29 de Noviembre de 2021

Cuerpo de Ingenieros culmina proceso de evaluación de escuelas tras María

Por el 4 de Diciembre de 2017

Luego de asistir en el proceso de evaluación de 1,131 planteles escolares sobre los daños que sufrieron a causa del huracán María, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE, en inglés) y su Equipo de Evaluación de Infraestructura inspeccionó la última escuela el pasado 27 de noviembre.

Las evaluaciones serán utilizadas por el Departamento de Educación de Puerto Rico (DE) para decidir si buscarán reparaciones temporeras a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), que se hagan reparaciones permanentes o cerrar completamente la escuela.

“USACE solo provee evaluación técnica del daño estructural, daño al equipo eléctrico o mecánico y seguridad general”, expresó Brandon Works, director de construcción de USACE y director de misión de evaluación infraestructural.

Algunas escuelas que sufrieron daños “mínimos” han podido reabrir, prohibiendo el acceso de los niños a las áreas peligrosas. En otras escuelas, el personal y la comunidad han hecho reparaciones por su cuenta, para que al menos, partes de la escuela puedan ser reabiertas para los estudiantes.

Denuncian problema de asistencia de estudiantes y planteles cerrados tras María

Una maestra de inglés comparó los efectos del huracán a una bomba detonada. “No es normal”, indicó. Las clases en su escuela se reanudaron pocos días después de que el Equipo de Evaluación de Infraestructura visitara la escuela el 22 de noviembre. “Los estudiantes estaban muy felices de regresar”, señaló. “Extrañaban a sus amigos y maestros. Estaban cansados de estar en la casa”, agregó la educadora.

“Mientras que cada misión que el Cuerpo de Ingenieros ejecuta es importante, completar las evaluaciones de las escuelas es una de las más gratificantes. Estas evaluaciones se le proveen al Departamento de Educación para que ellos puedan tomar la decisión de reanudar las clases y permitir que los niños continúen con su educación. Los niños de Puerto Rico han pasado por mucho y nos sentimos honrados de poder restablecer un poco de normalidad en sus vidas”, aseguró la general de brigada Diana Holland, comandante de la División Atlántico del Sur de USACE.

“Diariamente, cada equipo de Asistencia Infraestructural tendría una lista de escuelas para visitar y llevar una evaluación detallada. A veces, la escuela era cerrada y trancada. Estas escuelas eran marcadas y las volvían visitar en otro momento. Muchas de las escuelas abiertas solo estaban disponibles para evaluación de lunes a viernes, desde las 8:00 de la mañana hasta el mediodía, así que la oportunidad para llevar a cabo una evaluación era escasa”, explicó Works. “A veces era difícil llegar hasta las escuelas que están en la montaña por deslizamientos de tierra, lluvias copiosas y carreteras cerradas, así que a veces había múltiples intentos de llegar a una escuela”, destacó.

Regresa el FAFSA Weekend para graduandos de escuela superior

Luego de llegar a la escuela, los inspectores hablaban con quien estuviese a cargo para obtener un sentido de la cantidad y gravedad del daño. En ocasiones no había traductor oficial, así que el equipo improvisaba. En una de las escuelas, un niño fungió de intérprete, ya que nadie más en la escuela hablaba inglés.

En la escuela, los inspectores buscarían información, tal como “¿Cuál es la condición de las verjas alrededor de la escuela?” o “¿La escuela tiene agua potable? ¿Electricidad? ¿Aire acondicionada?”. Luego inspeccionaban las áreas que tenían daños. Después, entrarían la información y las fotos al software de reportes, en las tabletas que llevaban con ellos.

El Departamento de Educación recibía información actualizada sobre las evaluaciones. “Fuimos bien recibidos en cada escuela y el personal fue bien diligente durante nuestras evaluaciones. Fue gratificante con el Departamento de Educación de Puerto Rico para reabrir las escuelas”, puntualizó Works.

image_print

You must be logged in to post a comment Login