22 de Enero de 2020

[VÍDEO] ¿Escasea el agua embotellada en Puerto Rico?

Por el 21 de Octubre de 2017

(Jaime Rivera/CB)

A pesar que el Gobierno de Puerto Rico asegura que no existe escasez en el suplido de agua embotellada a los comercios locales, la presencia de góndolas vacías en los principales supermercados del país atestigua lo contrario. No obstante, el presidente de Club Caribe Distillers (CCD) –productores de agua embotellada Dasani y Nikini-, Alberto De La Cruz, aseguró que no existe tal escasez y que su planta continúa operando las 24 horas al día utilizando generación de electricidad a base de plantas de diésel.

Durante una visita a la planta de CCD en Cidra, CB en Español pudo constatar que las instalaciones de la planta están en operación y buen estado, a pesar de los retos que continúan enfrentando a diario.

Siendo la única planta de este tipo funcionando en estos momentos en Puerto Rico gracias a su capacidad de producir su propio dióxido de carbono (CO2), CCD asumió la responsabilidad de suplirle agua a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

“Hicimos un contrato con FEMA donde nosotros les suplimos, ellos vienen y la recogen acá. Se suplen alrededor de 17 vagones al día”, explicó el empresario quien detalló el proceso de selección de la agencia federal para utilizarlos como suplidores en sus trabajos de impacto a las comunidades afectadas por el fenómeno atmosférico.

“Ellos habían venido y nos pidieron que supliéramos botellitas, pero les sugerimos que utilizaran mejor los galones, por la conveniencia de estos de que pueden ser reusados para que las personas vayan a los oasis a suplirse de agua. Estamos dando abasto para las necesidades normales, pero se nos está haciendo difícil suplir con una emergencia como esta. Hemos visto que la gente está utilizando el agua embotellada para todo, y por esa razón crece la demanda y se reduce la disponibilidad. Antiguamente la gente iba a los oasis, pero ahora no los están utilizando”, denunció De La Cruz.

En la foto, el empresario Alberto de La Cruz, presidente de Club Caribe Distillers. (Jaime Rivera/CB)

El empresario aseguró que la venta de agua embotellada para su empresa constituye un 20% en una situación normal. Sin embargo, la emergencia ha triplicado este número a un 60%. No obstante, esta alza ha probado ser un reto para la empresa, que trabaja a todo vapor para suplir la gran demanda de agua en el país.

De La Cruz argumentó que para aliviar un poco el peso de esta demanda, el público tiene que utilizar los oasis provistos por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) e, inclusive, los dos oasis públicos que posee la empresa tanto en su planta de Cidra, como en la embotelladora de Coca-Cola en Cayey.

“Hay bastante agua embotellada para suplir hasta un 35% o 40%, pero el resto necesitamos que sea de los oasis para que entonces no haya problemas de disponibilidad. Se está importando como un 10% o un 15%, que en realidad lo que necesitamos es que un 10% o un 15% del agua que se consuma, que las personas las obtengan de los oasis, porque para eso es que están ahí”, indicó.

La fábrica cuenta con un oasis a las afueras de sus instalaciones y en Coca Cola Bottlers que ubica en Cayey. (Jaime Rivera/CB)

“Hay mucha desinformación sobre esto. Si entras a la página de AAA tienen una lista de todos los oasis certificados alrededor de la isla. Por eso es que les sugerimos los galones. La idea de eso es precisamente que FEMA pueda impactar una región con esos galones, y con estos mismos la gente puede reusarlos e ir a suplirse de agua a los oasis”, añadió al tiempo que insistió en que la utilización de oasis por parte de la ciudadanía para abastecerse, aminoraría el estrés que actualmente existe en la producción.

Asimismo, el empresario de origen cubano aseguró que se delineó una estrategia para evitar que el suplido a comercios locales se afecte por el contrato con FEMA.

Según explicó, se le suple a FEMA únicamente galones de agua Nikini, mientras que las botellas de 16 onzas de esa marca se continuarán supliendo a los supermercados. Para las caravanas de la marca que impactan toda la isla, el empresario explicó que se utilizan galones de Dasani.

Se cuatriplica la demanda por agua embotellada tras el huracán María

 

“Esta botella [galón de Dasani] la hemos puesto en todas las caravanas de Coca Cola que han visto por la isla con Tito el Bambino. Este producto ya lo teníamos, lo que hicimos fue dividir los productos para cada mercado para asegurarnos que no haya escasez de ninguno”, explicó.

“Cada caravana que hacemos repartimos 2,000 cajas de este producto. Estamos tratando de salir en estas caravanas dos veces por semana. Mañana [jueves] vamos a Barranquitas, la semana pasada fuimos a Guayama, Cataño y Yabucoa, así que lo que hacemos es ir casa por casa y a cada casa le dejamos dos galones. La visión nuestra es que se reutilicen para los oasis”, añadió.

Pero, ¿por qué una compañía como CCD toma como suya la responsabilidad de suplir al Gobierno federal con agua embotellada? De La Cruz aseguró que la mayor motivación estriba en la política de responsabilidad social que tiene la empresa con la comunidad.

(Jaime Rivera/CB)

“Tenemos la producción. Yo puedo venderle a los supermercados ese galón, pero de qué manera eso va ayudar a la persona que no tiene agua. No le va a ayudar nada. Ahora, al supermercado puedo venderle la botella chiquita, pero ahora mismo, cuando vi que FEMA estaba dándole botellitas chiquitas a la gente, pensamos en que eso no ayudaría en nada”, dijo.

De La Cruz aseguró que la compañía aún no realizado una evaluación sobre la cuantía de daños a sus instalaciones o acciones a tomar en el futuro. Según dijo, la prioridad de la empresa es continuar supliendo la demanda de agua embotellada y “enfrentar los problemas un día a la vez”.

Según datos obtenidos por CB en Español, la demanda por agua embotellada se disparó en un estimado de 376% tras el paso del ciclón más potente que se ha registrado en el Atlántico.

image_print

You must be logged in to post a comment Login