Exsubsecretaria de HUD trabaja en empresa contratada para la recuperación en Puerto Rico

(Ricardo Rosselló/Facebook)
(Ricardo Rosselló/Facebook)

Por Vanessa Colón Almenas y Brenda León | Centro de Periodismo Investigativo

Cuando Pamela H. Patenaude anunció su salida como subsecretaria del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, en inglés) el 17 de diciembre del 2018, el entonces secretario del Departamento de la Vivienda (DV) de Puerto Rico, Fernando Gil Enseñat, y varios funcionarios locales lo lamentaron públicamente. 

Patenaude, quien fuera segunda en mando después del secretario Ben Carson, fue una importante aliada de la isla después del desastre de los huracanes Irma y María en septiembre del 2017. Por su gestión, aumentó la asignación de fondos de $11 mil millones a $20 mil millones a través de la Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario – Recuperación ante Desastres (CDBG-DR, en inglés).

Según The Washington Post, la exfuncionaria federal abogó por Puerto Rico en el proceso de acceso a la primera asignación de $1.5 mil millones de estos fondos, cuyo anuncio de disponibilidad se hizo en diciembre del 2018. 

Tres meses después de su salida de HUD, en marzo del 2019, Patenaude fue nombrada Senior Community Liaison en la compañía Innovative Emergency Management (IEM), la cual firmó un contrato de $22.2 millones el 15 de julio del 2019, con el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico con fondos de la primera asignación de CDBG-DR. 

“Espero servir en este importante rol de asesora y ayudar a facilitar los esfuerzos de recuperación a largo plazo en todo el país (Estados Unidos), incluyendo comunidades que aún se recuperan de desastres recientes en Puerto Rico, Carolina del Norte y Texas”, expuso Patenaude en un comunicado de prensa publicado en la página web de IEM relacionada a asuntos de Puerto Rico.

Se “aleja” de Puerto Rico

El Centro de Periodismo Investigativo (CPI) preguntó a IEM sobre el posible conflicto de interés y cómo se había manejado esta contratación. 

Stephanie Tennyson, directora de comunicaciones de IEM, dijo al CPI que, distinto a lo que había anunciado la exfuncionaria, Patenaude no está involucrada en el trabajo del día a día ni con la gestión de los contratos en Puerto Rico y en otros lugares. 

“Tampoco fue parte del proceso para adquirir el contrato ni estuvo asociada con ningún desembolso de fondos de recuperación de Puerto Rico”, añadió.

El escrito de la página web de IEM especifica que Patenaude trabajaría como asesora sénior en los proyectos de vivienda y recuperación de desastres. Tennyson, por su parte, reconoció que la exfuncionaria federal sí es consultora de IEM y que asesora a los altos ejecutivos de la firma en “buenas prácticas”, pero no brindó más detalles.

Tennyson hizo énfasis en que “Patenaude consultó – y continuará consultando – con abogados privados y de la división legal del Departamento de Ética de HUD para asegurarse de que va más allá de lo que exige la ley, el reglamento y la Orden Ejecutiva” con relación a las restricciones que le aplican después de haber culminado su rol como subsecretaria de HUD. 

Patenaude laboraría junto a las personas interesadas, representantes electos, funcionarios de agencias estatales y sobrevivientes de los desastres en buscar soluciones de vivienda, según la página web de la IEM

La Oficina de Ética Gubernamental (OGE, en inglés) en Estados Unidos generalmente prohíbe a exempleados de alto nivel tener contacto con empleados de su antiguo trabajo a nombre de otra persona o entidad, con relación a cualquier asunto oficial. Podría, igual, prohibirles que tengan contacto con ciertos oficiales de otras agencias. 

Tennyson añadió que IEM se asegura de “cumplir con las regulaciones éticas que le apliquen en contrataciones, incluyendo la de Patenaude”.

IEM resaltó que Patenaude cuenta con más de 37 años de experiencia en el servicio público y manejo de organizaciones sin fines de lucro. En Estados Unidos, es reconocida como experta en el campo de la vivienda y la recuperación de desastres.

Gil Enseñat dice que no sabía que Patenaude trabajaba para IEM

En Puerto Rico, los fondos CDBG-DR – destinados a asistir en caso de desastre a la recuperación a largo plazo, en las áreas de vivienda, restauración de la infraestructura y la revitalización económica – son administrados por Vivienda. Hasta el pasado 19 de enero Gil Enseñat fue el secretario de Vivienda y principal portavoz del manejo de estos fondos. 

Gil Enseñat aseguró al CPI que no tenía conocimiento de que Patenaude ahora trabaja con IEM, cuyo contrato se extiende por tres años. El exfuncionario reconoció que mantenía una relación de amistad con ella.

“Yo sí he hablado con ella, pero su contacto conmigo no ha sido referente a nada de trabajo. Es más personal”, señaló Gil Enseñat al CPI a finales de noviembre pasado. 

Cuando la exsubsecretaria de HUD anunció su renuncia, él ensalzó en un tuit su figura “como amiga, madre, esposa y funcionaria pública”. Expresó que los puertorriqueños siempre “estarán en deuda” por su “sincero esfuerzo” para ayudar en la reconstrucción de la isla.

“Si es un contrato que ella tiene con un ente privado, ella debe conocer obviamente sus leyes éticas”, dijo Gil Enseñat al CPI. 

Al cierre de esta edición el CPI intentó comunicarse con Patenaude sin éxito.

