18 de Enero de 2020

Definen plan de deportación de Trump como crisis constitucional

Por el 14 de Julio de 2016

NUEVA YORK (AP) — Deportar a los 11 millones de inmigrantes sin autorización que viven en Estados Unidos en un plazo de dos años, tal y como propone el aspirante republicano a la presidencia Donald Trump, significaría arrestar 15,000 personas al día, algo imposible de hacer sin quebrantar leyes actuales y los derechos civiles de los inmigrantes, denunciaron activistas el jueves.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), con sede en Nueva York, señaló en un nuevo reporte que “no hay un mecanismo concebible” para lograr la expulsión de tantos extranjeros y a la vez respetar sus derechos constitucionales.

El plan de deportación de Trump ha causado controversia mundial (AP / Darron Cummings)

El plan de deportación de Trump ha causado controversia mundial (AP / Darron Cummings)

El grupo asegura que la única forma de arrestar a los inmigrantes sería a través de etiquetación racial, paradas de tráfico injustificadas, redadas ilegales de casas y lugares de trabajo y aparatos electrónicos de vigilancia activados sin autorización judicial.

El plan de Trump, además, supondría pasar de 4,844 agentes de inmigración a más de 90,000, y de 34,000 a 348,831 camas en centros de detención, menciona el estudio.

En la actualidad, los inmigrantes sin autorización solo son arrestados si llaman la atención de las autoridades.

“Para llevar a cabo este plan de deportación masiva, Trump tendría que adentrarse más en las comunidades estadounidenses. Incluso si los impuestos de los contribuyentes pudieran desviarse para lograrlo, el esfuerzo eliminaría las libertades civiles de todos”, asegura el informe.

Portavoces de Trump no respondieron de forma inmediata una solicitud de respuesta enviada por The Associated Press.

image_print

You must be logged in to post a comment Login