Educación desconoce efecto del cierre de escuelas en el pasado cuatrienio

A pesar de que alrededor de 200 escuelas fueron cerradas el pasado cuatrienio y otras tantas fueron reestructuradas —cambiando los grados que otorgaban— el Departamento de Educación (DE) nunca realizó un estudio para evaluar el efecto de esos cambios.

Así lo confirmó la secretaria de Educación, Julia Keleher, que a principios de mes anunció que para el próximo año escolar, que inicia en agosto, se cerrarán otras 179 escuelas con el propósito de “mejorar la calidad de la enseñanza y optimizar el uso de los recursos que tenemos”. El DE ahorraría $7.7 millones con el cierre de estos planteles.

“Se debió haberlos hecho [los estudios para evaluar el impacto], sí. Pero si se montó la evaluación al tomar la decisión cuando se hizo en mayo pasado, no. Pero yo al llegar en enero es difícil empezar con un estudio, una evaluación del impacto… Si me preguntas a mí, si yo tengo la expectativa de producir un informe del impacto de las decisiones que haya tomado, claro que sí, porque no tengo ningún miedo de enfrentar los resultados”, declaró Keleher en una entrevista en el programa televisivo Jugando Pelota Dura (Sistema TV).

[DOCUMENTOS] Educación publica lista de 179 escuelas que se cerrarán

Cuando se le preguntó sobre las razones para proponer cambios similares a los de los pasados años sin evaluar las consecuencias, la titular del DE insistió en la necesidad de ajustar la cantidad de planteles educativos a la baja en la matrícula, hacer mejor uso de los recursos y mejorar la calidad de la educación. Este último punto, sostuvo, ha enfrentado problemas en el pasado de acuerdo a los resultados de las Pruebas Puertorriqueñas.

De otro lado, la secretaria de Educación confirmó que la consolidación de escuelas provocará que no se renueven contratos de muchos de los 6,000 maestros transitorios en el sistema.

“Sí, vamos a reducirlos, no puedo decir cuántos transitorios van a faltar hasta que ubique todos los que son. Tenemos 6,000 transitorios y un sistema donde tengo excedentes y vacantes, explíquenme las matemáticas de eso”, afirmó.

Sobre la reorganización administrativa en el DE, al que se critica por la burocracia existente, Keleher dijo que también desarrolla un plan, pero no pudo dar detalles de los recortes exactos o los ahorros. Afirmó que quiere que el sistema sea similar al de algunos de estados de Estados Unidos, con distritos dirigidos por oficiales académicos o “chief academic officers”.

Portavoz de la Cámara se opone al cierre de escuelas

Tras los cambios que ha propuesto, Keleher sostuvo que “medio mundo se molestó conmigo”, aunque no quiso decir si se trataba de políticos, alcaldes, funcionarios o maestros. “Vamos a decir que gente por ahí” se molestó, se limitó a decir, tras insistir en que seguirá adelante con los cambios y sacando a la política del sistema educativo.

Luego del anuncio del cierre de escuelas, legisladores del Partido Nuevo Progresista (PNP) mostraron su oposición a la propuesta. Entre ellos destacan el portavoz de la mayoría del PNP en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló, y el senador Luis Daniel Muñiz.

Los 27,431 estudiantes y 2,786 maestros que se afectarán con la consolidación serán reubicados en 197 escuelas receptoras. Según reportó CB en Español en primicia, la meta de la secretaria de Educación es tener “menos de 1,000 escuelas”. Con los cierres propuestos, la cantidad de escuelas reduce a 1,113, informó Keleher.