23 de Octubre de 2019

[DOCUMENTO] Gobierno da paso a renuncias incentivadas de empleados públicos

Por el 9 de Noviembre de 2017

A partir del 15 de noviembre y hasta el 15 de marzo, los empleados públicos podrán renunciar voluntariamente a cambio de un incentivo económico que el Gobierno de Puerto Rico les dará hasta que culmine el año fiscal el próximo 30 de junio.

A pesar de que se anunció ya hace varios meses como parte de las medidas de reestructuración gubernamental bajo el plan fiscal, fue el pasado martes, 7 de noviembre, que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) firmó una orden administrativa que establece el “Programa de Transición Voluntaria“.

A los participantes del programa se les pagará también las vacaciones y horas extra a las que tengan derecho. Asimismo, recibirán $100 mensuales hasta el 30 de junio para pagar un plan de salud. (Juan J. Rodríguez/CB)

La Fortaleza anunció hoy el programa mediante comunicado de prensa.

“Con esta medida, ayudamos a empleados que quieren buscar otras oportunidades fuera del Gobierno y reducimos el gasto público a largo plazo sin despedir a nadie”, manifestó el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

Para incentivar la “renuncia voluntaria”, el Gobierno pagará al empleado público el equivalente a lo que hubiera recibido de sueldo desde el día en que renuncie hasta el 30 de junio de 2018. Este incentivo se pagaría a través de plazos cada vez que el Gobierno pague la nómina y estará libre de contribuciones sobre ingreso.

Según la orden de Aafaf, solamente son elegibles aquellos empleados de carrera con estatus regular de la rama ejecutiva, excepto aquellos cuyos sueldos son cubiertos con fondos federales. Empleados de confianza podrán ser elegibles solamente si tienen derecho de reinstalación a un puesto de carrera y así lo hagan.

A los participantes del programa se les pagará también las vacaciones y horas extra a las que tengan derecho. Asimismo, recibirán $100 mensuales hasta el 30 de junio para pagar un plan de salud.

Aquellos empleados que ya puedan acogerse a los beneficios de retiro podrán hacerlo y recibir de igual forma el incentivo económico por renunciar voluntariamente. No obstante, la anualidad de retiro a la que tienen derecho comenzarán a recibirla a partir del 1 de julio de 2018.



Orden Ejecutiva Aafaf (Text)

El proceso para acogerse al programa se hará mediante solicitud electrónica que será evaluada por el jefe de agencia y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), quienes podrán denegar solicitudes según ciertos criterios.

“Si la Autoridad Nominadora determina que la renuncia voluntaria del empleado elegible afecta adversamente los servicios que la entidad de la rama ejecutiva brinda o que no cuenta con los fondos necesarios para el cumplimiento con lo requerido por esta Orden Administrativa, podrá denegar la solicitud del empleado elegible para acogerse al programa”, lee el documento.

Una vez se apruebe la solicitud, el empleado estará obligado a firmar un acuerdo final donde su renuncia adviene “final e irrevocable”, mientras que releva totalmente al Gobierno de reclamaciones que pueda tener o haya tenido relacionadas a su empleo y el proceso de terminación.

Aunque el proceso de evaluación de solicitudes reside mayormente en la agencia correspondiente y OGP, el programa será administrado por un comité liderado por Aafaf y con la participación de los titulares de los Departamentos de Hacienda, Desarrollo Económico y Comercio, Trabajo y OGP.

“El Comité tendrá todos los poderes necesarios y convenientes para implantar esta Orden Administrativa”, lee el documento.

Por otro lado, aquellos empleados que se acojan al programa quedarían registrados en un “banco de talentos” que manejará el Departamento del Trabajo y estaría disponible para patronos privados y sin fines de lucro.

image_print

You must be logged in to post a comment Login