29 de Noviembre de 2021

Continúan reservas en lenguaje para nuevo Código Civil

Por el 28 de Noviembre de 2016

Ante una sala prácticamente vacía y con casi una hora de retraso, comenzó hoy en el Capitolio el segundo día de vistas públicas que realiza la Comisión de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos del Senado, para discutir el Proyecto del Senado 1710 para adoptar un nuevo Código Civil que derogue el actualmente utilizado, que data de 1930.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) mostró reservas en algunos aspectos del proyecto aunque el doctor en Derecho y catedrático en Derecho Civil de la Universidad Católica de Ponce, el profesor Ramón Antonio Guzmán, alabó el lenguaje del proyecto presentado por el presidente de esa comisión, el senador Miguel Pereira.

Vistas Código Civil (Agustín Criollo/CB

Ante una sala prácticamente vacía, las vistas para enmendar el Código Civil de Puerto Rico comenzarón con la ponencia del DRNA y de un experto en Derecho. (Agustín Criollo/CB)

Como representante del DRNA, la licenciada Merangelie Valentín, ayudante especial del secretario del DRNA, Nelson Santiago Marrero, aseguró que esta agencia no recomienda la adopción del leguaje presentado en el Proyecto en el tema de los bienes.

Nos preocupa que el lenguaje no distinga claramente las figuras de bien de dominio público y cosas de uso común pudiendo crear una confusión. Tras una minuciosa revisión del mismo, nos preocupa que el lenguaje utilizado no distinga claramente y con exactitud las figuras jurídicas de ‘bienes de dominio público’, ‘cosas comunes’ y ‘bienes patrimoniales del Estado’, pudiendo crear una confusión sobre el alcance de cada una de ellas poniendo en peligro la naturaleza pública de los mismos. Sugerimos que se mantenga el lenguaje original del Código Civil vigente para este tema”, indicó Valentín.

Lee también: Breve historia del Código Civil de Puerto Rico

“Por otro lado, a través de este proyecto, se incorporan varias figuras del derecho real, tales como servidumbres en equidad, derecho de superficie y usucapión, entre otras. Coincidimos con lo establecido en la medida legislativa, a los fines de estas restricciones constituyen un magnífico instrumento jurídico para el uso racional y ordenado de los espacios urbanos y la preservación de valores arquitectónicos, estéticos y ambientales”, añadió.

No obstante, Valentín explicó que el DRNA entiende prudente el que se aclare e indique específicamente que ninguna de estas figuras es compatible con la naturaleza de los bienes de dominio público o bienes comunes, los cuales pertenecen al Pueblo de Puerto Rico y no son susceptibles a enajenación y por tal razón no es posible imponer un gravamen sobre el mismo.

Por otro lado, el profesor Guzmán enumeró algunas actitudes que deben evitarse ante la posibilidad de reformar el Código Civil de Puerto Rico en su estructura y advirtió que el tema debe abordarse con mucha precaución y diligencia.

El catedrático mencionó las “penosas” enmiendas al Artículo 91, que intentó corregir la “fatalidad” de la anterior y el desacierto de añadir en el Artículo 96 de dos causales de divorcio que no son tales causales sino un procedimiento del divorcio, como ejemplos de un análisis superficial del Código.

Lee también: Tranque en el Senado para aprobar nuevo Código Civil

“No deben transcurrir 100 años más para entonces volver a sufrir la misma pesadilla que estamos atravesando hoy. Cualquier código que se apruebe hoy requiere la existencia de un ente que se responsabilice, como apéndice y como perito del legislador, de una revisión continua y sistemática”, indicó.

Sobre el controvertible Libro de Familia del Código Civil, Guzmán, aseguró que sí es posible dejarlo intacto mientras se revisen los demás seis libros, aunque no recomendó tal acción.

“En este momento todos soñamos con que se apruebe un código, pero no me gustaría que se apruebe uno como quiera, no me gustaría. Sino que todos podamos celebrar grandemente una aprobación. La propuesta del presidente del Senado (Eduardo Bhatia, de enmendar los demás libros sin tocar el de familia) me parece a mí que está dentro de las facultades legislativas. Lo que propone Bhatia es fácil de hacer, pero no sé cómo funcionaría eso porque se rompería la armonía que debe existir en un código, pero si existiera alguna circunstancia que hiciera pensar que no se puede hacer al unísono, podría hacerse, no es lo que aplaudiría, pero de que el legislador lo puede hacer, pues claro”, afirmó.

Asimismo, sobre la enmienda que permitiría a una pareja casada capitular luego de estar legalmente unidos en matrimonio, aseguró que la solución incluida en el Proyecto es más realista que la postura del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

“Esa solución me gusta más que la que ha provisto hasta ahora el Tribunal, que es que se divorcien y se vuelvan a casar bajo el nuevo régimen. Entiendo la preocupación, porque eso se podría utilizar para perjudicar a terceros. Por ejemplo, en asuntos en que esté comprometido el patrimonio, pienso en demandas, pero esta medida que ya se adoptó en España establece que no puede perjudicar a terceros, o sea, entendía eficacia prospectiva y que no podría utilizar para defraudar el derecho. Ese régimen inmutable que aparece hoy en el código es producto de un prejuicio contra la mujer porque cuando se aprobó se pensaba que había que proteger a la mujer porque había maridos que cogían y prodigaban el patrimonio de su esposa y para eso mismo fue que se hizo. Esos tiempos ya pasaron”, sostuvo.

image_print

You must be logged in to post a comment Login