugar adecuado y con todas las herramientas para tratar la salud y alguna situación de emergencia”, dijo Theresa Bischoff, de la Fundación Foundation for a Better Puerto Rico, quienes se encargaron de solicitar donaciones para la construcción del nuevo Centro de Cuidado de Salud.

La Sala de Emergencia no pudo reabrir debido a los daños estructurales sufridos tras el paso de los huracanes en septiembre de 2017 y los servicios fueron trasladados al CDT. Con espacio limitado, pocas medicinas y suministros el personal médico atendió a la comunidad, incluyendo el nacimiento de un niño prematuro.

En las semanas siguientes a los huracanes Culebra continuaba aislada. En Culebra no hay farmacia y el acceso a medicamentos se convirtió en un asunto urgente.

Con el uso de un teléfono satelital contactaron personas y organizaciones que querían ayudar, incluyendo la asociación Greater New York Hospital Association, la Fundación AFYA y el doctor Fitz Sánchez. Todos se encargaron de identificar las medicinas y suministros que hacían falta, los recolectaron y fletaron aviones para hacerlos llegar desde Estados Unidos hasta Culebra. “No hay duda de que su rápida acción salvó vidas”, recordó Bischoff.

“Direct Relief está agradecido de poder colaborar con Foundation For A Better Puerto Rico, que gracias a su trabajo y esfuerzo para mejorar el CDT de Culebra y transformarlo en un centro con capacidad de ofrecer servicios de primera clase para la isla de Culebra, nos permite añadirle energía solar con carga de baterías, hacer donación de tres neveras farmacéuticas, y preponer nuestros medicamentos de emergencia antes de la temporada de huracanes, haciendo de este centro uno más resiliente,” dijo Luis David Rodríguez, de Direct Relief.

Era claro que tanto la Sala de Emergencias como el CDT necesitaban mucha ayuda y la misma estaba de camino. La Fundación PACIV donó el tan necesario generador eléctrico para la Sala de Emergencia. Foundation For a Better Puerto Rico comenzó a recibir donaciones de personas y organizaciones de los Estados Unidos.

Durante los siguientes meses, se recibieron suficientes fondos para permitir que Foundation For a Better Puerto Rico reconstruyera la Sala de Emergencia y el CDT en otro lugar y así tener una estructura como nunca antes y mucho más segura para enfrentar cualquier fenómeno atmosférico.

“Además de las donaciones monetarias, se contribuyó con equipo, medicamentos y suministros para satisfacer todas las necesidades. La Sala de Emergencia se completó a mediados del año 2018 y el CDT se terminó en este mes de mayo. En total casi $2 millones de los fondos y materiales donados se han utilizado en el proyecto”, puntualizó Bischoff.
  
Por su parte, el licenciado Meléndez añadió que “desde enero de este año, estamos ofreciendo los servicios de emergencia y de salud primaria para la población pediátrica y de adultos con laboratorio y centro radiológico 24 horas al día los 7 días de la semana. Además, tenemos diferentes médicos especialistas que visitan las facilidades para atender pacientes en cardiología, urología, salud mental, manejo de dolor y servicios dentales. Como próximo gran paso, ya estamos en la planificación para comenzar a operar una farmacia, de modo que tengan los medicamentos de manera más rápida y ágil”.

(Suministrada)

También, en Culebra continúa la restauración de Flamenco, una playa de calibre mundial. Por ser una de las playas más hermosas del mundo Flamenco es la principal atracción de Culebra. Al recibir unos 700,000 visitantes al año se convierte en el mayor impulsor de ingreso de la isla municipio y sus residentes. Su economía no podría recuperarse si la playa no es restaurada.

Debido a la falta de recursos económicos, el municipio y la Autoridad para el Desarrollo de Culebra (ACDEC) crearon un acuerdo colaborativo con Foundation for a Better Puerto Rico para que la entidad levantara fondos y poder reconstruir la infraestructura e instalaciones de la playa.

La Fundación ha actuado con premura en la reparación de los quioscos, baños y duchas mientras continúa el progreso de la nueva construcción. En adición, la Fundación contrató personal para el manejo de la playa mientras ACDEC desarrolla un plan fiscal para ser autosuficiente. Ingenieros, arquitectos, arquitectos paisajistas y topógrafos trabajan para adelantar los planes del proyecto que debe estar finalizado en el año 2020.

De otro lado, como parte de los esfuerzos que realizan distintas organizaciones en la isla municipio, la fundación sin fines de lucro Solar Responders, con base en Nueva York, se dio a la tarea de levantar donaciones para la instalación de un sistema de energía solar en la estación de bombas, esto con el fin de que sirva como un centro de respuesta rápida en casos de emergencia.

Según el principal oficial ejecutivo de la fundación, Hunter Johansson, “cada estación de primera respuesta alrededor del mundo cuenta con un sistema de energía renovable y el propósito es salvar vidas, sin energía eléctrica esa misión sería imposible”.

Esta sería la segunda estación con este equipo solar ya que la fundación hizo el mismo trabajo en la casa de bombas de Rincón y pretende extender el esfuerzo a todas las estaciones de bomberos alrededor de Puerto Rico.

image_print

You must be logged in to post a comment Login