19 de Mayo de 2022

Continúa debate por el ayuno entre la Iglesia y el Estado

Por el 15 de Abril de 2017

Aunque la celebración de la Semana Santa se supone que sea un tiempo de unidad y de contemplación, la misma ha generado un debate en el Tribunal Federal que ha puesto en contraposición los derechos de libertad de expresión contra la doctrina constitucional de separación de iglesia y estado.

Luego de que el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez, decretara 40 días de ayuno y oración para la purificación de la Isla en una actividad con el resto de los representantes, el grupo Humanistas Seculares solicitó al tribunal estatal detener la actividad tras denunciar el posible uso de fondos públicos para promover una religión, alegando que ese acto sería inconstitucional.

Sin embargo, a solicitud de Méndez, la controversia se trasladó el mes pasado al Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, en donde el líder cameral alega que la organización pretende violentar su derecho a la libertad de expresión.

Aunque la querella original incluía a Méndez y a los demás integrantes de la Cámara de Representantes, Humanistas Seculares retiró voluntariamente el 8 de marzo su demanda contra el resto de los representantes y actualmente está centrada contra Méndez.

Así las cosas, la demanda ahora se ha transformado en una de libertad de expresión en donde Humanistas Seculares pretende mantener viva la controversia, que el tribunal establezca jurisprudencia para impedir que el acto de índole religioso se vuelva a repetir en el futuro.

Humanistas Seculares alega que los 40 días de ayuno y oración viola su libertad de expresión y disposiciones constitucionales que requieren la completa separación de la iglesia y Estado al promover los rituales cristianos, acto prohibido por las constituciones de Puerto Rico y Estados Unidos.

El problema no solo estriba en que no se pueden usar fondos públicos para dicha práctica sino que opositores argumentan que dichas actividades no son una función legítima del Estado.

Critican a juez asociado Kolthoff por asistir a ayuno legislativo

Méndez, en documentos judiciales, sostiene que la litigación de Seculares Humanistas, a la cual se unió la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), persigue un reconocimiento judicial del “supuesto derecho” a vivir en una sociedad secular. La demanda tampoco esconde su “hostilidad contra las religiones” al tratar de impedir que oficiales públicos lleven a cabo actos de naturaleza religiosa.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos, por ejemplo, ya ha dicho que grupos religiosos pueden tener acceso a propiedad pública igual que otros grupos. Además, es uso y costumbre que antes de que comience una sesión en la Legislatura, se pueda hacer una invocación ya que dicha práctica se realiza desde antes que se escribiera la Constitución.

Méndez también alega que Humanistas Seculares no ha demostrado legitimación para demandar. El líder cameral también se opone a que la organización haga un descubrimiento de prueba para detectar si se usaron fondos públicos en el ayuno tras alegar que dicha información es pública. La convocatoria al ayuno iba acompañada de actividades de índole religiosa en la que participaron legisladores y público en general.

De acuerdo con el abogado John Mudd, tanto la Constitución de Puerto Rico como la de Estados Unidos tienen una cláusula que establece la doctrina de separación de iglesia y Estado. Mas sostiene que en el caso de la carta magna de la isla, se va más allá, para abogar por la separación total de iglesia y Estado.

“Méndez puede decir lo que le dé la gana pero no puede usar dinero público. Si el se lleva toda su gente y no gasta dinero público pues no hay problema”, planteó Mudd.

El documento que suscribió Méndez para convocar al ayuno en febrero pasado disponía que los miembros firmantes han decidido decretar cuarenta días de ayuno y ferviente oración por la purificación espiritual, material y social de nuestra población en todo el archipiélago de Puerto Rico.

image_print

You must be logged in to post a comment Login