15 de Noviembre de 2019

Empleados de la Compañía de Fomento Industrial exigen transparencia

Por el 23 de Agosto de 2019

Empleados de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO, en inglés) anunciaron que se lanzaron a la calle en repudio de las acciones tomadas por el director ejecutivo, Manuel Laboy, el subdirector ejecutivo, Julio Benítez, su Junta de Directores y el personal de confianza que administra la compañía.

“Hoy cuando la administración de PRIDCO pretende conmemorar el día del servidor público nosotros los empleados, los servidores públicos de carrera, nos tiramos a la calle. Desde hace varias semanas los empleados de carrera de PRIDCO hemos sido bombardeados con información o mejor dicho desinformación que crea desasosiego e incertidumbre. Información que se ha dado a conocer por los medios de comunicación del país y que los empleados entramos en conocimiento de esta forma, ya que la administración tiene a bien reunir a los empleados para notificarles una vez la noticia sale en la prensa”, expresaron.

“Es de conocimiento general de empleados de PRIDCO que desde la llegada de Manuel Laboy se tramaba algo con nuestra prestigiosa entidad; debido a la falta de interés y diligencia administrativa. Ahora entendemos que el objetivo era disminuir su capacidad y optimización de sus ingresos, de sus activos y su personal, para justificar la privatización que pretenden realizar”, agregaron.

Según explicaron, desde el 2017, todas las maneras que buscaban para privatizar habían fallado ahora pretenden utilizar a los bonistas como los culpables, ya que, según la administración de Manuel Laboy, fueron los bonistas quienes exigieron la privatización. “Siendo PRIDCO una empresa solvente con una deuda ínfima de $165 millones con relación a sus activos de $1,500 millones para solamente un 11% basado en una razón financiera de deuda total de los bienes vs. activo total. El gobierno es quién decide cómo renegociar la deuda, toda vez que PRIDCO no está en Título III de quiebras bajo PROMESA.”

Mientras, aseguran que PRIDCO, creada en 1942, ha sido un pilar en el desarrollo económico de la Isla. Es el mayor tenedor de propiedades industriales contando en su cartera con propiedades tales como: Microsoft, Coopervision, Honeywell, Eaton Corp., General Electric y Hewlett-Packard.

“Denota un absoluto desconocimiento cuando funcionarios de esta administración emiten comentario como que, durante años, PRIDCO no pudo sacar provecho de los inmuebles a su haber y luego de que se creó el DDEC, PRIDCO entró en una situación de sufragar el presupuesto de esa secretaría, que se convirtió en la principal promotora de actividades económica para la Isla, dejando a PRIDCO limitada a la gestión de bienes raíces”, dijeron.

Históricamente, PRIDCO ha cumplido de forma responsable con el pago de la deuda de sus bonos y otras obligaciones, sin afectar las operaciones de la compañía, manejando de forma responsable su inventario de propiedades, indicaron. Esto, a pesar de las distintas estrategias de desarrollo de negocios establecidas por las diferentes administraciones a través de los años, donde se otorgaron y se continúan otorgando créditos y ajustes en renta, moratorias, cánones de renta especiales y hasta permisos de entrada temporeros sin costo para el cliente, transacciones que impactan los ingresos recurrentes de la renta de los edificios industriales.

“PRIDCO tiene la capacidad de reestructurar su deuda, sus obligaciones futuras reteniendo la titularidad de sus propiedades sin venderlas o ponerlas en manos privadas. Implementando una sana administración. Con la aportación profesional de cada uno de los empleados podemos llevar a PRIDCO a otro nivel; claro está sin proteger conveniencias y privilegios políticos personales, de amiguitos o de partidos. Solo beneficiaríamos la solvencia de PRIDCO y el desarrollo económico de nuestro País”, detallaron.

“De ninguna manera aceptaremos la privatización, pero si por capricho se lleva a cabo debe haber cláusulas que expongan que ningún empleado en puestos de confianza o contratista que actualmente esté involucrado en la susodicha reorganización pueda trabajar de por vida con el privatizador, ya sea como empleados o contratista”, mencionaron.

“Entendemos que entre otros intereses no relacionados a una sana administración PRIDCO será acreedor de una gran cantidad de fondos federales para la reconstrucción de las estructuras afectadas por el Huracán María por fondos federales tales como FEMA y CDBG-DR para desarrollo de nuevos proyectos. Al privatizar las operaciones evitan el tener que contratar bajo la forma y manera que establece el gobierno. Esto abre un espacio ideal para contrataciones subjetivas en beneficios de amigos del alma”, señalaron.

“Hablando claro: ‘Transparencia’ – actuar de manera accesible para que toda persona natural o jurídica, que tenga interés legítimo, pueda conocer si las actuaciones del servidor público son apegadas a la ley, a la eficiencia, a la eficacia y a la responsabilidad”, añadieron.

“Si esta no se produce como se debe, son los empleados los llamados a exigirla. Todos estamos llamados a monitorear los actos y decisiones que los funcionarios de esta administración han venido a imponer con sus decisiones y, sobre todo, en sus ejecuciones de política pública. Más aún cuando amenazan la estabilidad económica de Puerto Rico, la seguridad de empleo de todos y la estabilidad de los arrendatarios actuales y futuros de PRIDCO. Los empleados no podemos ignorar o callar este deber; reconociendo que callando nos hacemos daño a nosotros mismos y a nuestra Isla. Hoy nos toca actuar, levantar nuestra voz, conmemorando el día del Servidor Público reclamando transparencia”, manifestaron.

image_print

You must be logged in to post a comment Login