9 de Diciembre de 2019

Electores acudirán a quinto plebiscito sobre estatus en 50 años

Por el 9 de Junio de 2017

Cincuenta años después del primer plebiscito de estatus, los electores en Puerto Rico acudirán este domingo a votar por sus preferencias de estatus entre la estadidad, la independencia/libre asociación y las condición territorial de la isla.

La presidenta de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Liza García Vélez, quien deja su cargo este próximo 30 de junio, aseguró que su agencia está lista para celebrar la consulta a la que asiste una delegación de observadores, principalmente de Estados Unidos, incluyendo a congresistas federales.

“Ya tenemos listas las papeletas, las urnas y el material para esa votación y ya comenzamos a enviar materiales a los centros de votación”, expresó García Vélez a CB en Español.

La votación de este domingo ha sido cuestionada por los opositores por entender que la legislación que la autoriza está diseñada para obtener una mayoría ficticia a favor de la estadidad y porque no cuenta con el aval del Congreso federal porque no cumple con una ley federal aprobada para atender una eventual consulta de estatus en Puerto Rico.

Para esta votación, que se efectúa a un costo de $7.5 millones, se han abierto unos 4,000 colegios en las 1,501 unidades electorales para recibir unos 2,273,206 electores. Para esta consulta, se imprimieron unas 2.5 millones de papeletas.

Anticipan buena participación de electores en el plebiscito de estatus

Esta consulta está enmarcada dentro de otros esfuerzos de la administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, quien aprobó una ley conocida como “Plan Tenesí”, mediante la cual se escogerán siete personas que irán a Washington a promover la estadidad en el Congreso y otros organismos de poder del gobierno federal.

A ese esfuerzo se unirá también la radicación en el Congreso el pasado mes de enero de un proyecto de admisión de Puerto Rico como estado, una medida que será impulsada con más fuerza luego que obtengan un voto favorable a la estadidad para Puerto Rico.

Precisamente, durante su primer mensaje de presupuesto ante la Asamblea Legislativa, el gobernador Rosselló Nevares reiteró su pedido de dejar atrás la colonia y votar por la estadidad en el plebiscito de estatus que se celebrará este domingo en Puerto Rico.

“Como gobernador, exhorto al pueblo a participar en el plebiscito que definirá el reclamo descolonizador que le formularemos al gobierno federal. El 11 de junio Puerto Rico tendrá la oportunidad de darse a respetar ante el gobierno federal y ante el mundo como un pueblo que exige su autodeterminación política”, dijo el gobernador.

Delegación de observadores visitará Puerto Rico durante el plebiscito

El mensaje proestadista de la campaña plebiscitaria destaca los beneficios económicos de la estadidad para Puerto Rico, logrando paridad en la asignación de fondos federales para salud, educación y desarrollo económico, entre otros.

Como parte del proceso de votaciones, hoy votaron en los 31 centros carcelarios del país unos 7,500 confinados y durante toda la semana hasta mañana votaban personas que fueron autorizadas a votar en sus casas y en los hospitales, así como los que solicitaron el voto ausente.

Los partidarios de la estadidad, encabezados por el gobernador y el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien preside la campaña estadista, ven en esa consulta el inicio del proceso que culminará en la otorgación de la estadidad para Puerto Rico.

El expresidente del Senado y exsecretario de Estado, Kenneth McClintock, sostiene que “lo importante es comenzar ese proceso y ya es cuestión de trabajar hasta que el Congreso atienda nuestra petición de aceptarnos como estado de la unión”.

El sector independentista, encabezado por el exsenador Rubén Berríos, cree que, independientemente de los resultados del plebiscito, “si la estadidad gana aquí en Puerto Rico, perderá en Washington donde no le van a dar la estadidad”.

Gobernador tendrá “media tour” en EE.UU. tras el plebiscito

En aquel primer plebiscito de estatus celebrado en 1967, el Estado Libre Asociado (ELA) ganó con 425,132 votos (60.4%), seguido por la estadidad, que obtuvo 274,312 votos (39.0%), y la independencia, 4,248 votos (0.06%).

Los resultados de esa votación cambiaron el paradigma político del país conocido hasta entonces ya que el grupo Estadistas Unidos, que representó la estadidad luego que el Partido Estadista Republicano de Puerto Rico boicoteó la consulta, se transformó en el Partido Nuevo Progresista (PNP), que ganó las elecciones de 1968 y acabó con la hegemonía del Partido Popular Democrático (PPD), que había prevalecido en el escenario politico del país con amplias mayorías desde el 1940.

El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que aglutinaba al sector independentista que acudía a las elecciones, boicoteó esa consulta y los partidarios del ELA consiguieron que una persona validara la opción independentista en esa votación. La más reciente consulta de estatus se efectuó conjuntamente con las elecciones generales de 2012.

En esa votación los electores repudiaron la actual relación política de Estados Unidos con Puerto Rico, en proporción de 53.97% frente a un 46.03% que la apoyó.

Plebiscito aún no cuenta con aval del gobierno de Estados Unidos

En una segunda pregunta que se les hizo a los electores, la estadidad salió ampliamente favorecida con 834,191 votos (61.16%), frente al ELA, que obtuvo 454,768 votos ( 33.34%).

El PPD no defendió la actual relación de ELA e instó a los electores a echar su papeleta en blanco, tras lo cual se contabilizaron 498,604 papeletas en blanco, y otras 74,895 votos a favor de la independencia.

Hoy votaban en los 31 centros carcelarios del país unos 7,500 confinados y durante toda la semana hasta mañana votaban personas que fueron autorizadas a votar en sus casas y en los hospitales, así como los que solicitaron el voto ausente.

image_print

You must be logged in to post a comment Login