Encapucharse para protestar no es un delito, pero podría serlo

La Legislatura evalúa una controversial enmienda al Código Penal para que los encapuchados que obstruyan labores en instalaciones educativas, de salud o del gobierno sean procesados