28 de Febrero de 2020

AAFAF: UPR y la Junta deciden plan de la universidad

Por el 28 de Abril de 2017

Luego de que la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) intentará hoy sin éxito aprobar el plan fiscal de la institución, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) aseguró que será la universidad y la junta de control fiscal quienes trabajarán el documento.

“Corresponde a la UPR confeccionar dicho plan. La intervención de la Aafaf se limita a asesorar y apoyar a la UPR en la preparación de su plan fiscal. De la UPR no someter un plan fiscal según solicitado por la JSF, es entonces a la JSF la que le corresponde suplir y certificar dicho documento”, indicó en la noche de hoy director de la Aafaf, Gerardo Portela, en declaraciones escritas.

Temprano en el día, y por segunda vez en el proceso, la Junta de Gobierno no logró consenso cuando llevó el plan propuesto a consideración mediante referéndum electrónico, con votación final de cinco votos en contra y cuatro votos a favor.

Mientras, durante la reunión pública del ente rector que se llevó a cabo hoy en la ciudad de Nueva York, se extendió una vez más el plazo de entrega del plan fiscal de la UPR por 30 a 45 días adicionales. Previo a esto, la universidad debía entregar en o antes del 30 de abril.

Por su parte, el presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Carlos Pérez Díaz, indicó que el próximo paso será notificarle al gobernador Ricardo Rosselló y a la junta fiscal sobre el resultado de la votación. Ante la carencia de un plan fiscal institucional, la Ley 2 de 2017 faculta a la Aafaf a que trabaje un documento de plan fiscal a ser entregado al ente financiero creado por la ley Promesa.

Sin embargo, la Aafaf reiteró hoy que “la política pública esbozada por esta administración ha sido de respeto a la autonomía de la UPR”, y por ende quedaría en manos de la institución y la junta trabajar en la versión final del plan fiscal de la universidad.

(Suministrada)

(Suministrada)

Varios sectores de la comunidad universitaria habían expresado descontento tanto con el plan fiscal como con el proceso, aludiendo a una falta de transparencia durante la discusión de los recortes presupuestarios.. En la reunión presencial de la Junta de Gobierno celebrada el jueves, 27 de abril, el representante claustral José Martínez Cruzado -quien se había expresado en contra del plan propuesto-, le reclamó a la presidenta de la UPR, Nivia Fernández, y a su equipo financiero el que no se haya divulgado la documentación utilizada para preparar el plan fiscal.

Igualmente, el representante estudiantil graduado ante la Junta de Gobierno, Gilberto Domínguez Escalera, indicó a CB en Español que su voto en contra se basó en que no consideraba responsable un plan que “dependiera tan grandemente” de pagos por la prestación de servicios al gobierno central, considerando que estos tienen un “historial nefasto de pagos a la institución”. Además, Domínguez Escalera, opinó que no existía una discusión real para elaborar un plan fiscal, al entender que no era posible alterar la propuesta que produjera Aafaf sobre los requerimientos fiscales.

El plan de Fernández partía del documento presentado por el caucus claustral de la Junta universitaria, aunque no gozaba del endoso de todos los sectores claustrales.

Por otro lado, la propuesta sí contaba con el endoso del presidente de la Junta de Gobierno, el cual describió la propuesta presentada como un “plan fiscal viable”.

“El comité de finanzas trabajó un plan para que la Universidad siguiera adelante, con las condiciones fiscales que tiene Puerto Rico. De todas formas, para el año próximo 2017-2018, la realidad es que el gobierno va a darle $149 millones a la UPR y con eso habrá que trabajar. Yo hubiera preferido un presupuesto con recortes de solo $112 millones pero no fue posible. Ante esto, se buscó que no hubiera recortes por más de $241 millones hasta el 2026. Al no aprobarse esto, ahora la Aafaf decidirá cuál será el plan fiscal de la UPR”, comentó Pérez Díaz.

A la institución académica se le requirió un plan fiscal separado al gobierno central, el cual originalmente se debía entregar el 31 de marzo. Luego, al Fernández asumir el cargo de presidenta interina, se le concedió una extensión hasta el 30 de abril. Aafaf tendría que decidir si intervendrá en la producción de un plan fiscal para la UPR, el cual podría contemplar recortes de $450 millones o $512 millones, según solicitó recientemente el agente fiscal del gobierno.

La discusión del plan fiscal comenzó el jueves en la noche en una reunión que culminó abruptamente con la toma de un grupo de estudiantes de las oficinas de presidencia. Luego del severo altercado, el presidente de la Junta de Gobierno había aludido a la posibilidad de renunciar a su cargo. Sin embargo, Pérez ha reconsiderado su postura.

“Este no es el momento de renunciar, no sólo por el plan fiscal sino por otros asuntos importantes en la UPR que hay que atender. Me quedaré hasta que se pueda dejar una junta completa en funciones. Por el momento voy a seguir”, declaró Pérez Díaz, aludiendo a las cinco vacantes en la Junta de Gobierno.

image_print

You must be logged in to post a comment Login