14 de Diciembre de 2019

Encapucharse para protestar no es un delito, pero podría serlo

Por el 2 de Mayo de 2017

En Puerto Rico, es legal encapucharse en público, sea o no para participar de una manifestación o protesta, pues el acto es visto como una forma de libertad de expresión.

“Estar encapuchado per se no es un delito. No pueden arrestar a nadie por estar encapuchado”, dijo el abogado criminalista James Reyes.

Cubrirse la cara con una máscara, disfraz o capucha se convierte en un delito menos grave cuando se utilizan para “evitar que se le descubra, reconozca o identifique en la comisión de algún delito” o para “ocultarse, evitar ser arrestado, fugarse o escaparse al ser denunciado, procesado o sentenciado de algún delito” (Artículo 248 del Código Penal).

Esto significa que los encapuchados en la manifestación del Paro Nacional estaban ejerciendo su libertad de expresión hasta que algunos de estos comenzaron a dañar propiedad ajena, fue entonces que se convirtió en un delito.

Sin embargo, una enmienda al Código Penal propuesta por el gobierno de Ricardo Rosselló podría penalizar a las personas encapuchadas que alteren o intervengan “con las actividades ordinarias en una instalación pública educativa, en una instalación de salud o en el interior de edificios de gobierno”. Con esto, las personas encapuchadas en un paro como el de la Universidad de Puerto Rico (UPR) entonces podría considerarse que cometen un delito.

Cámara enmienda el Código Penal

Para el abogado criminalista Mario Moczó, la propuesta enmienda tiene vicios de inconstitucionalidad, ya que se trata de una especie de generalización el considerar que, porque una persona está encapuchada, podría cometer un delito. Incluso afirmó que detener o interrumpir las labores en ciertas instalaciones educativas, de salud o de gobierno son “conductas permitidas” por ley.

“Estoy seguro que es inconstitucional [la enmienda] de la manera que está redactado. Es muy vago, peca de amplitud excesiva. Hay conductas que alteran o afectan esas entidades y son conductas constitucionalmente válidas”, explicó Moczó a CB en Español.

Con él coincidió Reyes, quien puso el ejemplo de las manifestaciones del movimiento Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) en Estados Unidos, en el que muchos de los que protestaban “estaban encapuchados y no arrestaban a nadie”.

Con la enmienda, Reyes consideró que lo que se pretende es “tratar de limitar de alguna forma” la libertad de expresión y “crear un perfil”, una carpeta, contra los manifestantes. “Puerto Rico y Estados Unidos tienen un largo historial de carpeteo y no tengo duda de que todavía existe. Es la forma más fácil de hacer un ‘profile’ [viendo las caras de los manifestantes]”, sostuvo.

Pero para la presidenta de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara, María Milagros Charbonier, que evaluó el Proyecto de la Cámara 743 donde se encuentra este cambio al Código Penal, la enmienda fue redactada de forma tal que cumpliera con los estándares constitucionales. 

“Como estaba en el código anterior, tenía vaguedad… [Ahora, lo que se propone] no es el mismo artículo que había antes. Define claramente las circunstancias, el tiempo, establece unos elementos necesarios”, explicó la representante a CB en Español. 

Charbonier indicó que una capucha se justifica en ciertos tipos de trabajo, como cuando se corta grama. Pero “en unas circunstancias como las de ayer [en el Paro Nacional] estar de esa manera es obvio que lo haces para evitar ser reconocido en la comisión de un delito”. 

“Si estoy en una manifestación y veo a una persona que se pone una máscara, tengo que denunciarlos”, afirmó la legisladora, que defendió penalizar a las personas que se encapuchan e interfieren con el paso de personas a instituciones gubernamentales. La capucha, agregó, “hace muy difícil la labor de la Policía de Puerto Rico para identificar”.

El P. de la C. 743 fue aprobado en la Cámara 30-16 el pasado 30 de marzo, por lo que se espera que sea considerado por el Senado en cualquier momento.

Superintendente de la Policía niega presencia de infiltrados en manifestaciones

El Código Penal, según fue aprobado en 2012, establecía que utilizar una capucha era un delito menos grave también cuando era con el propósito de “adentrarse o encontrarse y alterar o intervenir con las actividades ordinarias en una instalación pública educativa, en una instalación de salud o en el interior de edificios de gobierno”, lo cual podía penalizarse con hasta tres años de cárcel.

Luego de que se declarara inconstitucional ese inciso, el senador popular Miguel Pereira propuso en 2014 varias enmiendas al Código Penal para eliminar la pena de cárcel y catalogar de delito el uso de capuchas solo cuando se comete otro delito o cuando la persona se oculta por haber cometido un acto delictivo.

“Cuando estábamos planteando esas consideraciones, se entendió que era más beneficioso para la sociedad minimizar la consecuencia legal contra una persona por el sencillo acto de cubrirse el rostro”, explicó el senador sobre su proyecto de ley, que es la jurisdicción actual.

Sobre la enmienda del P. de la C. 743 manifestó que, “en vez de aumentar las penas, lo que tienen que hacer es buscar a ese individuo y, si estaba cometiendo un delito y se puede probar, que sufra las consecuencias”.

“Existe un mito en la penología. Ese mito es que las penas más altas son las más efectivas en cambiar la conductas que estamos penalizando. Eso no es cierto”, agregó.

  • Manifestante se interpone entre la multitud y los oficiales en un intento por evitar confrontaciones. (Limarys Suárez/CB)

image_print

You must be logged in to post a comment Login