18 de Julio de 2019

[VIDEO] Futuro del Banco Gubernamental de Fomento sujeto a plan fiscal

Por el 26 de Enero de 2017

La falta de un plan fiscal en el gobierno de Puerto Rico que determine qué pasará con la deuda de $6,500 millones que tienen las agencias y corporaciones públicas con el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) es uno de los mayores retos para determinar el futuro del otrora agente fiscal del ELA.

De acuerdo a cómo se atienda la deuda dentro del plan fiscal del gobierno -que pudiera incluir un recorte o hasta su eliminación- entonces se abrirá la puerta para conocer el panorama del banco, a juicio del nuevo presidente del BGF, Christian Sobrino.

“Al tener una cartera de financiamiento público y municipal, [el futuro] va a depender mucho de lo que se determine en el plan fiscal. Cualquier repago o recorte que se la haga al banco tendrá que estar incluido ahí”, precisó el funcionario, quien añadió que se revalorizará esta cartera de préstamos otorgados a agencias, corporaciones públicas y municipios.

Por otro lado, aunque el BGF trabaja en su propio plan según solicitó la junta de control fiscal de Promesa, Sobrino indicó que aún discute con la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) si se entregará como parte del plan fiscal del gobierno central o si será presentado individualmente. Aseguró que se trabaja en “establecer una estrategia fiscal y de acción para el BGF” y advirtió de la complejidad de presentar “un escenario responsable” para la entidad.

Con una liquidez por debajo de los $200 millones, el también asesor de desarrollo económico del gobernador Ricardo Rosselló indicó que el banco solo desembolsa “transacciones internas”, según el estado de derecho vigente. Sobrino anticipó que, antes de finalizar el mes, entrarán en función los nuevos comités de liquidez y desembolsos que determinarán -según los criterios de prioridad que establezcan estos grupos de trabajo- qué depósitos seguirá honrando el BGF de manera que se proteja “la longevidad del banco”.

Para el nuevo presidente del BGF, la determinación sobre lo que ocurrirá con el BGF es una complicada debido a las posibles repercusiones que tendría cualquier decisión sobre el resto del gobierno. Esto incluye el riesgo que corren los más de $9,000 millones en depósitos públicos pertenecientes a municipios y otras entidades que permanecen congelados en el banco.

Aunque reconoce que la institución comenzó a enfrentar dificultades desde mediados de la década del 2000, Sobrino asegura que durante la pasada administración la entidad fue “un barco sin capitán y con el timón suelto”.

¿Qué hace el BGF actualmente?

A pesar de haber perdido la mayoría de sus funciones clave, la institución mantiene su división de financiamiento municipal y ciertas operaciones bancarias relacionadas a los desembolsos limitados que aún debe realizar el BGF, el cual cuenta con alrededor de 150 empleados.

Según Sobrino, la entidad “cerró su tesorería”, mientras que “su enfoque ahora mismo es apoyar al grupo de AAFAF”. Este último funge como agente fiscal del ELA y tiene a su haber negociar la deuda de Puerto Rico y velar que toda entidad gubernamental cumpla con Promesa.

En cuanto a su gasto operacional, el funcionario indicó que se trabaja en cumplir con la orden ejecutiva de recortes firmada por el gobernador Rosselló. Añadió que el BGF continúa recibiendo unos $11 millones mensuales, según el presupuesto vigente. No obstante, este no ha sido el caso con el dinero del impuesto a los derivados de petróleo conocido como la crudita.

(Juan J. Rodríguez/CB)

Para el nuevo presidente del BGF, la determinación sobre lo que ocurrirá con el BGF es una complicada. (Juan J. Rodríguez/CB)

“No se ha recibido y mi entender es que no se estaban desembolsando bajo la administración previa”, sostuvo Sobrino. La Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) debe transferir al BGF el excedente producto de ciertos ingresos generados por la crudita como parte de la deuda de casi $2,000 millones que sostiene la autoridad con el banco. Esto inyectaría alrededor de $11 millones adicionales cada mes, según estimados provistos bajo la pasada administración.

Otra medida para levantar liquidez en el banco fue buscar compradores para varias de las propiedades del BGF. No obstante, el nuevo presidente aseguró no tener ninguna oferta en la mesa como tampoco alguna transacción próxima a completarse, aunque dejó la puerta abierta para evaluar junto a la AAFAF cualquier propuesta a estos efectos.

Estas ofertas también serían presentadas a la junta del BGF, la cual está actualmente compuesta por tres miembros: Carlos Bonilla, Joey Cancel y Rafael Vélez. Los nuevos directores “serán anunciados en su momento”, indicó el presidente de la entidad.

Sobre la asesoría externa, el BGF utiliza los asesores de AAFAF, Dentons y Rothschild, aunque “en la medida que tengamos intereses encontrados y tenemos que buscar a alguien diferente pues lo hacemos”, dijo el funcionario.

Canales abiertos con acreedores del BGF

En cuanto a la deuda del banco, la cual asciende a casi $4,000 millones, Sobrino indicó que los canales de comunicación permanecen abiertos con sus acreedores, incluyendo el grupo ad hoc del BGF -compuesto por fondos de cobertura- y las cooperativas del país.

Ambos grupos de acreedores sostuvieron negociaciones con la pasada administración que resultaron en ciertos acuerdos sobre la deuda del BGF. No obstante, tras la firma de la ley Promesa y la demanda incoada por el grupo ad hoc en contra del gobierno, las negociaciones entre acreedores y el BGF no continuaron.

Sobre la transacción propuesta por el grupo ad hoc del BGF, y aceptada en principio por la entidad, el director de AAFAF, Gerardo Portela, indicó a Caribbean Business que la administración está abierta “a escuchar todos los términos y condiciones que ellos hayan ofrecido en el pasado y si han cambiado en algo”. No obstante, advirtió que antes deberá finalizarse el plan fiscal para poder negociar “contundentemente”.

En torno al acuerdo logrado con un grupo de cooperativas que aplazó por un año el pago de deuda que debían recibir el pasado mes de mayo, Sobrino no precisó si se estará cumpliendo con este, mientras se evalúan “las opciones que tenemos sobre la mesa”.

¿Quién es es Christian Sobrino?

Sobrino realizó sus estudios de bachillerato en Boston College. Regresó a Puerto Rico a completar un juris doctor en la Universidad de Puerto Rico, al mismo tiempo que trabajó en varios bufetes, incluyendo O’Neill & Borges, principalmente en el área de derecho corporativo. También trabajó en Pietrantoni, Méndez & Álvarez (PMA) y como “in-house counsel” de una farmacéutica.

“En cuanto al gobierno, mi comienzo es en la campaña del ex gobernador Luis Fortuño, donde trabajé en el comité de plataforma. Él no ganó y pues sigo trabajando en PMA y luego la farmacéutica. Cuando el [gobernador] Dr. Rosselló comienza el Plan para Puerto Rico, me invitan a unirme y no miré para atrás. Ahí trabajé en el Plan para Puerto Rico”, recordó el nuevo presidente del BGF.

image_print

You must be logged in to post a comment Login