IEM y otras tres compañías ganaron la subasta con Vivienda por tres años como gerentes de los programas “Asesoría de Vivienda” y “Reparación, Reconstrucción o Reubicación” (R3), además de apoyar al DV en la administración y ejecución de los mismos. El programa R3 reparará viviendas que fueron afectadas significativamente  por los huracanes. La cantidad máxima en reparaciones para cada casa es de $60 mil. Para la reconstrucción o reubicación se adjudicará hasta un máximo de $185 mil, dependiendo del tamaño de la vivienda. 

En noviembre del 2018, IEM sometió su propuesta con la que obtuvo el contrato para trabajar en la región de Mayagüez.

Las otras compañías beneficiadas por esta subvención son Alliance for the Recovery of Puerto Rico ($22.6 millones), ICF Incorporated, LLC ($25 millones) y Aecom Technical Services ($22.2 millones).

HUD: “Todos los empleados están sujetos a Ética”

Al cuestionarle a HUD si Patenaude obtuvo una dispensa ética ante estas circunstancias, el funcionario de la oficina de Asuntos Públicos, Jereon M. Brown, dijo en declaraciones escritas que “todos los empleados están informados sobre las reglas de la Oficina de Ética Gubernamental de EE.UU. después de que dejan el trabajo en HUD, además de que están sujetos a ellas”. Evadió contestar si la exfuncionaria recibió el visto bueno para ser contratada por la compañía IEM.

A un exempleado federal se le puede prohibir “que acepte una compensación de un contratista si el exempleado desempeñó un cargo en el Gobierno o tomó una decisión gubernamental que involucre más de $10,000,000 entregados a ese contratista”. 

Brown dijo que HUD no participa en la selección y otorgación de contratos de sus beneficiarios. En este caso, el beneficiario es el Gobierno de Puerto Rico, que ha delegado la función de administrar los fondos CDBG-DR a Vivienda. 

A su vez Vivienda contrató los servicios de la compañía IEM, que ya había contratado a Patenaude. 

HUD revisa las políticas de contratación de Vivienda para determinar si son competentes, según Brown. Vivienda es la agencia responsable de seleccionar y supervisar los contratos en los que se utilizan los fondos CDBG-DR. Además, debe mantener una página web pública con todos los contratos y compras en los que se utilicen estos fondos.

El último informe financiero de Patenaude a Ética Gubernamental cumplió con los reglamentos y leyes aplicables, según determinaron tres oficiales en febrero del 2019. 

La renuncia de la funcionaria fue efectiva el 17 de enero del 2019.

La “champion” de Puerto Rico

Según la comisionada residente Jenniffer González, Patenaude ayudó a “derribar barreras administrativas” para que Puerto Rico recibiera los primeros fondos CDBG-DR. En varias ocasiones, González la describió como la “champion” más importante con la que contaba el País en HUD. 

En su tercera visita a la isla, en febrero del 2018, tras los huracanes Irma y María, Patenaude anunció el acceso a los primeros fondos CDBG-DR en una conferencia de prensa en La Fortaleza, junto al entonces gobernante Ricardo Rosselló y la Comisionada residente. 

Dos meses después, llegó hasta el barrio San Isidro, en Canóvanas. Rodeada de casas techadas con toldos azules y un séquito más abultado de funcionarios, anunció la cifra récord de $18.5 mil millones en fondos de recuperación. 

Luego, en el primer aniversario del huracán María, el secretario Ben Carson y Rosselló firmaron el acuerdo final para tener acceso a esos fondos. Patenaude estuvo presente en la firma junto a la Comisionada residente y Gil Enseñat.

González y Gil Enseñat han dicho que Patenaude visitó el país más de 10 veces. Según información pública recopilada por el CPI, estuvo al menos siete veces. Se reunió con empleados de la oficina de HUD en Puerto Rico, además de alcaldes, organizaciones sin fines de lucro, personal del Banco Popular y en repetidas ocasiones con representantes de la industria de la vivienda. Se tomó fotos en el muelle de Humacao y en un colmado en Santurce con un plato de alcapurrias, las conocidas frituras de la gastronomía puertorriqueña.

Fue oradora en las convenciones de la Asociación de Banqueros Hipotecarios y la Asociación de Constructores de Puerto Rico y en una actividad de la National Association of Hispanic Real Estate Professionals.

“Quiero ser recordada como una defensora de Puerto Rico, como la persona que luchó por ello”, dijo en una charla que dio en la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, después de su salida de HUD.

Lento el desembolso de dinero de reconstrucción CDBG-DR

Han pasado más de dos años del paso del huracán María por la isla y todavía más de 20,000 familias viven bajo la sombra de un toldo azul en sus casas. El panorama ha empeorado tras los temblores que se suscitan en la isla desde el 28 de diciembre del 2019.

El 1ro de febrero de 2020 se cumplieron dos años desde que se anunciaron los $1.5 mil millones en fondos CDBG-DR por primera vez. Solo se han gastado casi $11 millones, según datos de HUD hasta diciembre del 2019, lo que representa casi un 1%. Al programa “Reparación, Reconstrucción o Reubicación”, se le asignaron $826 millones de los cuales $6 millones (casi 1%) se encuentran bajo el renglón de “program fund drawn”, o sea, que ya han sido transferidos del Departamento del Tesoro a las cuentas bancarias del Gobierno de Puerto Rico.