26 de Febrero de 2021

Crean alianza para fomentar microempresas en Puerto Rico

Por el 8 de Diciembre de 2016

La Alianza para la Incubación de Microempresas Comunitarias Solidarias (Aimecs), el grupo Empresarios por Puerto Rico (EPR) y el movimiento cooperativista se unieron hoy para celebrar el Noveno Día Global de la Incubación de Negocios con el lanzamiento de la campaña “Impulsa una Microempresa”, que busca desarrollar microempresas comunitarias como alternativa para levantar la economía de Puerto Rico.

(Suministrada)

Según explicó Nelson Reyes, gestor de la iniciativa, el elemento económico es fundamental si se quiere erradicar la pobreza, de ahí la importancia de crear microempresas comunitarias. (Suministrada)

Para la campaña, que está acompañada del portal digital www.impulsaunamicroempresa.com, Aimecs recibió el respaldo de varias empresas asociadas al grupo EPR con un fondo inicial de $25,000 destinado a darle el impulso económico necesario a personas que deseen iniciar una microempresa.

Nelson Reyes Del Valle, creador del Modelo de Incubadora de Microempresas Comunitarias Solidarias (iMECs) y especialista en desarrollo económico comunitario, explicó cómo funciona el programa.

“La persona viene con una idea y esa es la idea que comenzamos a trabajar. Está un año con nosotros, recibiendo capacitación empresarial, análisis de viabilidad, de mercado y aprende todo lo que tiene que ver con negocios además de la parte de permisos, la de identificar el financiamientos e incentivos”, explicó Reyes Del Valle, quien aseguró que el impulso de este tipo de microempresas comunitarias podría ser el punto de partida para levantar la economía del país.

“Esto podría ser una de las alternativas que hay que mirar seriamente en un país que no está creando empleos como lo es Puerto Rico. Perdemos más empleos de lo que somos capaces de crear. Por eso las tasas de desempleo son altas, mientras que las tasas de empleo se siguen cayendo cada vez más. Esto es una herramienta para crear empleos y el país tiene que mirar muy seriamente este fenómeno de la incubación de empresas”, añadió.

Según indica el estudio de impacto de las incubadoras de microempresas comunitarias -realizado entre los años 2010 y 2015 hoy en día se necesitan entre $2,500 y $5,000 para incubar una microempresa durante un año, en comparación con los $10,000 a $40,000 que costaba hace aproximadamente 20 años. El estudio reveló además que Aimecs posee el potencial de impactar el 40% de la población total de Puerto Rico.

Como prueba del potencial que tiene el proyecto, Reyes Del Valle explicó que para el 2015, tres incubadoras proyectaron la creación de 116 empleos directos, de los cuales, al momento del estudio, habían creado 65 empleos . El 51% de los participantes de los programas de incubación entre los años 2010 al 2015 establecieron su microempresa o estaban en proceso de establecerla.

El gestor, quien además es psicólogo social comunitario, explicó que se pretende hacer partícipe del desarrollo de nuevos empresarios a profesionales y compañías exitosas que crean en que es posible fortalecer la economía del país apostando a los emprendedores locales y creando nuevas alianzas entre éstos.

“Muchos proyectos empresariales que hemos empezado, fracasaron. Analizamos eso y nos dimos cuenta de que la herramienta de incubación de negocios es vital para el éxito de estas empresas así que nos dimos a la tarea de criollizar esa idea que existe a nivel mundial y trabajarla aquí, a nivel local. Está comprobado que estos negocios son más eficientes cuando trabajan de la mano de una incubación de negocios a que si alguien lo monta solito”, indicó Reyes Del Valle.

La iniciativa tiene como principales auspiciadores a un grupo de cooperativas de ahorro y crédito, que, según indicaron, consistentemente ha apoyado el desarrollo de microempresas en la isla,. También cuentan con la Fundación Kinesis, dedicada a brindar oportunidades de estudios universitarios a personas talentosas, y Supermercados Selectos.

El grupo aspira a que más empresas locales se identifiquen con este modelo de colaboración que podría impactar beneficiosamente no solo a las comunidades en donde se desarrollan, sino que están confiados en que ayudará a promover una cultura de consumo local y más solidaria en Puerto Rico.

Con el respaldo necesario del gobierno y la empresa privada, Reyes Del Valle aseguró que Aimecs podría recibir hasta 300 personas para incubarse durante 2017. De éstas, se podrían establecer 150 microempresas y más de 150 puestos de trabajo, según la experiencia de la Aimecs.

Las empresas auspiciadoras se mantendrán conectadas en la página virtual del Programa Impulsa una Microempresa.

image_print

You must be logged in to post a comment Login