21 de Octubre de 2018

GAO: Cerca del 4% de los trabajadores en Puerto Rico se verán afectados por regla de horas extras

Por el 1 de Octubre de 2018
image_pdfimage_print

Cerca del 4.5 por ciento de la fuerza laboral de Puerto Rico se habría visto afectada más por la Regla de Horas Extras que en los estados, lo que impactó a aproximadamente el 2.6 por ciento de la fuerza de trabajo, según un análisis realizado por la Oficina del Contralor de Estados Unidos (GAO, en inglés) durante el fin de semana.

La Regla de Horas Extras de 2016 elevó el límite del salario en el cual los trabajadores de cuello blanco están exentos del pago de horas extras de $23,660 a $47,476. El Departamento del Trabajo federal (DOL, en inglés), en ese momento, estimó que otros 4.2 millones de trabajadores ejecutivos, administrativos y profesionales que ganan por encima del límite anterior, pero por debajo del nuevo, tendrán derecho al pago de horas extras. La regla no cubre a Puerto Rico.

En el análisis de la Regla de Horas Extras para Puerto Rico hecha por el GAO, la oficina estimó que aproximadamente 47,250 (aproximadamente 4.5 por ciento) de 1.06 millones de trabajadores asalariados en Puerto Rico se habrían visto directamente afectados.

Sin embargo, la falta de datos de la Encuesta de la Población Actual (CPS, en inglés) en Puerto Rico y los efectos del huracán Maria dificultan la capacidad de la entidad federal de evaluar completamente el efecto potencial de la Regla de Horas Extras de 2016 en Puerto Rico. En cambio, el GAO utilizó los datos de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (ACS, en inglés) de 5 años de 2015 para estimar el impacto de la Regla de Horas Extras en Puerto Rico.

Informe señala que Puerto Rico se acerca a la recuperación económica

“Los datos de empleo de ACS carecen de múltiples variables disponibles en el CPS; por lo tanto, estábamos limitados en lo que podíamos estimar. Por ejemplo, (Departamento del Trabajo) la estimación del DOL para los estados incluía la transferencia de riqueza de los patronos a los empleados, lo cual es importante para entender los efectos económicos de la Regla de Horas Extras de 2016,” dijo el GAO.

“Nuestro análisis estima que el impacto de la Regla de Horas Extras de 2016 en Puerto Rico se habría concentrado en gran medida en cuatro industrias: educación y servicios de salud, comercio mayorista y minorista, administración pública y actividades financieras. Estimamos que en estas cuatro industrias aproximadamente el 76 por ciento (aproximadamente 36,000) de nuestros cerca de 47,250 trabajadores en total se habrían visto directamente afectados. La industria más grande directamente afectado de la educación y los servicios de salud representan aproximadamente el 43 por ciento (aproximadamente 20,000) de este total”, dice el estudio del GAO.

Sin embargo, los patronos en los estados y en Puerto Rico podrían responder a los cambios en las regulaciones de horas extras basadas en el salario y el horario de trabajo actual del empleado al: no hacer cambios, pagar horas extras, aumentar los salarios, o ajustar horas trabajadas.

“En su análisis del impacto de la Regla de Horas Extras 2016 en los estados, el DOL estimó que el mayor impacto sería una transferencia agregada de ingresos de los patronos a los empleados, lo que se consideraría positivo para algunos empleados (por ejemplo, un aumento en el pago, menos horas por el mismo salario, o nuevas contrataciones) y una negativa para los demás (por ejemplo, los patronos en nuestros grupos de discusión facilitados dijeron que tendrían despidos, moverían a los empleados de ser asalariados a ser por hora o menores montos de beneficios)”, indicó el GAO.

A través de grupos de discusión, el GAO también aprendió que las respuestas de los patronos a la Regla de Horas Extras de 2016 pueden diferir según la industria. “Los patronos en 3 de 10 grupos de discusión de la industria dijeron que podrían absorber algunos de los costos más altos asociados con un aumento en el límite de la Regla de Horas Extras. Por ejemplo, algunos fabricantes nos dijeron que no sería difícil para sus negocios absorber estos costos adicionales, particularmente si el límite salarial se encontraba en un nivel algo inferior. Del mismo modo, algunos patronos de hoteles nos dijeron que podrían absorber los costos asociados con el cambio en sus muchas ubicaciones de hoteles, pero otros dijeron que tal vez no puedan asimilar el aumento del límite.”

“Los patronos de hospitales que participaron en nuestros grupos de discusión facilitados nos dijeron que tienen márgenes más bajos y enfrentan amenazas de cierre incluso sin el aumento del límite. Algunos patronos de restaurantes y hoteles que participaron en nuestros grupos de discusión dijeron que es posible que no puedan transferir los costos de mano de obra asociados a los consumidores; algunos tendrían que exigir que los trabajadores exentos trabajen más horas y reduzcan el número de empleados u horas a tiempo completo”, señaló el GAO.

Estudio revela contratos para reconstruir a Puerto Rico fueron mayormente otorgados a empresas en EE.UU.

Los patronos podrían responder ajustando al personal si la Regla de Horas Extras de 2016 entra en vigencia, pero los impactos a los patronos pueden ser limitados y la fuerza laboral podría beneficiarse del cambio de la Regla de Horas Extras de 2016, según las entrevistas realizadas por el GAO.

Un economista le dijo al GAO que en lugar de tener dos empleados que trabajen 60 horas cada uno, un empleador podría contratar a un tercer empleado para que cada uno trabaje 40 horas. Además, expresó que un aumento en el límite no sería tan oneroso para las empresas, porque los salarios de los empleados han aumentado por encima del límite salarial actual de horas extras.

Un representante de la fuerza laboral sugirió que la Regla de Horas Extras de 2016 tendría un impacto mínimo porque muy pocos trabajadores en Puerto Rico ganan lo suficiente para alcanzar el límite de salario de 2004.

“Además, un economista dijo que bajo el límite actual, los trabajadores trabajan horas excesivas y no tienen el mismo poder de negociación. Un aumento en el límite de horas extras mejoraría estas terribles condiciones laborales. Específicamente, expresó que implementar la Regla de Horas Extras de 2016 alentaría a las empresas a contratar más trabajadores, proporcionarles a los empleados más poder de negociación y ayudar a prevenir la explotación de los trabajadores”, dice el estudio del GAO.