29 de Mayo de 2020

Educación define sus propios criterios para evaluar escuelas

Por el 24 de Agosto de 2017

La secretaria de Educación, Julia Keleher, presentó esta semana parte del borrador del plan de la agencia para cumplir con la Ley federal Cada Estudiante Triunfa (ESSA, en inglés), el cual contiene un nuevo modelo para evaluar las escuelas con criterios definidos en Puerto Rico por primera vez en la historia, así como una alternativa a la clasificación de los planteles.

Si las escuelas no cumplieran, pudiera haber un: “state takeover”, es decir, el estado podría asumir la administración, de manera que se fuerce el cumplimiento. (Juan J. Rodríguez/CB)

El borrador fue enviado el 19 de agosto a la revisión del gobernador Ricardo Rosselló Nevares y será firmado por la secretaria entre el 11 y el 15 de septiembre, para posteriormente presentarse ante el Departamento de Educación de Estados Unidos. Este no contempla despidos, aseguró Keleher, quien destacó que el plan se logró luego de varias consultas a las comunidades escolares.

Los cambios se dan de cara a la reorganización del Departamento de Educación (DE), que incluirá la conversión de las regiones educativas en regiones LEA (Local Education Agency), con las cuales se proyecta consolidar las funciones de los distritos educativos. Esto contemplaría eventualmente la movilización de cerca de 100 de los 250 empleados que posee cada región educativa para ofrecer asistencia administrativa directamente en las escuelas.

A partir de la firma de este plan, las 1,113 escuelas públicas de la isla serán medidas de acuerdo a ocho variables clasificados en cuatro indicadores. Si alguna no tuviera todos las variables para ser evaluada, se ajustaría a los que tengan disponibles.

Los cuatro indicadores serán: el progreso académico, la tasa de graduación (escuela superior) o el aprovechamiento en Inglés (en escuelas elementales y secundarias), el progreso de los estudiantes aprendices del español como segundo idioma (LSP) y la calidad de la escuela.

Educación reubicará a unos 1,000 maestros por ajustes en matrícula 

Es más flexible en el sentido de que nosotros podemos identificar los indicadores. Antes eso era impuesto por el Gobierno federal”, explicó Keleher en una presentación a un grupo de senadores en el edificio Baltasar Corrada, en el ala sur del Capitolio.

El primer indicador —progreso académico— dependerá de los resultados que los estudiantes tengan en las pruebas de Medición y Evaluación para la Transformación Académica (META) en las materias de Español y Matemáticas, así como del aprovechamiento académico. En el caso de escuelas superiores, se incluirán, además, los resultados del College Board.

En el segundo indicador, la tasa de graduación se medirá de acuerdo a los estudiantes que comenzaron grado 10 y se graduaron en 12, es decir, se tomarán en cuenta los estudiantes que completaron el proceso en esos tres años. Mientras que el aprovechamiento en Inglés dependerá del resultado en las pruebas META.

El indicador de LSP dependerá de los resultados de los estudiantes en las pruebas de ubicación y progreso del dominio del español conocidas como LASLink, dirigida específicamente a los estudiantes aprendices del español como segundo idioma.

Por último, la calidad de la escuela dependerá de la asistencia de los maestros, la asistencia de los estudiantes y de la tasa de participación en las pruebas META.

Si las escuelas no cumplieran, pudiera haber un: “state takeover”, es decir, el estado podría asumir la administración, de manera que se fuerce el cumplimiento.

Nueva forma de clasificar planteles

En cuanto a la clasificación de escuelas, atrás quedarán los términos “excelencia”, “enfoque”, “progreso” y “prioridad”. Esta era la forma en que se clasificaban las escuelas desde 2013, la cual, según Keleher, no era clara y presentaba deficiencias.

A partir de la firma de este plan, las escuelas tendrán clasificación de “comprehensive”, “targeted” y “others”.

10 novedades en el Departamento de Educación de cara al inicio de clases 

En “comprehensive” caerán las escuelas con el 5% más bajo de la puntuación de todos los estudiantes, así como las que tengan una tasa de gradación menor a 67%. Estas son las escuelas “que tienen la mayor necesidad”, dijo Keleher.

En “targeted” estarán los planteles con al menos “un subgrupo, con un mínimo de 10 estudiantes, que se encuentre en el 10% más bajo de la puntuación calculada respecto a su subgrupo”.

Se informó que, al momento, 109 escuelas están clasificadas como “comprehensive”, siendo la región educativa de San Juan la que posee la mayor cantidad (30), y 95 como “targeted”. En este último renglón, las regiones de Humacao y de San Juan poseen 23 escuelas cada una.

image_print

You must be logged in to post a comment Login