21 de Septiembre de 2019

Familia de Patillas demanda a Sunnova por defectos en sus paneles

Por el 9 de Febrero de 2018

Una pareja de Patillas demandó a la compañía de energía solar Sunnova por defectos en su producto después de que uno de sus paneles solares se desprendiera durante el paso del huracán María y lesionara a su hija, dejándola permanentemente discapacitada.

La pareja, Michele y William White, y su hija, Ashley, solicitan que Sunnova les pague unos $22 millones por causarles angustia física y emocional.

La familia afirma que Sunnova sabía que sus paneles solares contienen químicos tóxicos que pueden ocasionar serios riesgos a la salud de las personas y animales expuestos a ellos, según reza la demanda presentada ayer, jueves.

Piden $22 millones debido a que la hija de la pareja sufrió lesiones severas luego de que un panel se desprendiera durante el huracán María.

El 20 de septiembre de 2017, Ashley White estaba en su casa cuando uno de los paneles del sistema de paneles solares del hogar se desprendió, voló y atravesó una de las ventanas. El panel le cortó el cuello y varias arterias, incluida la yugular exterior así como varios músculos. Las heridas causaron que Ashley sangrara profusamente hasta el punto de exponerla a la muerte.

El panel que entró por la ventana de la casa se hizo añicos por lo que Ashley y su familia quedaron expuestos a sustancias químicas peligrosas que se propagaron por el hogar y el entorno de la familia y sus animales.

Los padres de Ashley, ambos veteranos de guerra, comenzaron a trabajar juntos frenéticamente para tratar de detener el sangrado.

Con la ayuda de un vecino, la Policía y un trabajador municipal, Ashley fue llevara al CDT de Patillas, donde personal médico no pudo ayudarla debido a la gravedad de sus heridas. El alcalde de Patillas, con sus brigadas, despejó una carretera hacia Guayama para que una ambulancia llevara a Ashley al Hospital Menonita donde fue atendida.

Ashley, sin embargo, fue diagnosticada con una lesión del plexo braquial, así como una lesión cerebral traumática, síndrome post conmoción cerebral, pérdida de memoria, incapacidad para concentrarse y problemas cognitivos permanentes. Aunque ha recibido terapia física, el incidente la dejó sin movilidad en el lado izquierdo del cuerpo.

La demanda dice que Sunnova sabía o debía haber sabido que su sistema de paneles solares estaba diseñado, fabricado, instalado y mantenido de forma defectuosa y que el mismo es peligroso.

Después de ser informado sobre el incidente, “Sunnova no hizo ningún esfuerzo para recuperar, descontaminar o advertir sobre la existencia y los efectos de sustancias químicas peligrosas” en sus paneles. “La exposición a dichas sustancias químicas peligrosas puede ocasionar efectos conocidos y desconocidos que requieren atención médica para los demandantes”, reza la demanda.

A través de su portavoz, Kelsey Smith, Sunnova no quiso emitir comentarios sobre la demanda. El sitio web de Sunnova, sin embargo, dice que sus paneles solares están construidos para durar décadas y que “incluso pueden soportar huracanes”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login