14 de Octubre de 2019

Expresidente de Cobra Energy se declara no culpable en el Tribunal Federal

Por el 25 de Septiembre de 2019

(succo/Pixabay)
(succo/Pixabay)

Twitter: @Limarys_Suarez

Justo cuando todos en Puerto Rico realizaban los preparativos para enfrentar la tormenta tropical Karen, el ahora expresidente de Cobra Energy, Donald Keith Ellison, fue arrestado en Puerto Rico y se declaró no culpable de los cargos criminales que pesan en su contra ante el magistrado federal Marcos López.

En un manejo inusual del expediente electrónico del caso criminal, se desprende que el arresto del exejecutivo de Cobra Energy ocurrió 20 días después de que se oficializara la acusación en su contra y 13 días luego de la conferencia de prensa brindada por la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez, quien hizo público los arrestos tanto de Ellison como de Jovanda Patterson y Ahsha Tribble el pasado 10 de septiembre.

El mismo lunes se celebró la vista de comparecencia inicial ante el magistrado federal López, quien le impuso una fianza de $500,000 no asegurados.

El expresidente de Cobra Energy indicó en sala a través de su abogada de defensa, Sonia Torres, que se declaraba no culpable de los ocho cargos criminales que pesan en su contra por presuntamente orquestar un fraude con los fondos de recuperación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para la reparación del servicio energético de la Isla tras el paso de los huracanes Irma y María.

El magistrado federal le indicó al acusado que tiene que buscar un empleo y tratamiento de salud mental, si es necesario, y le indicó que solo podrá viajar entre Puerto Rico y el estado de Georgia.

Acto seguido Ellison fue dejado en libertad bajo las condiciones de probatoria.

Según el pliego acusatorio, un mes y dos días después del devastador paso del huracán María por la Isla, la empresa Cobra Energy y su entonces presidente, Donald Keith Ellison lograron contratos con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que ascendieron hasta $1,800 millones mediante un presunto esquema de fraude, extorsión y soborno orquestado junto a la subdirectora de la Oficina de Recuperación de FEMA, Ahsha Tribble.

La acusación contra Ellison, Tribble y Jovanda R. Patterson alega que el trío participó de una conspiración para sobornar a funcionarios públicos, cometer actos que afectan un interés financiero, realizaron declaraciones falsas, cometieron fraude de fondos de desastre, fraude electrónico de servicios honestos y violaciones al Travel Act.

Según el registro de corporaciones del Departamento de Estado, el 13 de octubre de 2017 Cobra fue incorporada en Puerto Rico como empresa foránea y dos días después obtuvo el primer contrato con la AEE. El agente residente de Cobra Adquisitions es la empresa The Prentice Hall Corporation System, que a su vez obtiene servicios de la empresa The Fast Solution.

El 26 de marzo de 2018 Cobra Energy y la AEE firmaron un segundo contrato por $900 millones adicionales con fondos reembolsados por FEMA.

La acusación federal sostiene que a cambio de que Tribble impulsara en la AEE la contratación de los servicios de Cobra, Ellison le daba a cambio a la funcionaria federal obsequios de valor tales como un viaje en helicóptero sobre Puerto Rico en febrero de 2018, ayuda para conseguir un lugar donde vivir en Nueva York, negoció la contratación de su amiga y también acusada, Jovanda Patterson en Cobra Logistics Holdings, le compró a Tribble pasajes para viajar de Miami a Orlando y pasajes en primera clase de San Juan a Nueva York, le brindó servicios de seguridad personal y le dio acceso para utilizar una tarjeta de crédito que le pertenecía a Ellison, entre otros.

La vista de comparecencia inicial contra la administradora regional de FEMA está establecido que se celebre en o antes del 4 de octubre en el Tribunal Federal de Hato Rey. Al momento no existe hora ni día que esté precisado por el juez federal, Francisco A. Besosa, quien está a cargo de presidir el caso criminal.

Mientras, el miércoles las autoridades federales oficializaron el arresto de Patterson en Puerto Rico y la vista de comparecencia inicial fue ante el magistrado López, quien le impuso una fianza de $10,000 no asegurados.

Patterson se declaró no culpable de los tres cargos que pesan en su contra y fue representada por el licenciado, José Aguayo.

El magistrado López le permitió el miércoles a la acusada viajar alrededor de los Estados Unidos como parte de su trabajo, que aún sigue siendo con una de las subsidiarias de Cobra. Los viajes no relacionados al trabajo serán estrictamente entre el estado de Georgia y Puerto Rico.

image_print