27 de Junio de 2022

Denuncian irregularidades en instalación de tragamonedas en el aeropuerto

Por el 14 de Septiembre de 2016

El coordinador del área norte de operadores de máquinas de videojuegos en Puerto Rico, Aníbal Villafañe, condenó hoy la instalación de 300 máquinas tragamonedas en los terminales A, B y C del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín por entender que el proceso no ha seguido las debidas estipulaciones establecidas por ley.

(AP Photo/Charlie Riedel)

Fuentes de Caribbean Business indicaron que uno de los motivos expuestos por la CTPR para la instalación de las máquinas tragamonedas, es la recaudación de dinero para inyectar a los Sistemas de Retiro. (AP /Archivo)

Villafañe catalogó la manera en que la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) ha levantado el andamiaje para la colocación de las máquinas como un “engaño a la Legislatura y una falta de respeto”.

El coordinador denunció además que la directora de la CTPR tiene serios conflictos de interés en el asunto, principal razón para hacer su denuncia.

“Por años hemos venido diciendo que la directora de la Compañía de Turismo, Ingrid Rivera Rocafort, era una de nuestras operadoras de máquinas de entretenimiento para adultos, cuando no trabajaba para el gobierno. Las mismas las operaba en dos establecimientos de garaje para despacho de gasolina, propiedad de ella y su exesposo. Hemos afirmado que esta señora tiene una oferta de trabajo de la misma compañía que ahora está instalando las máquinas de entretenimiento en el aeropuerto Luis Muñoz Marín. Las mismas se han instalado sin que la propia Legislatura lo autorice, se han inventado un reglamento que no ha pasado por el debido proceso de ley, y de la noche a la mañana, realizan un operativo de relaciones públicas para justificar la presencia de dichas máquinas en un lugar donde transitan miles de niños”, indicó Villafañe.

Por ello, el coordinador solicitó públicamente a la Oficina del Contralor de Puerto Rico que intervenga y se apodere de la documentación generada por la transacción de la instalación de las máquinas en el aeropuerto por éste entender que de la transacción se desprenden serias irregularidades.

Asimismo, Villafañe aseguró no tener confianza en el Departamento de Justicia (DJ), por este haber sido parte del documento que permite la instalación de las máquinas. Según aseguró, presuntamente ningún funcionario de Justicia conoce sobre la existencia de la compañía que está instalando las máquinas.

El coordinador dijo además que, aparentemente, la CTPR “olvidó” registrar la compañía que instala las máquinas en Puerto Rico y ello constituye una violación de ley.

“Nosotros vamos a pedir una investigación una vez entre en funciones el nuevo presidente del Senado de Puerto Rico. El operador del aeropuerto dice que no sabe cómo fue que llegaron esas máquinas que fabrica la compañía Aristocrat Gaming a sus facilidades en Carolina. La realidad es que todos sabemos que el operador del aeropuerto (la compañía mexicana, Aerostar), vino a Puerto Rico a ganar dinero, por lo que sabemos que están mintiendo con relación a la ubicación de esas máquinas. El hecho es que ningún operador privado deja instalar 300 máquinas sin que tenga participación o ganancia, aun por concepto de rentas”, señaló el denunciante.

“El decir que Turismo tiene toda la responsabilidad, es una falsedad, aquí alguien está mintiendo. Nadie sabe si hubo subasta o si fue una contratación de amiguismo para favorecer a un concesionario en particular. Las mismas fueron instaladas con la protección de un reglamento que nadie conocía, que lo hicieron a escondidas. Lo único que sabemos es que la compañía que instaló las mismas tiene como cabildero a un recaudador del Partido Popular Democrático (PPD), socio del hoy convicto Anaudi Hernández Pérez, y que ha sido mencionado en múltiples ocasiones en el juicio en que se está llevando a cabo en estos momentos en el Tribunal Federal”, argumento Villafañe.

El líder de los operadores de máquinas de video juegos en el aérea norte expresó su preocupación por la ausencia de involucramiento del Departamento de la Familia (DF), la Oficina del Procurador de Menores (OPM) y las organizaciones para la protección de la niñez en la discusión de este tema tan importante.

“El gobierno requiere que no se instalen máquinas de entretenimiento cerca de las escuelas y de las iglesias. Eso se hace para proteger a la niñez del efecto del juego. Ahora sucede que han ubicado 300 máquinas para que los niños tengan acceso a ellas en el aeropuerto. Esto es una violación del propio gobierno. La directora de Turismo se ha abrogado funciones de legisladora las cuales no tiene”, sentenció Villafañe.

Fuentes de Caribbean Business indicaron que uno de los motivos expuestos por la CTPR para la instalación de las máquinas tragamonedas es la recaudación de dinero para inyectar a los Sistemas de Retiro de servidores públicos, sin embargo, la Corporación Pública no ha sido del todo clara sobre la repartición de estos recaudos.

Este medio contactó a la CTPR para obtener una reacción, sin embargo, una portavoz indicó que Turismo llevará a cabo una conferencia de prensa este viernes para ofrecer detalles sobre las nuevas tragamonedas.

image_print

You must be logged in to post a comment Login