25 de Agosto de 2019

Controlado pero no erradicado el virus del zika en Puerto Rico

Por el 7 de Junio de 2017

La epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, aclaró hoy que, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control y Prevención de enfermedades (CDC, en inglés) descontinuó la advertencia de epidemia del virus del zika en Puerto Rico, ello no significa que la enfermedad fue erradicada de la isla.

“Nosotros dijimos claramente que no estábamos anunciando la erradicación del zika en Puerto Rico. Hay muchas otras enfermedades que aquí no hemos erradicado como la tos ferina, la tuberculosis, el tétano; aquí sí se ha erradicado el polio y la viruela. O sea, que aquí sí hay enfermedades que se mantienen. El dengue no se ha erradicado ni la influenza. En ningún momento yo he anunciado que se ha erradicado el zika. Dijimos que se ha dado el fin a la epidemia del 2016”, estableció categóricamente Deseda en referencia a los reportes de otros medios que anunciaban la erradicación del virus en el país.

La epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, urgió a la ciudadanía a no bajar la guardia con el virus del zika, a pesar de que la advertencia de epidemia fue descontinuada por la Organización Mundial de la Salud. (Archivo)

Deseda explicó que cuando un virus nuevo de este tipo es introducido a una población que anteriormente no había sido expuesta, es de esperarse que con la exposición primeriza se desarrolle la enfermedad rápidamente y los números aumenten vertiginosamente. En algunos casos, los números ascienden a tal grado que llegan a niveles epidémicos.

Según indicó la epidemióloga del Estado, la introducción del virus del zika en Puerto Rico ocurrió en noviembre de 2015, cuando se registraron 10 casos positivos antes de enero de 2016. Poco a poco, los casos comenzaron a aumentar de forma escalonada y no fue hasta agosto de 2016 que se llegó al número pico con 8,000 casos registrados entre la población.

No obstante, de ese punto en adelante, Deseda indicó que el reporte de casos comenzó a disminuir y, de haberse registrado para esta misma fecha 400 casos en apenas un mes, este año apenas han llegado a 10 casos.

“Al nosotros ver esta disminución, decimos que la epidemia había concluido. O sea, no estamos a niveles epidémicos”, estableció Deseda.

Bajan los casos de Zika en la isla

“Ahora, esto no quiere decir que nosotros no vamos a ver más adelante uno que otro caso. El virus del zika se transmite por un mosquito y el mosquito lo seguimos teniendo. Es la OMS quien establece los niveles de alerta en todos los países del mundo de acuerdo a los tipos de enfermedades a las cuales uno tiene que tener precaución”, añadió la doctora mientras señaló que las alertas son dinámicas y fluctúan según los niveles epidémicos van cambiando.

Aunque la epidemióloga no señaló la aspersión con el larvicida Bacillus Thuringiensis Israelensis (BTI) como uno de los factores para el control de la epidemia, sí indicó que la misma acción de la población para controlar los criaderos de mosquitos y, por ende, la propagación del virus, fue uno de los principales factores.

Deseda recalcó que el virus del zika es transmitido por el mosquito Aedes aegypti y la manera más sencilla de controlar la propagación del virus es tomando medidas de precaución para no ser picado.

Asimismo, Deseda explicó que otra de las acciones que atajaron la propagación epidémica del virus fue la rápida acción tomada por las mujeres embarazadas para realizarse la prueba de detección del virus y, de ese modo, el Estado pudo identificar a aquellas madres que, a pesar de no mostrar sintomatología, tenían resultados positivos al virus.

“Nosotros hemos hecho un compromiso de que estas aproximadamente 3,800 madres positivas al virus, que incluyen las sintomáticas y las que no muestran síntomas, sus niños van a participar de una evaluación en los siete centros pediátricos de excelencia y los vamos a seguir monitoreando por tres años, porque queremos estar seguros de que estos niños que nacieron de estas madres positivas no tuvieron los defectos ni complicaciones como se esperaba”, aseguró.

Deseda criticó las predicciones de varios sectores que, sin tener la información y el conocimiento, predijeron hasta 600 casos de recién nacidos con microcefalia, cuando apenas se han registrado 150 en el periodo de casi dos años en los que se extendió el alerta de epidemia.

La funcionaria explicó además que solo existen acumulados entre 40 y 50 casos de zika confirmados por laboratorios, pero esa cifra no podría ser precisa al tenerse conocimiento de gran cantidad de ciudadanos que decidieron no realizarse la prueba del virus.

La doctora también indicó que existen 38 casos confirmados de recién nacidos con defectos congénitos que incluyen pérdida fetal y otros que desarrollaron malformaciones. No obstante, no se esperan más casos de infantes contagiados ya que el 90% de los niños que posiblemente nacería con defectos luego del pico de la epidemia en agosto del año pasado, nació entre los meses de marzo y abril de este año.

Bajo control la epidemia del zika en Puerto Rico

Sobre muertes relacionadas al virus, Deseda explicó que se registraron cinco muertes sospechosas, pero aclaró que una prueba positiva de zika no determina que esa fue la causa de la muerte.

“Con el zika no tenemos, como con el dengue, la situación hemorrágica. Con el dengue, la gente que muere porque se van en shock y mueren por la hemorragia. Con el zika no tenemos shock ni problemas hemorrágicos. El problema neurológico del síndrome de Guillain-Barré, que también lo causan otras infecciones como la influenza, era de esperarse ya que el zika, siendo una infección, haya registrado estos casos”, indicó.

Deseda urgió a la población a no bajar la guardia frente al virus y exhortó a la ciudadanía a continuar con las medidas de prevención para evitar la propagación del virus.

image_print

You must be logged in to post a comment Login