29 de Octubre de 2020

Funcionarios estadounidenses solicitan políticas para hacer crecer la economía de Puerto Rico

Por el 27 de Agosto de 2016

SAN JUAN – En una carta con fecha del viernes 26 de agosto, el secretario del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos Jacob Lew, y la secretaria de Salud Sylvia Burwell, instaron al senador Orrin Hatch (R-Utah) y al Grupo de Trabajo del Congreso para el Crecimiento Económico de Puerto Rico que actúen con premura en la implementación de políticas que pueden estimular el desarrollo económico de la isla.

Nuevamente los funcionarios de la administración de Barack Obama creen que es imperativo que el Congreso aborde dos asuntos fundamentales: el inadecuado financiamiento federal de salud en Puerto Rico, en particular para Medicaid, y los incentivos que fomentan el crecimiento en el mercado laboral, según indica la carta.

Lograr la paridad de Medicaid

En cuanto a la salud, subrayan que “el programa Medicaid de Puerto Rico debe ser reformado para aumentar el nivel de cuidado de salud, reforzar la integridad del programa, prevenir que el financiamiento inestable de Medicaid exacerbe la crisis económica de Puerto Rico, y evitar una merma en la cubierta cuando caduquen los fondos otorgados una sola vez [por la Ley de Cuidado de Salud Asequible]”, dice la carta.

Por ejemplo, la administración de Obama está solicitando que se elimine el tope en el programa Medicaid de Puerto Rico y que gradualmente aumente la paridad del programa federal Medicaid en la isla. Además, recomiendan fortalecer los servicios de cuidado de salud a largo plazo de fortalecimiento —lo cual atenderá las necesidades de los participantes del programa Medicaid en Puerto Rico a la vez que se crean empleos.

“Cualquier propuesta seria para el futuro crecimiento [económico] de Puerto Rico comienza atendiendo a las insuficiencias de tratamiento que se le da a Puerto Rico en el programa de Medicaid”, lee la carta, que también advierte sobre la posibilidad de perder, tan pronto como en diciembre de 2017, los fondos otorgados en una partida única que son provistos por la Ley de Cuidado de Salud Asequible. Como resultado, hasta 900,000 residentes de Puerto Rico podrían perder su cubierta de salud, indican los funcionarios.

La pérdida de estos fondos “creará una interrupción en el flujo de efectivo y afectará las operaciones de los proveedores que participan en el programa de seguro médico del ELA, impidiendo que todos los grupos de edad tengan acceso al cuidado de salud”, además dice la carta. Por otra parte, el deterioro de los servicios de salud es “especialmente preocupante dado la amenaza del Zika para la salud pública”.

Empuje para el crecimiento económico

En la carta, los funcionarios solicitan concederle a Puerto Rico acceso al crédito contributivo por ingreso devengado (EITC por sus siglas en inglés), “una de las más poderosas herramientas de política” para impulsar el crecimiento económico e incentivar el trabajo, sobre todo en una isla con una de las tasas de participación laboral más bajas en cualquier lugar del mundo, aproximadamente un 40%.

(Getty Images /Christopher Gregory)

La carta discute medidas para incentivar el mercado laboral de Puerto Rico. (Getty Images /Christopher Gregory)

“Un EITC financiado por el gobierno federal y administrado localmente crearía incentivos para el trabajo y aumentaría la participación en la economía formal. Adoptar un EITC administrado localmente y consistente con la propuesta presupuestaria del presidente sacaría a 54,000 puertorriqueños de la pobreza y aumentaría el producto nacional bruto de Puerto Rico en $ 1,005 mil millones o el 1.5 % “, lee el documento, que también indica que un crédito contributivo expandido por hijos también podría complementar estos esfuerzos.

Además es vital que el ELA mejore la forma en que marca, mide y monitorea el crecimiento económico. Por lo tanto, los funcionarios están recomendando que la Oficina del Censo de Estados Unidos explore la posibilidad de incluir a Puerto Rico en su estudio de población actual y el censo de los gobiernos —ambos son fuentes primarias de información laboral y gubernamental en los Estados Unidos— y que el Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas incluya la isla en sus encuestas.

“Sin embargo, esto es solo un primer paso: actualizar las metodologías estadísticas de Puerto Rico e incluir a Puerto Rico en otros conjuntos de datos es esencial”, dice la misiva.

Por último, la administración de Obama está instando que se aceleren y se mejoren las iniciativas federales existentes en áreas como la industria aeroespacial, los servicios de exportación, la información, la biotecnología, los productos farmacéuticos, los dispositivos médicos, la agricultura, la infraestructura y la manufactura.

A finales del mes pasado, el senador Hatch fue nombrado presidente del Grupo de Trabajo del Congreso para el Crecimiento Económico en Puerto Rico, un comité bipartidista de ocho integrantes que incluye legisladores de ambas cámaras. El grupo informará al Congreso dentro de los primeros 15 días de septiembre y presentará un informe antes del 31 de diciembre con sus conclusiones, de acuerdo con la Ley para la Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa por sus siglas en inglés).

“Esperamos que el Grupo de Trabajo examine y considere una serie de propuestas adicionales mientras trabaja para recomendar cambios en las leyes y programas federales que estimularían el crecimiento económico sostenible a largo plazo, fomentarían la creación de empleos, reducirían la pobreza infantil y atraerían inversiones a Puerto Rico”, concluye diciendo la carta.

image_print

You must be logged in to post a comment Login