21 de Junio de 2021

Direct Relief anuncia $3 millones en proyectos de energía resiliente para centros de salud

Por el 1 de Junio de 2021

Ivonne Rodríguez-Wiewall, asesora ejecutiva de Direct Relief en Puerto Rico, entrega paquetes de respuesta para emergencias al doctor Jorge Vázquez, director médico de Health Pro Med. (Suministrada)
Ivonne Rodríguez-Wiewall, asesora ejecutiva de Direct Relief en Puerto Rico, entrega paquetes de respuesta para emergencias al doctor Jorge Vázquez, director médico de Health Pro Med. (Suministrada)

Como parte de la temporada de huracanes 2021 en el Atlántico, que comienza el 1 de junio, la organización sin fines de lucro, Direct Relief, anunció $3 millones en nuevos proyectos de energía resiliente en seis centros de salud en Puerto Rico.

El anuncio forma parte de un compromiso de $5 millones por parte de Direct Relief, para instalar generación de energía solar y almacenamiento de baterías en centros críticos de salud a través de la Isla.

“Basándose en las lecciones aprendidas con el huracán María, Direct Relief ha enfocado sus esfuerzos en la preparación para emergencias con soluciones sustentables y resilientes que logren mejorar la respuesta ante futuros desastres a corto y largo plazo. Proyectos como la instalación de sistemas de energía renovable, reparaciones de infraestructura, donaciones de unidades móviles y vehículos todo terreno que facilitan el acceso a servicios de salud, son algunas de las iniciativas que permitieron a los centros de salud primaria tomar un rol principal en la respuesta ante las emergencias de los terremotos del 2020 y la pandemia del Covid-19”, destacó Ivonne Rodríguez-Wiewall, asesora ejecutiva para Direct Relief en Puerto Rico.

Los nuevos proyectos anunciados incluyen:

  • Prymed Medical Care – Ciales: Un sistema solar fotovoltaico de 139 kW y un sistema de almacenamiento de energía Tesla de 114kW/464 kWh ayudarán a garantizar que el centro, situado en la región montañosa de Puerto Rico, mantenga los servicios médicos de emergencia durante los cortes de energía. Se espera que el proyecto esté terminado a finales de 2021.
  • Neomed Center – Trujillo Alto: Es el único centro de salud dentro de un área metropolitana muy poblada que atiende a pacientes vulnerables. Neomed también gestiona una sala de emergencias que funciona las 24 horas del día y que no puede permitirse el lujo de quedarse sin energía durante una emergencia. El sistema fotovoltaico de 64,35 kW y el sistema de almacenamiento de energía Tesla de 60 kW/162kWh (12 Powerwalls) a instalarse próximamente, garantizarán que siga funcionando. Se espera que el proyecto finalice a principios de 2022.
  • Centro de Servicios Primarios de Salud – Florida: Esta clínica atiende al municipio más pequeño de Puerto Rico, Florida, en la región montañosa de Puerto Rico. Los residentes dependen del Centro de Servicios Primarios de Salud para recibir atención médica, incluidas las visitas a sala de emergencias. La energía solar fotovoltaica de 139 kW y el sistema de almacenamiento de energía Tesla de 114kW/464 kWh garantizarán que los pacientes del centro reciban asistencia médica durante y después de una emergencia. Se espera que el proyecto entre en funcionamiento a finales de 2021.
  • “Direct Relief está trabajando en otras cuatro instalaciones que se encuentran en diversas etapas de desarrollo en Barranquitas, Ponce, Trujillo Alto y Vieques.”

“Con el apoyo de Direct Relief, hemos hecho posible que Vieques pueda tener su clínica de salud primaria con equipos clínicos “state of the art”, será una realidad tener servicios de salud primarios, de calidad y de forma constante. Lo próximo será asegurar la energía utilizando placas solares. Hoy estamos anunciando que, gracias a una inversión de $1.5 millones por parte de Direct Relief, Culebra también tendrá un centro de salud primario donde la calidad será consistente y la infraestructura, una resiliente. Vieques y Culebra van en camino a tener seguridad en sus servicios de salud incluyendo la transportación en emergencias, Direct Relief y HealthproMed lo hará realidad”, dijo Ivonne Rivera, directora ejecutiva de Health Pro Med.

“A donde van los huracanes, les siguen los cortes de electricidad. El huracán María demostró al mundo hasta qué punto la energía es un requisito previo para la salud. El apagón que duró meses provocó que se perdieran gran parte de los medicamentos sensibles a la temperatura de Puerto Rico, dejó inaccesibles los récords médicos electrónicos, inoperables los equipos médicos esenciales y paralizó servicios médicos vitales. El huracán también impulsó a Direct Relief a incorporar la energía resiliente como elemento central de sus esfuerzos humanitarios en la salud”, destacó la organización.

Tras el huracán María, Direct Relief, con el apoyo de AbbVie y otros, ha trabajado para equipar a comunidades a través de la Isla con 1.2 megavatios de capacidad de producción solar y 2.6 megavatios de almacenamiento en baterías, incluyendo:

“La ampliación de los esfuerzos de Direct Relief en Puerto Rico, en colaboración con organizaciones locales extraordinarias, surge de un compromiso sólido para garantizar que la Isla esté bien equipada para afrontar huracanes y otros desastres, y evitar sus posibles consecuencias”, dijo Thomas Tighe, principal oficial ejecutivo de Direct Relief.

En adición a la energía resiliente, Direct Relief está preposicionando suministros médicos de emergencia a través de todo Puerto Rico, a lo largo de las costas estadounidense del Golfo y del Atlántico, en todo el Caribe y las naciones centroamericanas.

“El esfuerzo humanitario se produce en un momento en el que las temperaturas globales siguen aumentando y la frecuencia e intensidad de los huracanes y otros desastres continúan incrementando. La temporada de huracanes de 2020 fue la más activa de la que se tiene constancia, con 30 tormentas con nombre, 14 de ellas huracanes. Dos fueron tormentas de categoría 4, Eta e Iota, que impactaron a Nicaragua con dos semanas de diferencia, causando daños catastróficos y provocando una ola masiva de desplazamientos”, recordó la entidad.

“Los módulos pre posicionados de Direct Relief contienen los artículos médicos más necesarios en el evento de una catástrofe, como suministros para traumas, antibióticos y medicamentos para la diabetes, la hipertensión y otras enfermedades crónicas. Los suministros se ponen a disposición de las organizaciones de salud locales que atienden a las comunidades más vulnerables a los eventos naturales. Los módulos varían en tamaño desde 112 libras para clínicas individuales, hasta módulos más grandes de 1,680 libras, para destinos internacionales”, explicó la organización.

“A nivel internacional, Direct Relief está pre posicionando los módulos en toda América Central y el Caribe, incluyendo Anguila, Bahamas, Barbados, Islas Vírgenes Británicas, Dominica, República Dominicana, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, así como en Bangladesh, Fiji e India”, agregó.

image_print